Dovizioso rueda en Silverstone.

Dovizioso rueda en Silverstone. EFE

MotoGP

Dovizioso presenta su firme candidatura al título de MotoGP

Suma su cuarta victoria de la temporada tras superar a Rossi a falta de dos vueltas y pasa a liderar la general con nueve puntos sobre Márquez, que rompió el motor de su Honda en Silverstone.

Elena Isardo

Es un tipo discreto y tranquilo, pero en las últimas fechas está acaparando los focos gracias a su impecable estrategia para devolver a Ducati la gloria de antaño. Andrea Dovizioso ha presentado en Silverstone su firme candidatura al título de MotoGP después de sumar su cuarta victoria de la temporada el día que Marc Márquez rompió el motor de su Honda RC213V por primera vez desde que debutó en la categoría reina en 2013. Una combinación que devuelve el liderato al piloto italiano, que pasa a contar con una renta de nueve puntos sobre el español, 13 sobre Maverick Viñales y 26 sobre Valentino Rossi. Una victoria y un abandono que comprimen aún más la general de la categoría reina cuando restan seis carreras para el final del curso y todavía hay en juego 150 puntos.

Dovizioso certificó su triunfo, el segundo consecutivo tras el logrado hace dos semanas en el Red Bull Ring, gracias a su paciencia para estudiar a sus rivales y a su gestión en el desgaste de los neumáticos. Superó a su compañero de equipo en la salida para situarse quinto y tres vueltas después se deshizo del peleón Cal Crutchlow, especialmente motivado en la carrera disputada en su casa. Por delante Valentino Rossi se deshacía de sus rivales y lideraba la carrera con una cómoda renta, mientras que Maverick superaba a Márquez con un limpio adelantamiento.

El piloto italiano pasó a ocupar la tercera plaza tras superar a Márquez en el sexto giro y cinco vueltas después lanzó el ataque contra Maverick, una pelea que generó una apasionante secuencia de cinco adelantamiento entre ambos y que situó a Dovizioso en la segunda posición cuando restaban ocho vueltas para el final. Una situación que fue aprovechada por Márquez para situarse tercero tras superar al piloto español de Yamaha.

Dos vueltas le duró a Márquez su tercera posición porque, cuando restaban seis giros para el final de la carrera, rompió el motor de su Honda RC213V y se vio obligado a abandonar. Fue entonces cuando Dovizioso apretó los dientes y lanzó el ataque final contra Rossi, que había liderado toda la carrera. A dos vueltas para el final el piloto de Ducati superó a Il Dottore, que se tuvo que conformar con el tercer escalón del podio en su carrera número 300 en la categoría reina después de que su compañero de equipo también le adelantara en la misma vuelta.