Jorge Prado, tras proclamarse campeón del mundo

Jorge Prado, tras proclamarse campeón del mundo

Motor MOTOCROSS

Jorge Prado, el niño campeón del mundo de motocross: "Mi familia sacrificó todo por mí"

Jorge Prado (Lugo, 17 años), campeón del mundo de 65 c.c. y de Europa de 125 c.c., se convirtió este fin de semana en el primer español campeón del mundo de motocross MX2, la segunda categoría del Mundial. Fue oficiamente porque el jueves pasado ya consiguió matemáticamente tal hazaña cuando se enteró a través de una llamada que su máximo rival por el título, Pauls Jonass, no iba a competir en las dos carreras que tenían lugar este domingo en Imola debido a una operación en su rodilla. 

Tan solo Carlos Campano había conseguido situar el mundo del motocross español en lo más alto, pero lo hizo hace ocho años y en MX3, una categoría inferior a la conquistada por Prado. La historia de Jorge es de amor por el motocross. "Es mi vida, mi deporte favorito y mi lugar de paz. Cada vez que me subo a la moto me relajo, me olvido de todo y disfruto cada día más". 

El ESPAÑOL ha podido hablar con un emocionado y exultante Jorge Prado que partirá esta misma semana hacia Estados Unidos, donde liderará el Equipo Nacional de España en el Motocross de las Naciones

Ha sido una temporada muy dura, con mucho trabajo y entrenamientos con el objetivo de poder hacerlo lo mejor posible. Así nos lo comenta Jorge: "Todo sacrificio tiene su recompensa. Hemos entrenando muy fuerte esta temporada y ha sido muy dura. Di todo lo posible para estar en todas las carreras lo más fuerte y dando lo máximo de mí".

Jorge Prado, tras ganar en Imola

Jorge Prado, tras ganar en Imola

La temporada no empezó de la mejor forma posible, pero poco a poco fue mejorando y su sueño de ganar el campeonato estaba cada vez más cerca. "Mi objetivo era ser muy constante antes de empezar la temporada, ya que si pasaba eso los resultados podían ser muy buenos para poder conseguir estar varias veces en el podio. Tenía en mente ganar el campeonato ya que era una posibilidad, además de que estaba preparado para luchar por el título. La primera carrera no fue perfecta debido a que tuve caídas, pero a medida que fue pasando el campeonato fui recortando puntos al líder. A mitad de temporada me coloqué primero y así estuve hasta el final". 

Jorge empezó desde muy pequeño en este mundo, sabiendo que se quería dedicar a ello y convertirse en piloto profesional y ganar el campeonato del mundo: "Empecé a los seis años y como hobby los fines de semana. Fui poco a poco compitiendo en campeonatos hasta el día de hoy".

El camino que le ha hecho llegar hasta donde está ahora no ha sido muy fácil. Tanto su familia como él tuvieron que sacrificar todo para luchar por el sueño de Jorge. KTM-Red Bull dio la oportunidad de fichar por su equipo, por lo que se mudó a Lommel, en Bélgica. Y no solo él, sino su padre, su madre y su hermana, por lo que, tal y como nos comenta, conseguir el título es un agradecimiento a su familia, ya que sin ellos no hubiese llegado a donde está ahora mismo

"La familia lo dejó y sacrificó todo por mí. Fueron unos años difíciles y duros, sobre todo los primeros ya que es un país totalmente diferente. Nos fuimos a Bélgica debido a que la base del equipo está ahí. Iba a progresar mucho más ya que la mayoría de los pilotos se encuentran en tierras belgas y entrenar con ellos hace que aprendas más". 

El futuro del motocross está asegurado con gente como Jorge. Además, espera que sus victorias ayuden a este deporte: "Creo que esto puede venir bien al motocross español. La gente se va a informar sobre ello. Los más jóvenes que yo seguro que se motivan más y espero cada vez ver más españoles en los campeonatos del mundo". 

Jorge Prado

Jorge Prado

Jorge ya sabía que era campeón del mundo antes de salir a competir en las dos últimas carreras de este domingo, pero eso no cambió nada en él. "Fui igualmente a por todas ya que ganar en Imola es especial, además de que es la casa de mi equipo. Mi estrategia para el fin de semana era tener una mentalidad de intentar hacerlo lo mejor posible como en todas las carreras, sin fallar y sin cometer errores. No me puse ninguna presión y no me relaje ya que eso es muy peligroso". 

Prado ya piensa en el futuro. Primero intentará hacer un buen papel en Estados Unidos, junto al Equipo Nacional de España en el Motocross de las Naciones. Luego vendrá un merecido descanso para posteriormente preparar la temporada que viene. "Volveré a intentar ganar el campeonato del mundo de MX2 para llegar algún día a MXGP, la categoría reina del motocross e intentar ganarlo". 

Le veremos algún día en la máxima categoría, pero dicha llegada tendrá que esperar tal y como nos cuenta. "Cuando esté lo suficientemente preparado para poder luchar por el título, pasaré de categoría. Ahora mismo no estoy lo suficientemente fuerte físicamente y me queda mucho por aprender".