Márquez volvió a triunfar por tercera carrera consecutiva.

Márquez volvió a triunfar por tercera carrera consecutiva. EDDY LEMAISTRE EFE

MotoGP GRAN PREMIO DE FRANCIA

Márquez da un recital y saca tajada en Le Mans

Consigue su tercera victoria consecutiva y se afianza al frente de la general de MotoGP con 36 puntos de ventaja tras las caídas de Zarco y Dovizioso.

En un circuito tradicionalmente desfavorable para Honda, Marc Márquez ha dado un recital de pilotaje e inconformismo para conseguir su tercera victoria consecutiva de la temporada en el circuito Bugatti de Le Mans. Su triunfo, que le ha permitido igualar los 38 de Casey Stoner en MotoGP, le otorga una ventaja de 36 puntos en la general tras las caídas de Johann Zarco y Andrea Dovizioso en los compases iniciales de una carrera en la que los italianos Danilo Petrucci y Valentino Rossi le han acompañado en el podio.

El piloto del equipo Repsol Honda comenzó a construir su victoria desde el warm up matinal, cuando decidió probar el neumático duro trasero. Los resultados le terminaron de convencer, por lo que decidió correr el riesgo y apostar por ese compuesto cuando el resto de rivales se decantaron por la opción más blanda. La resolución, cargada de ambición e inconformismo, le llevó a sufrir en los compases iniciales de la carrera para después poner la directa hacia su tercera victoria consecutiva en el presente curso.

Un triunfo que, unido a las caídas de sus rivales, le permite sacar tajada en Le Mans y liderar con una amplía renta de 36 puntos el Mundial cuando sólo se han disputado cinco pruebas. Muchas carreras quedan por delante hasta el final de la temporada, pero Márquez ha comenzado a construir con inteligencia el camino hacia el título.

Así cruzó Márquez la línea de meta en Le Mans.

Así cruzó Márquez la línea de meta en Le Mans. EDDY LEMAISTRE EFE

Jorge Lorenzo, que necesita buenos resultados para sellar su continuidad en Ducati, comenzó liderando en el inicio mientras que por detrás de él Zarco tocó a Márquez en la salida. Un golpe que le hizo perder muchas plazas al líder de MotoGP nada más empezar y que también se vio perjudicado por la caída de Andrea Iannone. Desde la quinta posición, Márquez se lo tomó con calma al principio y a partir de la cuarta vuelta pasó a la acción. Superó a Petrucci mientras que por delante de él Dovizioso tomaba la cabeza al adelantar a su compañero de equipo. Una posición efímera para el piloto italiano de Ducati, que tres curvas después se fue al suelo.

Lorenzo pasó a liderar de nuevo la carrera seguido de Zarco, el héroe local, y Márquez, que pasó a ocupar la segunda posición en la vuelta 7. El piloto francés, dispuesto a todo por una victoria delante de sus seguidores, se la devolvió al español un giro después, pero terminó por los suelos.

Márquez, sabedor de que tenía un mejor ritmo que Lorenzo, aguantó poco tras él y en la vuelta 10 pasó a liderar la carrera tras superar al piloto de Ducati por el interior en una acción en la que Lorenzo se vio obligado a levantar la moto para evitar un impacto mayor.

A partir de ahí, la progresión de Márquez fue inalcanzable mientras Lorenzo se iba diluyendo hasta verse superado por Petrucci con una montura idéntica a la suya. Después, Rossi, Miller y Pedrosa acabaron con las opciones del piloto español de Ducati.