Paquito Navarro, durante un torneo

Paquito Navarro, durante un torneo worldpadeltour.com

Otros Deportes PÁDEL

Paquito Navarro, tras su accidente en el World Padel Tour: "Veo las imágenes y me estremezco"

Noticias relacionadas

Francisco Navarro Compán (Sevilla, 1989), más conocido como Paquito Navarro, es el mejor jugador español de pádel y uno de los mejores del mundo. El sevillano, que se sigue recuperando del accidente que tuvo en las semifinales del Portugal Padel Masters tras romper el cristal de la pared y caérsele encima, no estará en el siguiente Open que se disputará en Granada del 10 al 14 de octubre. Bilbao será el lugar donde le volvamos a ver haciendo una de las mejores cosas que sabe hacer: jugar al pádel y deleitarnos con su calidad.

El deportista español se define como muy pasional, emocional, agresivo y valiente dentro de las pistas, lo que le hace tener mucho carisma. "El pádel se ha convertido en mi vida, en mi profesor, es decir, me ha dado absolutamente todo". Es una de las personas más queridas dentro del circuito World Padel Tour por su sonrisa y el buen rollo, entre otras cosas, que transmite. EL ESPAÑOL ha hablado con él sobre su accidente, sobre sus sensaciones de una temporada que está a punto de acabar y sobre lo que le espera en el futuro. 

Transcurría el segundo set de las semifinales del Portugal Padel Masters ante Juani Mieres y Miguel Lamperti cuando Paquito fue a devolver una bola impactando fuertemente contra el cristal, lo que hizo que se rompiese cuando el partido marchaba 3-6, 5-5 para la dupla Paquito-Juan Martín Díaz. 

"Nunca me había pasado algo así. Me encuentro ya bien, todavía un poco asumiendo lo que pasó. Veo las imágenes y me estremezco un poco. Por suerte, dentro de lo malo, no pasó nada grave. Estoy ya centrado en recuperarme, cicatrizar bien los puntos y volver cuanto antes a las pistas". 

Finalmente todo quedó en un susto, el partido fue dado por ganado a la pareja rival y recibió el alta horas después de ser trasladado al hospital el mismo día que ocurrió la acción. A pesar de ello, Paquito se lo toma todo con humor tal y como hemos podido ver estos últimos días a través de sus redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

Ay! 🤕 eso duele... #heridasdeguerra #losientohack

Una publicación compartida de Paquito Navarro (@navarro_paquito) el 27 Sep, 2018 a las 1:32 PDT

Su vuelta a las pistas se espera que llegue en Bilbao, en el Open que tendrá lugar del 23 al 28 de octubre. "Al anterior, que es en Granada, no llegaré ya que estaré algo convaleciente. Pero con casi toda seguridad estaré en el siguiente para darlo todo y tirarme de cabeza si es necesario".

A falta de seis pruebas para el final de temporada, incluido el Estrella Damm Master Final en Madrid, donde solo se ven a las ocho mejores parejas del mundo, Paquito tiene claro cual va a ser una de sus metas. "Mi objetivo principal es ganar uno de los torneos que quedan. Esta temporada hemos estado cerca, pero finalmente no lo hemos podido conseguir. A ver si de aquí a final de año puede caer algún título y llevarme una alegría". 

Una temporada que empezó en Badalona, en el Catalunya Master, donde Paquito comenzó su andadura con Juan Martín Díaz, jugador que estuvo como número uno varios años junto a Fernando Belasteguín. Un sueño compartir pista con uno de sus jugadores preferidos desde su infancia. Fue Paquito quien contactó con Juan tras la inactividad de este fuera de las pistas por más de un año debido a una lesión.

Paquito Navarro, durante el Portugal Padel Masters

Paquito Navarro, durante el Portugal Padel Masters

"Ha sido increíble. Buscaba su experiencia, buscaba el saber ganar, que me aportara en los momentos críticos de los partidos esa diferencia que te puedo dar un número uno. He aprendido mucho a su lado, tanto a nivel técnico, psicológico como a nivel de de equipo. Solo tengo buenas palabras hacía él ya que es distinto a todos, algo fuera de lo normal en este deporte".

Tres finales durante la presente campaña, pero sin levantar ningún título, Paquito nos explica cuáles pudieron ser las claves de ello. "Nos ha faltado ser mejores que los rivales. En ese sentido, tener más consistencia en los momentos importantes del partido y algo más de físico debido a que cubría yo un poco más la pista, lo que hacía que me desgastase más. A pesar de ello, pondría un notable a nuestra temporada debido a que hemos competido bien contra todos y más sabiendo de donde venía Juan Martín".

A pesar de las buenas sensaciones, Paquito no continuará junto a Juan Martín de cara a la próxima temporada. "Ya lo hablamos en Lisboa y no seguiremos juntos. Tomaremos caminos separados ya que creemos que es el momento. Ha sido una buena etapa y hemos decidido que el recorrido ha llegado a su fin. Lo que no se aún es con quien jugaré". 

Paquito Navarro, durante un partido

Paquito Navarro, durante un partido

29 años, pero de los veteranos del circuito. "Me siento muy bien ya que el pádel es un deporte que se madura bastante tarde. Llevó con orgullo poder estar ahí debido a que salen muchas promesas, lo que hace que esté todo más nivelado y complicado. Me alegro por ellos y de que haya más nivel, pero no les regalaré nada". 

"Si por mí fuese estaré diez años más dando guerra, por lo que no se van a librar fácilmente de mí. Mi sueño es ser número uno, tengo muchas posibilidades de ello. El día que sienta que no puedo competir al máximo nivel y ganar cualquier partido, me retiraré, daré un paso al lado".

El pádel es uno de los deportes más practicados en España, algo que Paquito considera normal. "Mi entrenador, Martín Echegaray, comparaba el pádel con un pequeño virus mortal. Si te pica, estabas perdido porque te enfermabas y ya no te lo sacabas de encima. Es un deporte muy sociable, que no requiere un físico espectacular y por su forma de juego se lo pasa bien cualquiera. Eso hace que el pádel sea muy adictivo y enganche tanto. Eso sí, recomiendo no jugar con tu pareja, ya que hay una regla número uno donde la culpa es siempre de ella, lo que hace que la relación se pueda ver afectada y que se rompa el matrimonio (risas)". 

Televisión, más cobertura de World Padel Tour, el pádel se está convirtiendo en un deporte que no para de crecer, tanto a nivel de espectadores como de practicantes. "Se han hecho las cosas muy bien, ha crecido mucho el pádel, especialmente gracias a la posibilidad de poder verlo a través de la televisión, aunque como todo en esta vida, hay cosas que se pueden mejorar, como por ejemplo hacer el streaming un poco antes".

"Se está haciendo ya, pero hay que apostar más por la internacionalización y abrir fronteras para ello, cosa que provocaría que hubiese más jugadores que se puedan dedicar al pádel, ya que ahora mismo uno puede vivir de ello si estás solo entre los 20 mejores del mundo".