Sanyo Gutiérrez durante su partido de dieciseisavos.

Sanyo Gutiérrez durante su partido de dieciseisavos. World Padel Tour

Deportes

Los primeros favoritos ponen rumbo a octavos en el Estrella Damm Valencia Master

Las jornada de dieciseisavos se completa el miércoles con las 16 parejas restantes en busca de la clasificación

Noticias relacionadas

Día de frenética actividad este martes en el segundo Master de la temporada, el Estrella Damm Valencia Master, se ponía en marcha con el estreno del cuadro final en categoría masculina. Se iban a poner en juego los ocho primeros billetes a la ronda de octavos, con todas las parejas del ránking listas para su estreno en la capital del Turia.

La espectacular pista central ubicada en el Pabellón Fuente de San Luis alzaba el telón con los primeros duelos de dieciseisavos del cuadro masculino. El primer duelo de la sesión matinal llegaba protagonizado por Adrián Allemandi y Javier Garrido frente a Álvaro Cepero y Gonzalo Díaz. Con ambas duplas tratando de encontrar acomodo en la central, los cinco primeros juegos se saldaban con un intercambio de breaks del que salieron mejor parados Garrido y Allemandi, que se ponían 3-2 con un quiebre de renta. Una ventaja que la calidad de Godo y el trabajo de Cepero iban a recuperar en el siguiente para volver a igualar a 3 juegos. En el noveno, la potencia de Garrido y la habilidad recuperadora de Allemandi, lograban un nuevo break que les servía para cerrar con su saque con un 6-4. Cepero y Díaz, salieron dispuestos a la reacción, con tiros más agresivos y con un apetito mayor por controlar la red. El resultado, les daba la razón al término del quinto, juego con un 4-1 a su favor. Esa ventaja de un break la conseguirían mantener para llevarse el set con un 6-3 y forzar el desenlace del duelo en el tercero. Un último set, donde Garrido y Allemandi recuperaban su versión del final del primer set para quebrar en el quinto imponiendo un agresivo ritmo de juego. Un zarpazo que sería definitivo para la suerte del partido, el cordobés y el neuquino se terminarían llevando por un 6-3 tras dos horas y 23 minutos.

Para el segundo turno en la Fonteta, Juan Cruz Belluati y Juan Lebrón frente a Ignacio G. Gadea y Aday Santana. Ambas duplas llegaban a la cita después de haber recuperado en parte su identidad en la anterior cita pucelana. Los puntos largos y trabajados a ambos lados de la red. Con las condiciones de la pista menos propicias a la pegada, tocaba elaborar el camino el break. En ese terreno, la constancia de Gadea y Santana les daría rédito en el sexto juego donde llegaría el primer break (4-2). Con un Gadea llevando el tempo del juego a su antojo, la definición de Santana haría el resto hasta anotarse el set por un 6-3 en menos de 40 minutos. Para el segundo set, ambas parejas trataron de conservar mucho mejor la bola y seleccionar con cuidado la pegada. Un bello duelo entre los dos zurdos del drive, Belluati y Gadea por controlar el ritmo. Una lucha que terminaría en el tie break. En el desempate, un gran Belluati supo mantener un fluido volumen de juego para llevar el choque al tercero con un 7-6. Tan igualado estaba el enfrentamiento, que una sola rotura iba a ser el salvoconducto para el triunfo en el tercero. El break, caería en el segundo juego del lado de Santana y Gadea, que defenderían la renta para llevarse un durísimo partido con el 6-3 final cuando se habían cumplido la hora y cincuenta minutos.

Em las instalaciones del Club SUMA Padel Alfafar, duelo entre Martín Sánchez Piñeiro y Willy Lahoz frente a Toni Bueno y Juan Manuel Restivo. La primera manga caía del lado de Piñeiro y Lahoz por 6-4. En el segundo set, de nuevo la dupla española dominaría el encuentro para cerrar el pase a octavos de final con un 6-3.

El cierre de la sesión matutina corría a cargo de Pablo Lijó y Maxi Grabiel frente a Juan Mieres y Miguel Lamperti. La dupla de Bahía Blanca salió decidida a llevar las riendas desde el inicio y lo lograron con un break inicial que los ponía al frente en el marcador. No obstante, Lijó y Grabiel recuperaban de inmediato la desventaja con un contra break en el segundo, un resumen perfecto del duelo de ida y vuelta que estaba por venir. De nuevo break para Mieres y Lamperti en el tercero, el saque parecía no ser garantía de nada. La dupla argentina sería la primera en estabilizar su saque para salir con renta de un quiebre el término del 5º (3-2). Con menos condiciones en la pista para los pegadores, a la pareja número 6 del ranking le tocó usar un repertorio más trabajado, con la volea de Mieres y la bajada de pared como argumento. Los jugadores que dirige Raúl Arias cerrarían el primer set de su lado con un 6-4 tras 44 minutos de estratégica batalla. El intercambio de breaks servía de preludio a una manga muy pareja, con Grabiel adaptado a las condiciones de la pista, y con Lijó mucho más selectivo a la hora de usar su descomunal pegada. Para desnivelar otra vez el partido, una frenética irrupción de Miguel Lamperti en el sexto juego, lograba el break para los bahienses. Una ventaja que defenderían con éxito Mieres y Lamperti hasta el final de un partido que se anotaban con otro 6-4 pasada la hora y media de enfrentamiento.

La sesión de tarde, iba a ponerse en marcha con un duelo entre dos parejas en forma, Francisco Gomes y Federico Quiles frente a los flamante ganadores del Valladolid Open, Matías Díaz y Alejandro Galán. Comenzaron más entonados Gomes y Quiles castigando cada bola en la que Ale Galán quedaba expuesto con su pegada. Tras los cuatro primeros juegos el argentino y el brasileño dominaban 3-1 con un break de renta. Díaz y Galán encontraban el camino a la reacción de la mano de Matías Díaz. El bonaerense asumió el control para anotarse 3 juegos consecutivos para llevar la igualdad al partido. Díaz y Galán tan sólo iban a permitir que Gomes y Quiles sumasen un solo juego en el resto del set, que caería del lado de los jugadores que dirige Mariano Amat por 6-4. La capacidad de lucha de Gomes y Quiles iba a plantar batalla de nuevo en el arranque del segundo set. También con un break en el segundo juego, se marchaban por delante con un quiebre de renta. La volea de Quiles y la generosidad en el esfuerzo de Chico Gomes les colocarían 4-1 con dos breaks de renta al frente en el segundo episodio. La respuesta de Mati Díaz y Ale Galán fue ponerse manos a la obra, elaborando cada punto con detalle y mucho esfuerzo. Así lograrían sumar cuatro juegos consecutivos para recuperar lo cedido y llevar el set a un desenlace dramático. El tie break decidiría la suerte de la manga, un desempate a cara o cruz donde Galán y Díaz aprovecharon mejor sus opciones para llevarse un trabajado pase a octavos con el 7-6 pasadas las dos horas y quince minutos de partido.

Un encuentro más que atractivo esperaba para el segundo turno de la sesión vespertina. Paquito Navarro y Juan Martín Díaz frente a los ganadores de dos pruebas Challenger esta temporada Javier Ruiz y Uri Botello. Con unas condiciones de juego menos favorables a los pegadores, el encuentro llamaba a buscar otros caminos para dominar el ritmo e ir sumando puntos. Juan Martín y Paquito trataron de dominar la red y ser muy agresivos con la volea. La fórmula daba resultados con un 3-0 de arranque con un break de renta. A Ruiz y Botello les costaba igualar la agresiva apuesta de sus rivales que terminarían cerrando el primer set con un claro 6-2 merced a otro break en el octavo. En el segundo set, no cambió el decorado del partido, con la dupla que entrena Martín Echagaray quebrando en el cuarto juego para volver a tomar distancia en el marcador. Pero Botello y Ruiz lograban igualar las fuerzas recuperando desde el 4-1 al 4-4 merced al aprovechamiento de las pocas dudas que habían ofrecido sus rivales. Un conato de reacción cortado en seco por la pareja hispano argentina que dominaría los dos juegos siguientes para solventar su presencia en octavos con un 6-4.

El último pasaporte a octavos en el Suma Pádel Alfafar se lo iban a jugar Borja Yribarren y Javier Escalante frente a Juan Manuel Vázquez y Cristian Germán Gutiérrez. La primera manga caería del lado de Yribarren y Escalante por 6-3. En el segundo set, Gutiérrez y Vázquez lograban forzar in extremis un tercero en el tie break (6-7), que de nuevo sería favorable a Yribarren y Escalante por 6-3 pasadas las dos horas y media de partido.

La clausura de esta primera jornada de dieciseisavos de final del Estrella Damm Valencia Master, correría a cargo de la pareja número 2, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez frente a Víctor Ruiz y el jugador valenciano José Rico. Los favoritos sobre el papel comenzaban con un break sobre el saque de Víctor Ruiz, gracias a la capacidad de Sanyo para entender las condiciones de la pista central y al tremendo alcance de Maxi Sánchez. Con un ritmo tremendo los jugadores de San Luis, se anotarían la primera manga con un claro 6-1 en menos de 32 minutos. Rico y Ruiz no se dejaron intimidar por el dominio sufrido en el primer set, y en el segundo no tardaron en poner en jaque el servicio de los número 2. En el tercer juego, apareció la confianza necesaria en Víctor Ruiz y emergió un hiperactivo José Rico. El premio a su osadía, un break que los ponía 2 a 1 en el segundo set. Una ventaja efímera, pues el contrabreak de Sanyo y Maxi en el cuarto ofrecía oportuna respuesta a sus rivales. Pero Rico y Ruiz ya habían perdido los complejos de medirse a una de las mejores parejas del mundo. Con un público entregado a su favor, lograrían otro break en el quinto. Y de nuevo, respuesta inmediata de los argentinos, que no estaban por la labora de dejar escapar a sus rivales. De hecho, los hombres dirigidos por Nito Brea lograban sumar 4 juegos consecutivos con dos breaks incluidos para llevarse el pase a octavos con un 6-4 antes de cumplirse la hora y media.