Purple rain, por Angie Gray.

Purple rain, por Angie Gray.

Arte Pintura y expresionismo

Angie Gray, la artista del cambio climático

La obra de la pintora californiana -ahora expuesta en Madrid-muestra preocupación por los efectos del cambio climático, desde "las avalanchas" a "los polos derritiéndose".

Angie Gray es una pintora californiana nacida en una familia de científicos enamorados del arte. Pintó y dibujó desde muy pequeña, hasta que finalmente decidió acudir a la Universidad de Arte de Irvine, en California. Allí también recibió clases de Danza Moderna. “Tuve como profesores a profesionales como Tony Delap y Craig Kauffman. Este último fue un expresionista abstracto que puso de manifiesto los primeros síntomas de un expresionismo sensible en Los Ángeles”, relata a este periódico. Ella reconoce sentir cierto paralelismo fraternal con este movimiento, aunque en sus últimas piezas, como ella misma dice, cabalga “entre el paisaje y el expresionismo para poder llegar más al alma del tema que trata”.

Ahora presenta en Madrid dos exposiciones. Una, titulada Transmutation, se inauguró el 15 de enero y podrá verse hasta el 12 de febrero en calle General Álvarez de Castro 11, en Madrid. La segunda, llamada Expresionismo Costa Oeste, podrá disfrutarse en la Sala de exposiciones de la Universidad Autónoma de Madrid, en el Edificio Plaza Mayor, primera planta, Isla E, Campus de Cantoblanco, del 7 al 26 de febrero.

Islas, por Angie Gray.

Islas, por Angie Gray.

Cuenta la artista que sus trabajos están dedicados “a resaltar o sugerir los posibles resultados del fenómeno del cambio climático que ya se están produciendo y se producirán en nuestro ambiente, como los polos derritiéndose, las avalanchas, la subida del nivel de agua o la falta de agua dependiendo de qué punto de la tierra se trate”.

Explica que “técnicamente, utilizo una amalgama de diferentes períodos anteriores: desde el postmodernismo al automatismo, de los color field a los combines y a los collages, también incorporando 'found objects'”. Con todo, admite que también le interesa “la exploración de los signos y el lenguaje con relación a la imagen visual”, por lo que, si el espectador se fija bien, puede adivinar letras y números en sus obras, aunque “no siempre son obvios”. Gray también ha trabajado como fotógrafa y se muestra interesada en que sus pinturas creen un “diálogo significativo” entre el mundo y la audiencia.