Pedro Sánchez, hace unos días en un acto en Cantabria.

Pedro Sánchez, hace unos días en un acto en Cantabria. Pedro Puente Hoyos EFE

España ENCUESTAS

El misterioso 'Equipo MEG' o cómo hacer que Pedro Sánchez triunfe en las encuestas

Ferraz contraataca con encuestas propias que sorprenden en el propio partido y no coinciden con ninguna de las publicadas de forma independiente. 

Se llama "Equipo MEG" y hasta ahora, en el conjunto del PSOE, prácticamente nadie sabía que existía. Pero el "Equipo MEG" hace encuestas que dan la victoria a los socialistas. Se trataría de una gran noticia en medio de un aluvión de sondeos negativos si no fuese porque los que diseñan y acaban de cocinar estos misteriosos estudios demoscópicos habitan en el número 70 de la calle Ferraz, el edificio donde murió Pablo Iglesias: la sede del PSOE.

Este jueves, el "Equipo MEG" difundió su segundo estudio a través de canales oficiales del partido. Lo que describían los datos era casi un milagro. El PSOE tiene desde hace años un gran agujero de votos en el electorado urbano. De los diez municipios más poblados, sólo gobierna en dos, Sevilla y Las Palmas de Gran Canaria. En la Barcelona de Pasqual Maragall y décadas de socialismo el PSC es hoy quinta fuerza. En Valencia o en Zaragoza los alcaldes son de izquierda, pero de la competencia. En 2015, los socialistas fueron arrollados en Madrid por Manuela Carmena y cayeron a la tercera posición, por detrás del PP y Ahora Madrid. Su peor resultado en décadas.

Pedro Sánchez habla sobre ETA

Tres años después, la encuesta del "Equipo MEG" situaba al PSOE rozando las mieles de la victoria, con un 23,8% del electorado, se supone que en estimación de voto, aunque el material facilitado no aclara si se trata de los datos en bruto o cruzados con otras variables. A tan solo una décima del PP y con Ahora Madrid en caída libre. La suma de la izquierda, siempre liderada por el PSOE, alcanzaría la mayoría absoluta en el Ayuntamiento y dejaría al PP y a Ciudadanos en la oposición. Todo ello a pesar de que los socialistas no tienen ni siquiera perfilado el candidato para la alcaldía.

El estudio se hacía público en un día muy conveniente: justo unas horas después de un nuevo mazazo para el partido en Madrid, al saberse que su líder, José Manuel Franco, había tanteado a Carmena para encabezar la lista del PSOE. La iniciativa, que se remonta a diciembre pero se conoce ahora, no llegó a nada pero ha reabierto las dudas sobre las confianza en los dirigentes del partido o en la habilidad de la dirección para atraer a otros perfiles en vez de fichárselos a los rivales.

Antes de la encuesta del Ayuntamiento llegó la de la Comunidad, con un trabajo de campo distinto y hecho público hace tan solo una semana. Hacía al PSOE ganador de las elecciones autonómicas con un 27,5% de los votos, subiendo un par de puntos respecto al resultado de Ángel Gabilondo en 2015, que ya fue muy superior al de otros candidatos que se enfrentaron a las urnas en la capital. Gabilondo no sólo vapuleó la marca de Antonio Miguel Carmona, candidato al Ayuntamiento, sino del propio Pedro Sánchez, que en las últimas generales se quedó seis puntos por debajo.

¿Quién es el "Equipo MEG"?

Pero, ¿quién integra el misterioso "Equipo MEG" que tan buenos resultados da al PSOE? Según explican fuentes de Ferraz, no se trata de ninguna empresa de nueva creación y todavía desconocida sino de un grupo de trabajo interno. Las siglas MEG quieren decir "municipales, europeas y generales", los comicios en los que quiere centrar el análisis el equipo de Pedro Sánchez.

"Trabajamos con varias casas de encuestas externas, pero nunca revelamos los nombres de quienes hacen sondeos internos", explican fuentes cercanas a Sánchez. Aunque el PSOE recurra a empresas, según la versión de Ferraz, "también hay personal de la casa" coordinado por el área de Organización, que dirige José Luis Ábalos.

Sin embargo, la información facilitada tiene algunas deficiencias llamativas. En ninguno de los dos sondeos figuran cifras de abstención o indecisos, a diferencia de todos los demás estudios que se publican regularmente. A más de un año de los comicios, es poco probable que toda la población encuestada tenga ya decidido su voto y proyectar el de los que sí lo tienen claro sobre el total se suele considerar una falta de rigor.

Las lagunas de las encuestas

A diferencia de los datos de la Comunidad, los referidos al Ayuntamiento ofrecen porcentajes que no suman el 100% de la población sino el 97,4%, dejando un vacío de 2,6 puntos que difícilmente podría ser el de una abstención por ser ínfimo. Pero los datos de los resultados de 2015 con los que se comparan tampoco suman el 100% de la población sino el 97,3%. Y de esos sí hay información definitiva y contrastada.

Por si fuera poco, la encuesta muestra a Izquierda Unida como si se presentase de forma independiente, como hizo en 2015 sin lograr representación, aunque es prácticamente impensable que en esta ocasión concurra por separado tras hacerlo con Podemos dos veces en las generales. 

Llama la atención que el encargado de los trabajos no sea el sociólogo José Félix Tezanos, secretario de Estudios y Programas, presentado por el partido como experto en encuestas y que asegura ser el responsable de los estudios más fiables sobre la situación del PSOE desde una unidad específica en la UNED.

El PSOE, abonado a la conspiración demoscópica

El propio Tezanos denunció en las última convención del partido, unas jornadas llamadas Escuela del Buen Gobierno, el "acoso" al que se sometía a Pedro Sánchez y que formaba parte de una "operación política" coordinada por los medios, élites económicas y grandes casas de encuestas. "Se machaca al PSOE, se inventa, se descalifica, se le ningunea y al mismo tiempo se dice que Ciudadanos va bien", dijo, aplaudido después por algunos sectores cercanos a Sánchez, que comparte la tesis de la conspiración.

"No sé cuántas empresas demoscópicas hay en este país. Pero debe de haber un porrón, porque cada día sale una encuesta. Por cierto, de distinto signo", dijo recientemente el líder socialista. El "Equipo MEG" es el último en llegar. En el entorno del secretario general se tiene claro que hay una estrategia para colocar al PSOE tercero en estos momentos, tras Ciudadanos y el PP, y pronto cuarto, tras Podemos. "Y no nos colocáis detrás de ERC porque cantaría mucho", llegó a decir alguien cercano al secretario general.

Fuentes de Ferraz descartan que estas encuestas traten de contrarrestar el aluvión de datos negativos de las principales casas encuestadoras para periódicos de todo signo y relación institucional con el PSOE. Explican que del mismo modo que no es habitual que los medios encarguen encuestas con estimación de voto con tanta antelación, el partido tiene derecho a elaborar las suyas propias.

La respuesta a los medios

Hasta ahora, las encuestas internas rara vez se difundían oficialmente, pero con la llegada del "Equipo MEG" eso ha cambiado y se distribuyen como una nota de prensa. No en vano, los resultados que arrojan son prometedores en caso de ser ciertos. Lo mismo hizo Ciudadanos en la Comunidad al mismo tiempo que el PSOE difundía la suya. No es muy difícil adivinar qué salía en la del partido de Albert Rivera: Ciudadanos ganaba las elecciones.

Exidirigentes socialistas que conocen bien la elaboración de encuestas y que han tenido responsabilidades en distintas etapas del partido explican que no conocían la existencia del "Equipo MEG" y que los datos les resultan muy sospechosos.

"Nadie sabe qué es el Equipo MEG, nunca nadie ha oído hablar de eso", explica uno. "Parte de la credibilidad de las encuestas está en quién las hace, con una identificación clara, un registro, unos parámetros básicos que aquí no se ofrecen. No hacerlo puede llevar a pensar que la empresa no existe y los datos se inventan", explica otro.

Uno de los motivos para que esto sea así es la llamada cocina, el análisis de los datos siguiendo criterios profesionales que son algo así como la fórmula de la Coca Cola que los profesionales de la demoscopia atesoran como su principal aval. 

"El partido siempre ha contratado encuestas, pero siempre a casas reconocidas. Han ido variando según la dirección, pero se ha trabajado con profesionales de reconocido prestigio. En este negocio, es imprescindible la credibilidad, y ésta no viene sin una cierta transparencia. Lo que veo parece más fruto del nerviosismo y se puede volver en contra, porque se pueden dar unos datos, pero la realidad no cambia. ¿Qué pasa si no se cumplen?", explica esta fuente. 

Los problemas del PSOE

A varios dirigentes socialistas consultados les choca que todas las encuestas ofrezcan datos adversos y que las del "equipo MEG" sean tan favorables. "La tendencia es clara y muestra varios problemas para el PSOE, estancado y que no es capaz de aprovechar el hundimiento del PP. El primero es la transferencia a Ciudadanos, sea de un 8% o de un 10%. No todo su auge se explica por la caída del PP. Después, el PSOE cada vez recupera menos voto de Podemos y eso también es un problema. Pero la estructura del electorado muestra fundamentalmente a perfiles concretos: jubilados, amas de casa y agricultores. No se ha hecho gran cosa para cambiar eso, por lo que es difícil que los datos lo hagan", explica. 

Hay otras voces con conocimientos sociológicos y no cercanos a Sánchez que sí dan verosimilitud al triple empate que el "Equipo MEG" dibuja en el Ayuntamiento de Madrid, pero casi más como un deseo que como una realidad. "Está claro que el PP está en caída libre y que de nuevo vuelve a haber una pulsión de cambio. Parece que Ciudadanos está comenzando a ganar esa batalla, pero todavía no ha concluido la guerra", explican.

Encuesta del PSOE para el Ayuntamiento.

Encuesta del PSOE para el Ayuntamiento.

Encuesta del PSOE para la Comunidad de Madrid.

Encuesta del PSOE para la Comunidad de Madrid.