Sergio Ramos levanta la Copa del Mundo en Sudáfrica

Sergio Ramos levanta la Copa del Mundo en Sudáfrica EFE

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

Ramos y Busquets, los supervivientes de la época más gloriosa de España

Noticias relacionadas

El pasado Mundial de Rusia marcó la consumación de una serie de jugadores que estuvieron presentes en los momentos álgidos de la Selección. La mejor generación de futbolistas de la historia de España toca a su fin. El mal juego desplegado en el torneo celebrado en la antigua nave nodriza soviética hizo reflexionar a más de uno, aunque otros ya venían con la decisión tomada desde hacía tiempo, pero estaba por ver si se quedaba en un mero calentón. 

Primero fue Gerard Piqué el que confirmó lo que anunció hacía dos años. El central de Barcelona declaró, allá por octubre del año 2016, que dejaría la Selección tras el Mundial de Rusia. Dos largos años en los que la 'advertencia' estaba ahí, latente, pero nadie creería que fuera a hacerse realidad. Y así fue. El pasado 11 de agosto, el internacional español dio un paso al lado para "centrarme en el Barcelona los años que le quedan". 

Luis Enrique, flamante seleccionador patrio, intentó convencerle, pero el central culé lo tenía muy claro. "No hay marcha atrás", replicó con rotundidad el nuevo tercer capitán del Barcelona. La decisión estaba "tomada" y "era muy meditada". Pero los anuncios no se acabarían aquí y, tras Piqué, le tocaba el turno a otro héroe. 

Piqué, tras la eliminación del Mundial de Rusia. Foto Facebook (@SeFutbol)

Piqué, tras la eliminación del Mundial de Rusia. Foto Facebook (@SeFutbol)

Silva fue el siguiente

Resultó inesperado encontrarse con el pasado lunes con una carta de David Silva en la que anunciaba su retirada de la Selección. Su actuación en el Mundial de Rusia no fue la esperada. Es más, fue uno de los jugadores que más críticas recibieron en la debacle de una España sumida en el caos más absoluto tras el ataque de celos de Luis Rubiales

David Silva.

David Silva.

Amén de esto, no ha sido el año más sencillo para el canario tras vivir "los meses más difíciles de su vida" con el nacimiento prematuro de su hijo. Estaba más "fuera que dentro del campo" y reconoció, en una entrevista a The Sun, haber pasado miedo. Esto pasa factura y mentalmente y, probablemente, habrá tenido especial importancia a la hora de tomar su decisión final. Pero lo que es seguro es que la Selección se queda sin dos de los futbolistas más importantes de la historia. 

Ramos y Busquets, los supervivientes

Sergio Ramos y Sergio Busquets son los únicos reductos que quedan a partir de ahora en el combinado que dirigirá Luis Enriques. Ninguno ha anunciado una sorprendente retirada y podrán ser seleccionables para el asturiano. El de Camas es el último de los héroes que allanaron el camino de los tres títulos consecutivos. Estuvo presente ya en Austria y Suiza, escribiendo las primeras páginas, con letras doradas, de la historia reciente de España

Dos Supercopas y un Mundial avalan a un Sergio Ramos que acabó destrozado tras el ridículo perpetrado en Rusia por el equipo que dirigía un Fernando Hierro que pasaba por ahí. El capitán del Real Madrid y de la Selección parece que seguirá en los planes del renovado combinado nacional, aunque no parece que su etapa en España se dilate más allá de la Eurocopa del 2020, un torneo perfecto para redimirse de los tres últimos fracasos de la selección española. 

Ramos pelea de cabeza un balón.

Ramos pelea de cabeza un balón.

Por su parte, Sergio Busquets llegó dos años más tarde al grupo que por aquel entonces dirigía Vicente Del Bosque. Guardiola lo dio a conocer allá por 2009 y se hizo con el timonel de España a una edad muy temprana. No desentonó en Sudáfrica y fue pieza esencial para que la Selección levantara al cielo de Johannesburgo lo que antes de la cita mundialista se presentaba como un delirio febril. 

A partir de entonces, Sergio permaneció en el grupo y también levantó lo que constituiría la tercera Eurocopa para España. Lo que nadie se imaginaba es que ese ciclo de títulos terminaría en Kiev y sería imposible retomar el nivel. El relevo generacional había de hacerse y no se hizo, lo que llevó a dos fracasos consecutivos y un tercero por cuestiones externas al grupo y al cuerpo técnico. 

Jordi Alba, la duda de la continuidad

En aquella Eurocopa de 2012 que organizaban de forma conjunta Polonia y Ucrania, también estaba presente un joven lateral zurdo que sorprendió al mundo por su velocidad y su forma de pisar área rival. Jordi Alba debutaba por todo lo alto con la Selección y también es, junto a los 'Sergios', el último reducto del último entorchado conseguido por la Selección. 

Sin embargo, pese a no retirarse aún, su continuidad en el equipo nacional no está asegurada. La llegada de Luis Enrique presagiaba un prematuro fin para Jordi Alba, aunque aún es pronto para aventurarse en este frondoso bosque, pues el asturiano todavía no ha ofrecido su primera convocatoria. Quizás los dos han olvidado los problemas que tenían en el Barcelona. De momento, estos tres jugadores son los únicos exponentes de la mejor España.