Kiko Jiménez ha narrado aspectos desconocidos de su vida.

Kiko Jiménez ha narrado aspectos desconocidos de su vida.

Televisión LA CURVA DE LA VIDA

La curva de la vida de Kiko Jiménez: de la visita a su padre en la cárcel a su amor por Sofía

El concursante asegura que la de Pamplona es la mujer de su vida y afirma seguir enamorado de ella, pero considera que la relación no tiene futuro.

Noticias relacionadas

Kiko Jiménez (27 años) es, junto al Maestro Joao, firme candidato a abandonar GH VIP en la próxima gala. El novio de Sofía Suescun (23) se ha ganado la animadversión de buena parte de la casa y de la audiencia después de su traición a Mila Ximénez (67) y su cambio de estrategia para convertirse en el nuevo villano de Guadalix.

Sin embargo, la imagen que el exnovio de Gloria Camila (24) mostraba este martes durante su curva de la vida puede haber enternecido a algunos de sus detractores. Y es que el joven ha desvelado aspectos de su vida totalmente desconocidos y ha sacado a relucir su lado más sensible.

El asesor de Mujeres y Hombres y Viceversa comenzaba relatando su infancia, marcada por la ausencia de su padre. Sus padres se divorciaron un año después del nacimiento de Kiko, él se quedó con su madre y sus abuelos y no volvió a ver a su progenitor hasta los cinco años: "A los 5 años es la primera vez que yo lo veo y él estaba en la cárcel. Es la única vez que lo vi", desvelaba.

Kiko visitó a su padre en la cárcel cuando tenía cinco años.

Kiko visitó a su padre en la cárcel cuando tenía cinco años. Mediaset

Kiko asegura que volvió a verse con su padre siendo casi un adulto: "Lo volví a ver a los diecisiete o dieciocho años, fue decisión mía", confesaba. Esos han sido los dos únicos contactos que ha habido entre padre e hijo, aunque el joven revela que dos días antes de entrar en Guadalix recibió noticias sobre su padre mientras paseaba al perro de Sofía: "Apareció una señora mayor que se puso a llorar y me dijo que era mi tía. Me dijo que estaba muy mal, me dio un teléfono y me dijo que su último deseo era hablar conmigo antes de morir". Esa llamada nunca se produjo, aunque el concursante no descarta realizarla al salir de GH VIP: "Creo que debo hacerlo", confesaba a Jorge Javier Vázquez.

El siguiente punto importante de su curva se produce cuando conoce a Sofía Suescun, su actual pareja (aunque ella da por rota la relación). Kiko describía el momento en que conoció a la de Pamplona, que por aquel entonces era anónima: "Se puso en contacto conmigo. Me voy a su tierra, nos conocemos, pasamos la noche juntos, luego se vino a Madrid, empezamos una mini relación", afirmaba. Pero aquel affaire no llegó a nada y acabó tras un enfado de él. 

Sofía intentó recuperarle después, pero Kiko la rechazó y rompió el contacto con ella porque había conocido a otra chica: Gloria Camila Ortega. Nacía así una relación de cuatro años en las que él asegura que fue "muy feliz". Pero el paso de ambos por Supervivientes truncó el buen momento que vivían: "Ella cambió, cambió su forma de ser, de actuar, con su novio, sus amigos, creo que se le subió a la cabeza", se lamentaba el joven. Lo que vino después ya lo narró Kiko en Sábado Deluxe antes de entrar en Guadalix: "Hay cosas muy malas, infidelidades, engaños y traiciones. Yo le pedí a ella que lo dejáramos ahí, pero al final hemos acabado en esto. Ella fue la que abrió el melón dejando entrever que yo tenía algo con Sofía y no tenía nada", sentenciaba, culpando una vez más a la hija de Ortega Cano de su ruptura.

Kiko ponía puntos suspensivos a su relación con Sofía.

Kiko ponía puntos suspensivos a su relación con Sofía. Mediaset

Pero el destino volvió a unir los caminos de Kiko y Sofía. El chico asegura haber vivido el mejor verano de su vida junto a la joven, a pesar del polémico conflicto con la guardia civil de Marbella que acabó con Kiko en el calabozo: "Fue la peor noche de mi vida, pero al mismo tiempo la mejor porque me di cuenta de que es la mujer de mi vida", confesaba emocionado.

Sin embargo, el pico de su curva junto a Sofía finalizaba con puntos suspensivos y una confesión inesperada: "Mi relación con Sofía está destinada al fracaso como la de Gloria". Kiko afirma que sigue muy enamorado de la joven, pero teme que no esté esperándole: "Mi miedo es perderla, salir y que no esté… Me dolió muchísimo que Mila quisiera sembrar una duda. ¿No puedo tener aquí una amiga?", preguntaba en referencia a la acusación de Mila Ximénez de estar creando una falsa carpeta con Estela Grande.

Pese al intento de Kiko por aclarar que lo suyo con Estela es una simple amistad, Sofía no podía olvidar todo lo que se ha visto en los vídeos y se limitaba a afirmar que está viviendo "una pesadilla". 

[Más información: Sofía Suescun y Diego Matamoros se desvinculan de sus parejas entre acusaciones de montaje]