Mkhitaryan y Aubameyang vuelven a jugar juntos.

Mkhitaryan y Aubameyang vuelven a jugar juntos. Borussia Dortmund

Fútbol

Aubameyang y Mkhitaryan: el Arsenal recupera a la pareja estelar del Dortmund

Ambos jugadores se reencontrarán en Londres tras su asociación durante tres temporadas en el Borussia, adonde llegaron en verano de 2013 de la mano de Jürgen Klopp, ahora rival, para formar una dupla ofensiva de escándalo.

Un 4 de julio de 2013, el Borussia Dortmund hacía oficial el fichaje de Pierre-Emerick Aubameyang por cinco temporadas. Tan sólo 96 horas más tarde, el club alemán anunciaba la contratación de Henrikh Mkhitaryan, que se convertía en la contratación más cara de la historia de la entidad (27,5 millones de euros), por cuatro campañas. El primero llegaba del Saint-Etienne francés y el segundo del Shakhtar Donetsk ucraniano. Así empezaba una asociación que, casi cinco años después de formarse, se repetirá en la Premier League inglesa gracias a la pericia del Arsenal en el mercado invernal.

En esta ocasión, los fichajes de ambos atacantes también han estado separados por unos pocos días de margen. El pasado 22 de enero, Mkhitaryan llegaba a Londres como recambio de Alexis, que salía de la capital inglesa con destino al Manchester United. Por otro lado, este martes se ha hecho oficial el alta de Aubameyang, que deja el Borussia una temporada y media después que su hasta ahora excompañero para reencontrarse con él. Previo pago, eso sí, de 63 millones de euros más cinco variables: el jugador 'gunner' más caro de la historia.

Se hará raro, no obstante, que el entrenador de ambos cracks sea Arsene Wenger y no Jürgen Klopp. Él, que les tendrá que sufrir como rivales al dirigir al Liverpool, reunió por primera vez al gabonés y al armenio en Dortmund. No lo hizo en un momento cualquiera, sino nada más y nada menos que tras rozar la que habría sido la primera Champions del Borussia (2-1 ante el Bayern de Múnich, empate a uno hasta el 89).

Había que mitigar, sobre todo, la baja de Gotze. Como Leitner y Bittencourt también abandonaron el Signal Iduna Park, el golpe de efecto fue llevar al conjunto amarillo a Aubameyang, Mkhitaryan y Jonas Hofmann. Sobre todo, a los dos primeros, que conectaron rápidamente tanto en el campo como fuera de él. Ellos serían los nuevos nombres propios del Dortmund.

Y ambos deslumbrarían al que ahora será su nuevo equipo durante un encuentro de la fase de grupos de la Champions en 2014, cuando el Dortmund derrotó por 2-0 al Arsenal con un gol de Aubameyang incluido. Goles, precisamente, fue lo que el delantero de Gabón se hinchó a meter durante su etapa en el Borussia: 141 en 213 partidos. Incluidos los 40 (en 46 encuentros) de la temporada pasada. O los 21 (en 24 apariciones) que aparecen en su contador de la presente campaña.

Mkhitaryan tampoco escondió nunca su olfato de cara a portería mientras estuvo en Alemania: 41 goles en 140 partidos con el Dortmund, incluidos 23 en su último curso en el equipo, 2015-2016. Todo antes de estancarse en el United, donde apenas pudo dar fe de sus buenas cualidades ofensivas entre suplencias, lesiones y altibajos. Al menos, alzó la última Europa League, en cuya final fue clave.

El reto que se le presenta a Wenger no es nada sencillo: encajar a Aubameyang y Mkhitaryan (62 goles entre los dos durante su última temporada juntos) en un ataque de auténtico lujo. Porque en él ya se encuentran Ozil y Lacazette, que podría ser el principal damnificado del reencuentro de la fantástica dupla del Borussia. ¿Jugarán los cuatro juntos? ¿Aubameyang será un jugador franquicia de la talla de Alexis? ¿Es posible conjuntar a tanta estrella? Todo por responder, pero un objetivo claro: recuperar el espíritu del Dortmund más incisivo en el área.