Agüero, sobre el césped de Anfield.

Agüero, sobre el césped de Anfield. REUTERS

Premier League

Klopp engaña a Guardiola y el City cae por primera vez esta temporada en Premier

El Manchester City pierde en Liverpool (4-3) en la primera derrota del equipo del técnico catalán este año en la Premier League. Llegó a ir perdiendo 4-1 pero maquilló el resultado al final. La defensa del City hizo aguas.

El Manchester City de Guardiola ha perdido. Y eso es noticia. Si a eso le añades que fue claramente superado, al margen de unos minutos finales en los que el City recortó distancias, el 'bombazo' es mayor. El mejor equipo de la historia de la Premier League a estas alturas, líder sólido en la liga inglesa, naufragó en Anfield y cayó ante el Liverpool por 4-3.

Es la primera derrota del City en la presente Premier y también la primera 'real' de la temporada, ya que la anterior fue en Donetsk en Champions en un partido en el que el equipo de Manchester ya no se jugaba nada. Algún día tenía que pasar, era cuestión de tiempo, y apenas tiene trascendencia en la clasificación, ya que por mucho que el United gane este lunes al Stoke City el equipo de Mourinho se quedará a 12 puntos del título.

La relevancia de la derrota estuvo en la forma en la que ocurrió. El City demostró ser humano y Klopp bailó en gran parte del duelo a Guardiola como todo el Liverpool lo hizo con su rival. Después se durmió, muy propio de este equipo este año, que ya desechó un 0-3 en Sevilla para acabar en empate. El resultado fue demasiado generoso con el City, aunque luchar hasta el final siempre tiene mérito.

Al margen de la honrada derrota del City, Guardiola tuvo sus primeras sensaciones negativas de todo el curso. Su defensa, por ejemplo, hizo aguas ante el ímpetu de los reds, que en ataque fueron un ciclón ante un Otamendi y Stones totalmente superados. Queda la duda de qué pasará con esta zaga cuando delante tenga a algunas de las mejores delanteras de Europa.

Guardiola, cabizbajo, en el partido ante el Liverpool.

Guardiola, cabizbajo, en el partido ante el Liverpool. REUTERS

Firmino, Salah y Mané disfrutaron de una tarde feliz en la que el Liverpool en la que nadie se acordó de Coutinho. El brasileño ha dejado 160 millones y no parece que su ausencia futbolística se vaya a notar mucho. El problema de los de Klopp está en la defensa (no jugó Van Dijk, por el que pagaron 80 millones este mismo mes) y en aguantar los 90 minutos concentrado.

Sin Silva, aún fuera, Sané empató un gol inicial de Oxlade-Chamberlain pero justo tras salir del descanso llegó el arreón del Liverpool con goles de los tres mencionados jugados de ataque. Al final, Bernardo Silva y Gundogan recortaron distancias y Agüero estuvo muy cerca de lograr el 4-4 en el último minuto.