Letras

Almudena Grandes... y acción

El director y productor nos desvela la relación de la escritora con el cine y el teatro y habla de sus proyectos comunes y de uno posible de futuro

28 noviembre, 2021 14:08

Se van a escribir muchas glosas de Almudena Grandes, todas merecidas, algunas brillantes, casi todas como escritora, destacarán muchos de sus artículos y de su militancia política, de su defensa de los perdedores y de las causas perdidas, de su apoyo a jóvenes escritoras y escritores...

Pero a mí me gustaría contarles, para quien no lo sepa, de su pasión por el teatro. Ella confesaba que era una dramaturga frustrada, y que había intentado en varias ocasiones escribirlas. Esto lo sabía de su boca. Anoche, día de su muerte, tenía una cena en casa de Carolina Román y Tristán Ulloa para despedir de Madrid a la gran actriz y cantante argentina Soledad Villamil y a su familia. Carolina me pasó, como si fuera una carta secreta, un librito con su texto de la obra Juguetes Rotos, que había escrito y dirigido en el Teatro Español. El prólogo de Almudena era una preciosa introducción sobre una función extraordinaria.

En palabras de Almudena: “Amo tanto el teatro que de vez en cuando cedo a la tentación de escribir una obra dramática para fracasar invariablemente en el intento. Cuando sitúo a un personaje sobre un escenario le pongo a contar historias, igual que en mis novelas, pero en el teatro no tiene que pasar eso sino cosas. El teatro es acción...”. Como en el cine. Supongo que por eso nunca quiso escribir guiones. Intenté en varias ocasiones que escribiera al menos argumentos y pensaba intentarlo de nuevo, pero tristemente eso ya no podrá pasar.

La mayoría de los libros de Almudena tienen una mini serie detrás gracias a los extraordinarios personajes que habitan en sus tramas

Siguiendo con cosas que no se saben, me gustaría contarles que el proyecto de Los aires difíciles consistía en dos películas: una, la que hice, y otra sobre el pasado, donde se contaba lo que ocultaba de su vida anterior el personaje que interpretaba Carme Elías. Este guion lo escribió Azucena Rodríguez y no conseguimos que lo compraran las televisiones. No se pudo completar.

La sociedad parece que quiere que se hable del éxito por un lado y de las catástrofes por el otro, pero no de los fracasos. También pasó con el intento de adaptación de Inés y la alegría. No lo conseguimos, pero ahora podría ser el momento convertido en una mini serie de TV. La mayoría de los libros de Almudena tienen una mini serie detrás gracias a los extraordinarios personajes que habitan en sus tramas y por los buenos diálogos que apuntan sus páginas pero les faltan acción, como ella misma decía de sus obras de teatro. Por ello es tan difícil adaptar sus libros al cine, por la limitación del tiempo cinematográfico. Por eso en 5 o 6 capítulos de 50 minutos entrarían muy bien.

Pues eso, que Inés nos dé una alegría. ¡QUE COÑO!.