Márquez charla con Dovizioso al término de la conferencia de prensa en Sepang

Márquez charla con Dovizioso al término de la conferencia de prensa en Sepang MotoGP

MotoGP

A Marc Márquez ni se le pasa por la cabeza ser conservador en Sepang

Con un colchón de 33 puntos sobre Andrea Dovizioso, puede proclamarse campeón del mundo de MotoGP en Malasia. “Si el título se puede rematar aquí, mejor que en Valencia”, asegura el piloto de Honda.

Noticias relacionadas

Confiesa que hasta media hora antes de acudir a la conferencia de prensa del Gran Premio de Malasia no se había puesto a repasar las combinaciones que le harían campeón del mundo de MotoGP en Sepang, un circuito que no es de los que más le ha favorecido y donde únicamente ha subido a lo más alto del podio en dos ocasiones (2010 y 2014). Tampoco es que necesite una victoria. Con un colchón de 33 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso, su único contrincante ya en liza, Marc Márquez estrena escenario donde coronarse campeón después de cerrar sus otros cinco títulos en el circuito Ricardo Tormo de Cheste (2010 y 2013), Phillip Island (2012) y Motegi (2014 y 2016).

Sé que tengo que hacer sexto si Dovizioso acaba tercero. Más abajo no me interesa”, afirma el piloto del equipo Repsol Honda después de reconocer que no había mirado el resto de combinaciones tras su victoria y el pinchazo del italiano en Phillip Island.

No ocurrirá lo mismo en Sepang, una pista donde es fundamental tener un motor potente, una de las principales características de la Ducati, y una moto que traccione bien. “Tenemos que pensar que es posible porque las matemáticas así lo dicen. No tenemos nada que perder y hay que dar el máximo”, concede el piloto de Ducati, que la pasada temporada ganó en el circuito malasio y puso fin a una sequía de siete años tras imponerse por delante de Rossi y Lorenzo en una pista empapada por la lluvia.

Esa será una de las cuestiones que pueden frenar a Márquez, al que ni se le pasa por la cabeza ser conservador. “Uno de los objetivos principales es mantener la misma mentalidad y motivación. Intentaré dar el máximo en los entrenamientos para estar preparado para la carrera. En los entrenamientos veréis al mismo Marc, buscando el límite. El domingo dependerá de las condiciones de la pista”, admite el líder de MotoGP, más tranquilo que en Australia porque necesitaba una victoria a toda costa para distanciarse de su rival.

“Eso no significa que esté más relajado. Si se puede rematar aquí, mejor que en Valencia. Lo tengo clarísimo. Me da igual cuándo y dónde. El objetivo es ganarlo y, aunque ahora está más cerca, tenemos que seguir con la misma dinámica”, asegura Márquez, consciente de que Dovizioso será mucho más competitivo en Sepang que la pasada semana en Phillip Island.

Si en la prueba australiana no quiso que sus mecánicos le informaran con la pizarra de la posición de Dovizioso, aunque a mitad de carrera comenzó a fijarse en las pantallas gigantes del circuito para saber dónde se encontraba su rival, en la cita malasia todavía no ha hablado con su equipo de la estrategia que seguirán: “Está claro que en estas dos carreras tengo sólo un rival, pero eso no cambia mi estrategia ni mi mentalidad”. Al menos, ese es su objetivo.

Marc Márquez será campeón del mundo si...

Gana la carrera o es segundo, independientemente del resultado de Dovizioso.

Termina tercero o cuarto y Dovizioso no gana.

Termina quinto o sexto y Dovizioso es tercero o peor.

Termina séptimo, octavo, noveno o décimo y Dovizioso es cuarto o peor.

Termina undécimo o duodécimo y Dovizioso es quinto o peor.

Termina decimotercero y Dovizioso es sexto o peor.

Termina decimocuarto y Dovizioso es séptimo o peor.

Termina decimoquinto y Dovizioso es octavo o peor.

No puntúa y Dovizioso es noveno o peor.