Albert Rivera, de mitin en la plaza de Chamberí de Madrid.

Albert Rivera, de mitin en la plaza de Chamberí de Madrid. E.E.

Política ELECCIONES 26-M

La promesa de Rivera: "Por cada euro de IRPF que suba Sánchez, Cs lo bajará en el tramo autonómico"

El lider de Cs pide el voto el 26-M para ser "el retén de las libertades, la resistencia de la igualdad, y el proyecto de la unión" en CCAA, Ayuntamientos y la UE.

Este domingo, Ciudadanos presentaba su equipo para las elecciones europeas en Madrid, en la plaza de Chamberí. Y en el acto, que reunía a Albert Rivera con su cabeza de lista, Luis Garicano, y los candidatos a la alcaldía, Begoña Villacís, y a la Comunidad, Ignacio Aguado, el presidente de Cs hizo una promesa solemne: "Por cada euro que suba Sánchez en su sablazo fiscal al IRPF, yo me comprometo a que Ciudadanos lo baje en el tramo autonómico".

Quería el líder naranja demostrar que "si las elecciones del 28 de abril eran importantes, las del 26 de mayo pueden ser clave si conseguimos gobernar". La clave para Rivera es que "el proyecto que nació en Cataluña, y luego fue un partido incipiente a nivel nacional, es ahora ya un partido de gobierno". El presidente de Cs insistió en que "nos jugamos el futuro" el 26 de mayo y que no quiere "que sigamos pensando en Puigdemont, Torra o las imposiciones de Pablo Iglesias, sino en las familias y los que quieren crear empleo".

Para eso, Ciudadanos plantea ser "el retén de las libertades, la resistencia de la igualdad, y el proyecto de la unión". Junto a Aguado y Villacís, coincidió en que Ciudadanos es "el verdadero voto útil" del centro liberal. "Somos el partido liberal en Europa y tenemos que convencer a los conservadores y a los socialistas de que hay que hacer las cosas de otra manera".

Begoña Villacís, de mitin en la plaza de Chamberí de Madrid.

Begoña Villacís, de mitin en la plaza de Chamberí de Madrid. E.E.

Rivera reivindicó "los valores del frontispicio democrático, que deben estar grabados a fuego y siempre presentes" para frenar los "sablazos fiscales y las concesiones a los populistas". El líder de Cs dijo que "la gente quiere que gobernemos", y por eso prometió que no tiene vértigo: "Eso es para los que miran abajo, nosotros miramos siempre arriba".

Rivera propuso a su partido como "freno, antídoto y resistencia" frente al Gobierno que, "con discreción ya está montando Sánchez con los populistas de Podemos". Para el líder de Cs, "necesitamos ser un contrapeso" porque "las tres principales de España están en manos de los popoulistas, arrebatadas a la democracia y al libre mercado".

La Europa de las libertades

El presidente del partido naranja recordó el nacimiento de Europa, que "era el continente de la sangre y de la guerra, pero la UE lo convirtió en el de la libertad y la economía abierta". Por eso, igualando el brexit, "el golpe en Cataluña", y a Macron frenando a Le Pen, "es el momento de que los liberales sean el retén de Europa, porque somos el proyecto más europeísta".

Rivera recordó que "el nacionalismo y el populismo nunca descansan", y por eso advirtió de que el presidente en funciones, Pedro sánchez, ya está cerrando su Gobierno con Podemos. "Yo le dije que nos daría un sablazo fiscal, se lo dije en los debates, y me llamó mentiroso", recordó Rivera, "pero tardamos un día en saber que era verdad, así que aquí mismo me comprometo: por cada euro que suba Sánchez en el IRPF, los gobiernos de Cs lo bajarán en el tramo autonómico".

Rivera presenta a su lista europea que será el "retén" frente a nacionalismos

Entre aplausos de los asistentes, Rivera insistió en que ésas son las políticas que garantizan "la Europa de las libertades, la España de la igualdad y las ciudades de los ciudadanos". Frente a quienes quieren dividir, dijo, "nosotros damos oportunidades en igualdad". 

Después de no lograr sumar para formar gobierno el pasado 28 de abril, Rivera se comprometió a hacer oposición y vigilar a Sánchez: "Haremos una oposición firme contra este gobierno y leal con España", dijo. Pero advirtió que aún se puede hacer más, porque "el 26-M, si ganamos podremos hacer política fiscal", argumentó para apoyar su promesa.

"A todas las familias", llamó, "Ciudadanos quiere ser su salvavidas naranja para que no les metan la mano en los bolsillos", apuntó, "porque los políticos de siempre nunca quitan duplicidades ni hacen reformas, sólo dan sablazos a las clases medias".

Dique contra los populistas

Los populistas, recordó, "ya gobiernan algunos países de Europa, y nos debemos conjurar como liberales" frente a ellos. "Nosotros no tenemos mochilas, y ellos han perdido fuelle, tenemos que ser nosotros los que critiquemos lo que no está bien, porque somos los más europeístas".

Rivera insistió en que Ciudadanos busca "un país donde gritar 'España nos roba' no dé votos, sino que esos que lo dicen no puedan hacer política". Por eso, para evitar que Carles Puigdemont sea diputado -"que le han dejado los jueces y yo lo acato, pero me parece una vergüenza"- pidió el voto para su partido. "Cuantos más votos haya en Cs, menos opciones tiene de cobrar un sueldo de todos los españoles el que quiere romper España".

El proyecto de Ciudadanos, nacido hace más de una década en Cataluña, "ya es maduro para gobernar España", dijo Rivera. Y pidió comenzar por las Autonomías, las capitales y liderando Europa. "España es ya la tercera nación más importante de la UE", dijo, "y nosotros creemos en España, si nosotros no defendemos la igualdad entre españoles, no la defenderá nadie... Y si no lo hacemos la insolidaridad siempre gana".

Así, propuso "emocionarse con la libertad, la igualdad entre ciudadanos y la solidaridad entre compatriotas". Porque, aunque sean "cosas racionales", pueden emocionar tanto o más que "las cosas identitarias" de los nacionalistas: "No hay Europa si no trabajamos por los españoles".