Jordi Sánchez, diputado de Junts per Catalunya y procesado por rebelión, esta semana en el Congreso.

Jordi Sánchez, diputado de Junts per Catalunya y procesado por rebelión, esta semana en el Congreso. EFE

España INVESTIDURA

Batet advierte a Jordi Sànchez: sin permiso del Supremo no podrá ir a las consultas con el Rey

Junts per Catalunya solicita un permiso al Supremo para que permita a Jordi Sànchez, en prisión provisional, acudir a las consultas de investidura. 

Jordi Sànchez no podrá acudir a las consultas sobre la investidura con el Rey si no consigue un permiso del Tribunal Supremo para salir de la cárcel, donde se encuentra en situación de prisión provisional. 

Sànchez, diputado de Junts per Catalunya en el Congreso, pero suspendido de sus funciones desde el viernes pasado, es el designado por su partido para participar en la ronda de consultas con el Rey que la Constitución indica como preceptiva antes de que el monarca proponga un candidato a la investidura. 

El artículo 99 de la Constitución indica que corresponde a Felipe VI, "previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria", proponer un candidato a la presidencia del Gobierno. 

La redacción del artículo permite a los partidos escoger libremente a sus representantes en esas consultas, sean diputados o no. Por ese motivo, en ocasiones acuden a Zarzuela los líderes de los partidos, aunque no sean los que ocupen el asiento de sus formaciones en el hemiciclo. En ese sentido, Junts per Catalunya tiene todo el derecho a proponer a Sànchez, procesado ante el Supremo por rebelión, sedición y malversación, para la ronda de consultas de investidura, explican fuentes parlamentarias. 

Batet pide garantías para incluirlo en la lista

Sin embargo, una cosa es poder proponer a Sànchez y otra que haber sido propuesto signifique que eso le garantiza la salida de prisión. 

Es la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, quien debe elaborar la lista de participantes en la ronda de consultas para ver al Rey. Fuentes cercanas a Batet explican que desde la Presidencia del Congreso se ha preguntado a JxCat si tiene el permiso del Tribunal Supremo, que decide sobre la situación de prisión de Sànchez, para acudir a la ronda de consultas.

En caso de que JxCat no garantice que Sànchez puede acudir al palacio de la Zarzuela, difícilmente sería incluido en la lista de participantes que Batet remitirá a la Casa Real, según estas fuentes.

Batet no ha remitido escrito alguno al Tribunal Supremo, como sí hizo para interesarse sobre la suspensión de los cuatro diputados procesados, sino que la comunicación ha sido con JxCat y de forma informal. La presidenta del Congreso debería entregar en Zarzuela los próximos días la relación de representantes de los partidos que se verá con el rey, pero no hay fecha aún a la espera de completar la lista. 

JxCat pide al Supremo el permiso

Fuentes de JxCat aseguran que el permiso está pedido al Tribunal Supremo, por lo que será la Sala Segunda, ante la que Sànchez está procesado, quien deberá decidir si le permite acudir. 

ERC no irá a Zarzuela por decisión propia, ya que no considera a Felipe VI un interlocutor válido, según fuentes del partido. Así, el partido de Oriol Junqueras no ha designado ningún representante.