Pablo Echenique y los ministros Reyes Maroto, Luis Planas y Teresa Ribera en la sesión de apertura de la XIV Legislatura.

Pablo Echenique y los ministros Reyes Maroto, Luis Planas y Teresa Ribera en la sesión de apertura de la XIV Legislatura. Efe

Política Podemos

Echenique borra 8.800 de sus 9.000 tuits cuando vuelve a sonar su nombre como ministrable

En su cuenta ya no pueden leerse comentarios anteriores al 10-N y no hay una sola mención a Sánchez o al PSOE.

Noticias relacionadas

Pablo Echenique ha cortado por lo sano en su cuenta en Twitter. De los más de 9.000 tuits que tenía apenas quedan 200. El diputado ha recuperado sus opciones para ser ministro impulsado por la última y todavía vigente polvareda en Podemos a cuenta de las revelaciones de su exempleado José Manuel Calvente, cuya mayor víctima hasta la fecha es Irene Montero

El borrado en redes sociales es una buena opción para aquellos que alcancen o crean poder alcanzar un puesto destacado en el gobierno. En el caso de Echenique, si bien sus mayores polémicas ya están documentadas, parece que con mayor motivo: Twitter ha sido estos últimos años su principal canal de comunicación, en el que se ha caracterizado por un tono duro.

Cualquiera que visite su cuenta en este momento, sin embargo, sólo sabrá del Echenique post 10-N y no leerá -porque no la hay- mención al PSOE o a Pedro Sánchez: sólo hay espacio para cuestiones propias de Podemos, retuits a afines y alguna crítica aislada al PP. El Echenique tras el abrazo entre Sánchez y Pablo Iglesias no se mete en charcos ni apenas da titulares.

Sube Echenique, baja Montero

Por tanto, ya no es posible consultar las críticas que lanzó a los socialistas durante la negociación la pasada legislatura, marcada por reproches y filtraciones que acabaron desbaratando la coalición. El 18 de septiembre, por ejemplo, comparó al presidente en funciones con un kamikaze: "Un conductor va en dirección contraria por la autopista. Escucha en la radio: 'Alerta. Un coche a alta velocidad en dirección contraria por la AP-68'. '¿Uno?', replica a la radio. '¡Pero si van TODOS al revés!'. Pedro Sánchez es hoy el conductor del chiste". El tuit es uno de los eliminados.

Este tono alejaba sus opciones de ostentar una cartera, pero los últimos acontecimientos y este aparente lavado de imagen acompañado de silencio, al contrario que en verano, le devuelven a la terna. En paralelo, Montero, a la que ninguna de las partes parecía discutir en un hipotético futuro Consejo de Ministros, pierde fuerza, salpicada por la denuncia de su exescolta por "trato discriminatorio".

Esta percepción no pasa inadvertida para Sánchez, consciente del contrapeso que podría suponer en el seno de su propio gabinete la pareja Iglesias-Montero. En cualquier caso, no es el equipo lo que más preocupa en Moncloa en este momento, pendiente de la evolución de los contactos con ERC para la investidura. El nuevo Echenique, más institucional, no se ha pronunciado al respecto.