Stuani, Marco Asensio y Leo Messi.

Stuani, Marco Asensio y Leo Messi.

Fútbol LA LIGA

La Liga más atípica: once puntos entre líder y colista, y Stuani pichichi

Llega el segundo parón de selecciones y con él, una Liga que está más abierta que en mucho tiempo. De hecho, en los últimos quince años de la competición no existía una distancia tan corta entre el primer clasificado y el colista de la clasificación a estas alturas de campeonato. El líder, el Sevilla, y el colista, el Huesca, están separados por tan solo en 11 puntos tras haberse disputado ocho jornadas.

A todo esto ha contribuido de forma evidente los cuatro partidos consecutivos sin ganar en Liga del FC Barcelona y los tres del Real Madrid. Los principales aspirantes de cada año han logrado 13 de los últimos 14 títulos y su hegemonía ha sido casi incontestable. Tan solo el Atlético de Madrid en la 2013/2014 desestabilizó el trono 'blanquiazulgrana'. Pero este año el arranque no ha sido el mejor y culés y blancos se han dejado nueve y ocho puntos de los doce últimos respectivamente.

En el lado noble están los otros aspirantes. Atleti y Sevilla comenzaron la temporada con dudas, pero han sabido aprovechar los tropiezos de los dos gigantes para meterse en una atípica pelea que ha acabado con los andaluces en lo más alto de la tabla. Los de Machín, a diferencia de Madrid y Barcelona, han logrado pleno en sus últimos cuatro partidos, con unos impolutos doce de doce puntos. En el Wanda Metropolitano más de lo mismo. Los de Simeone han ganado tres de sus últimos cuatro duelos ligueros y tan solo se les resistió el Santiago Bernabéu (0-0).

Stuani, jugador del Girona.

Stuani, jugador del Girona. EFE

El gol también cambia de dueño

A estas alturas de campeonato es habitual ver también a los killers de cada temporada haciendo de las suyas. Iago Aspas, Leo Messi o Griezmann suelen desmarcarse del resto en la tabla de los máximos goleadores, pero hasta en eso se ha producido un hecho histórico.

Tras ocho jornadas es Christian Stuani, con ocho dianas, el que encabeza el pichichi. Todavía falta mucha tela que cortar, pero el hecho de ver a un futbolista que no vista la camiseta de Real Madrid, Barcelona o Atlético de Madrid en lo más alto en cuanto a aportación goleadora se refiere es algo que no se producía desde hace mucho tiempo. Concretamente desde la temporada 2006/2007, cuando Kanoute (Sevilla) y Diego Milito (Zaragoza) encabezaban la tabla con siete tantos cada uno.

Por si fuera poco, nunca en el siglo XXI y tras ocho jornadas de Liga el pichichi había pertenecido a un equipo que estuviera más abajo de la séptima plaza en la clasificación, lo que demuestra que esta es La Liga más atípica de los últimos años.