Maduro, junto a un grupo de militares

Maduro, junto a un grupo de militares Reuters

América

Maduro avisa contra "la guerra psicológica": "No entrará ni un soldado invasor"

"Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, nadie, se lo aseguro", ha dicho el mandatario en un encuentro con intelectuales que lo apoyan.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este martes que en su país no entrarán soldados invasores y rechazó la "campaña de guerra psicológica" según la cual, dijo, es inminente una intervención extranjera.

"Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, nadie, se lo aseguro, ni un soldado invasor, venga de donde venga, así se los aseguro como comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que soy", dijo el mandatario, que no es reconocido como tal por numerosos países de América y Europa.

El líder chavista acusó directamente a Estados Unidos de estar detrás de un plan de intervención extranjera en su país en alianza con el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, que tampoco le reconoce como presidente legítimo por haber obtenido su reelección en unos comicios que tacha de fraudulentos.

"Es una locura, señor (presidente de EE.UU.) Donald Trump pensar siquiera que usted va a mandar su Ejército a esta tierra que tiene quien la defienda", prosiguió.

Maduro denunció que existe una "guerra psicológica anormal" en medio de la cual se han difundido rumores en los últimos días en las redes sociales sobre presuntas invasiones al territorio venezolano por parte de ejércitos extranjeros.

"En Venezuela no va a haber intervención, golpe de Estado consolidado, ni guerra", remarcó.

Maduro aseguró también que su Administración le está "ganando la partida" a los gobiernos que reconocen al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela y a los países americanos que forman el Grupo de Lima y son críticos del chavismo.

La reunión de emergencia de ese grupo terminó este lunes en Ottawa con el compromiso de sus integrantes de no considerar la opción militar para forzar la salida de Maduro y con una petición a otros países para que aumenten la presión económica sobre su Gobierno.

Sin embargo, Maduro acusa a esta alianza de naciones de estar detrás de planes intervencionistas. por lo que, aseguró, los militares venezolanos han estudiado todos los escenarios para defender a la llamada revolución bolivariana.