Jordi Sànchez el pasado martes, el día de la constitución de las Cortes Generales.

Jordi Sànchez el pasado martes, el día de la constitución de las Cortes Generales. EFE

Tribunales

Jordi Sànchez pide al Supremo que le excarcele para ir a ver al Rey, pese a estar suspendido

Alega que el grupo parlamentario de Junts pel Catalunya le ha designado su representante, "como no podría ser de otra manera".

Del Tribunal Supremo al escaño y de la cárcel a La Zarzuela. El acusado Jordi Sànchez, elegido el 28-A diputado en el Congreso por Junts pel Catalunya, ha solicitado a la Sala Penal que le conceda un permiso de salida de la prisión para participar, como representante de su grupo parlamentario, en la ronda de consultas del rey Felipe para proponer a un candidato a la jefatura del Gobierno.

La petición tiene tantas posibilidades de prosperar como de tocarle la lotería a quien no lleva ningún boleto, pero es útil en el entorno independentista desde el plano del victimismo y para denunciar la 'vulneración' de derechos políticos.

El escrito al tribunal lleva fecha de este martes y no hace alusión alguna al hecho de que la Mesa del Congreso suspendió en sus funciones parlamentarias a Sánchez el pasado día 24 dada su situación de encausado y en prisión preventiva bajo el cargo de rebelión. "Se ha pedido la reconsideración de esa decisión", indican fuentes de la defensa.

La petición señala que, de acuerdo con la Constitución, después de cada renovación del Congreso de los Diputados, el Rey, "previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria", propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.

"El grupo político Junts per Catalunya ha designado como su representante a Jordi Sánchez Picanyol, como no podría ser de otra manera, en la medida que fue el cabeza de lista de dicho grupo político en las pasadas elecciones del 28 de abril", indica el escrito

La petición de excarcelación se fundamenta en el artículo 46 de la ley penitenciaria, que prevé permisos de salida por el fallecimiento o enfermedad grave de familiares cercanos y  por "importantes y comprobados motivos". Fue ya utilizado por Sànchez cuando pidió salir de la cárcel para participar en el debate de investidura como presidente de la Generalitat tras las elecciones de diciembre de 2917 y el juez Pablo Llarena lo denegó.