Guardiola abronca al línea tras la brutal entrada sobre Sané.

Guardiola abronca al línea tras la brutal entrada sobre Sané. Reuters

Fútbol Internacional PREMIER LEAGUE

Tremenda bronca de Pep Guardiola al árbitro en defensa de sus jugadores

El técnico del Manchester City dijo en rueda de prensa que el conjunto citizen no puede permitirse fichar a un jugador de "80 o 100 millones de libras".

Joe Bennet ha comenzado a forjarse una reputación como carnicero de la Premier League. El jugador del Cardiff City no llega a los niveles de violencia del cinematrográfico Vinnie Jones, pero su entrada sobre Leroy Sané, jugador del Manchester City, durante el encuentro de cuarta ronda de la FA Cup sí parece digna de una película de ciencia ficción. Tan agresiva fue la jugada, con toda la planta del pie sobre la tibia del jugador alemán, que hasta la selección alemana protestó vía Twitter. Eso sí, la gran bronca se la llevó el árbitro del encuentro y fue Pep Guardiola quien le dejó las cosas claras por no proteger a sus futbolistas.

Cada lesión en el Manchester City, cada entrada violenta, va seguida de una rueda de prensa en la que el técnico de Santpedor solicita protección para los jugadores con más técnica sobre el terreno de juego, que además suelen ser los suyos. Sin embargo, en este ocasión, el catalán no pudo esperar a tener los micrófonos delante y aprovechó el pitido final para 'comerse' al árbitro del encuentro, que sólo amonestó al jugador del Cardiff City en una clara acción de tarjeta roja directa.

La salvaje entrada de Bennet sobre Sane.

La salvaje entrada de Bennet sobre Sane.

La bronca, monumental a tenor de las imágenes, no prosiguió en la sala de prensa, donde el técnico celeste tampoco quiso ser crítico con la excesiva dureza del conjunto de Neil Warnock: "Cada equipo puede jugar como quiera, pero el árbitro debe decidir lo que es correcto o incorrecto. Sólo pido que protejan a los jugadores. No a los jugadores del Manchester City, a todos los jugadores", dijo Guardiola a los periodistas.

El técnico señaló que Sané "estará fuera durante una buena temporada, algunas semanas, quizás meses. Ya veremos". Sin embargo, desde la Federación Alemana de Fútbol fueron incluso más duros que el propio Guardiola, y en un tuit tan educado como contundente, recordaron a los jugadores del Cardiff City que este verano hay "un torneo muy importante. Por favor, no lesionéis a nuestros jugadores".

El futbolista alemán fue sustituido en el descanso por Sergio Agüero y Bennet fue expulsado por otra fea entrada sobre Brahim. El City se impuso por 0-2 y estará en el bombo del sorteo de la quinta ronda de la FA Cup, aunque la otra noticia de la jornada no fue el resultado del encuentro, sino las declaraciones de Guardiola en esa misma rueda de prensa en las que reconoció que el conjunto 'citizen' no tiene dinero para hacer un fichaje de 80 o 100 millones de libras este verano. Unas palabras que llegan días después de que el City page los 70 millones de euros de la cláusula de rescisión de Aymeric Laporte al Athletic Club.

"Por supuesto que gastamos mucho dinero, pero es el mismo dinero que muchos otros equipos. Puedo asegurarles que no somos el único equipo en el mundo que gasta dinero", dijo en rueda de prensa justificándose, aunque afirmó que "22 jugadores titulares son demasiado caros de comprar, incluso para el City". En cualquier caso, el técnico español afirmó que "en el futuro puede cambiar, pero no hemos pagado 80-100 millones de libras por un jugador, no podemos pagar eso en este momento".