Marc Márquez, durante los entrenamientos del GP de Austria de MotoGP.

Marc Márquez, durante los entrenamientos del GP de Austria de MotoGP. EFE

MotoGP

Marc Márquez gana el primer pulso a las Ducati en el Red Bull Ring

Se convierte en el primer piloto en llegar a las 70 ‘poles’ en el campeonato del mundo en un circuito donde las motos de la fábrica de Borgo Panigale dominaron con mano de hierro la pasada temporada.

Elena Isardo Spielberg (Enviada especial)

El Red Bull Ring, que debutó la pasada temporada en el calendario mundialista de MotoGP, es una pista rapidísima pese a que sólo tiene 10 curvas y tres de ellas son de izquierdas. Un trazado de fuertes frenadas y donde la aceleración juega un papel primordial, algo que hizo que las Ducati dominaran la pasada temporada con mano de hierro.

Marc Márquez nunca da puntada sin hilo, por lo que aprovechó el test del pasado lunes en el circuito de Brno para preparar a conciencia el Gran Premio de Austria, donde el año pasado sufrió mucho a lo largo del fin de semana y terminó en la quinta posición.

El líder de MotoGP, que es casi infalible a una vuelta, ha demostrado que domina como nadie el arte de la clasificación y hasta ha tenido tiempo en los compases finales del entrenamiento oficial para rodar por detrás de Andrea Dovizioso para estudiarle con detenimiento.

De momento, Márquez ha ganado el primer pulso a las Ducati después de convertirse en el primer piloto en llegar a las 70 poles mundialistas (42 en MotoGP). Una hazaña lograda en el trazado austriaco, donde la batalla con Dovizioso está servida porque el italiano partirá desde la segunda posición. Jorge Lorenzo, en su segunda mejor clasificación desde que llegara a la fábrica de Borgo Panigale, tomará la salida desde la tercera posición tras evidenciar síntomas de mejoría con el nuevo carenado de la marca italiana.

Maverick Viñales abre la segunda línea de la parrilla de salida, donde estará acompañado por Danilo Petrucci y Johann Zarco, el rookie que más ha brillado hasta la fecha. Como él mismo reconoce abiertamente, Valentino Rossi está sufriendo en el Red Bull Ring. Aquejado de un proceso gripal, el piloto italiano no termina de encontrarse cómodo.Tomará la salida desde la séptima posición, tercera fila de la parrilla, donde estará acompañado por Dani Pedrosa. El piloto del equipo Repsol Honda se vio obligado a pasar por la repesca, pero fue capaz de salvar los muebles y clasificarse en la octava posición.