El Concurso Mundial de Vinos de Bruselas es uno de los más prestigiosos del sector. Los vinos premiados en el mismo se eligen mediante un sistema de catas a ciegas en la que los vinos se sirven en copas negras y sin ninguna información sobre la marca, la procedencia o el tipo de uvas con las que está elaborado el vino.

De esta manera, la selección de los mejores vinos se hace atendiendo a sus cualidades olfativas y gustativas.

Un vino blanco español, el mejor del mundo

Eneko Atxa y Bertol Izagirre

En esta edición del Concurso, que este año se ha celebrado en Aingle (Suiza) y al que se han presentado 9150 vinos procedentes de 46 países, que han sido catados por un total de 363 expertos llegados de 51 países, ha sido elegido como mejor vino blanco del mundo el txacolí "42 by Eneko Atxa 2015" elaborado por las bodegas Gorka Izagirre de Larrabetzu y bajo la D.O. Bizkaiko Txacolina, que ha conseguido la Gran Medalla de Oro y el Trofeo del Mejor Vino Blanco de todo el concurso.

El vino "Gorka Izagirre 2018" de la misma bodega también ha sido reconocido con una Medalla de Oro.

42 by Eneko Atxa es un vino que respeta el carácter de la uva con la que se elabora, la Hondarrabi Zerratia, una variedad atlántica que se cultiva únicamente en el País Vasco y el sur de Francia. Se trata de racimos pequeños y concentrados llenos de carácter y personalidad que son una de las señas de identidad de los vinos de Gorka Izagirre.

El mosto seleccionado de esta uva se fermenta y se cría en una tina de roble francés de 5.000 litros de capacidad sobre sus lías durante diez meses antes de pasar a madurar en botella.

Su precio es de 18 euros la botella y es un vino que fue creado para acompañar los platos de los menús degustación de Azurmendi (Adarrak -Ramas- y Erroak -Raíces-), el restaurante con tres estrellas Michelin del chef que da nombre al vino ganador.

Ahora bien, si te han entrado ganas de probar el vino, debes saber que la producción de 2015 no llegó a las 7000 botellas y las que quedan están en el restaurante, por lo que la única opción para catar el mejor vino blanco del mundo es ir a comer a Azurmendi, que desde luego como plan no suena nada mal.

La bodega Gorka Izagirre

Se trata de un proyecto familiar que nace en las viñas y evoluciona sin cesar para lograr txakolis de alta calidad, manteniendo inalterable su identidad y origen: Bizkaia.

Fundada en el año 2005 por la familia Izagirre y liderada por el enólogo José Ramón Calvo es un proyecto que busca la evolución de un vino con gran historia como es el Txakoli. Un vino con carácter único, elaborado con variedades autóctonas como la Hondarrabi Zerratia y dispuesto a abrirse paso entre los grandes blancos del mundo.

Laa bodega posee 14 pequeñas parcelas, ubicadas en fuertes pendientes, que se trabajan de forma separada. De este modo se pueden estudiar las características de cada una de ellas año tras año, lo que permite ensamblarlas posteriormente del mejor modo posible para crear los txakolis de Gorka Izagirre.

En la actualidad, en las bodegas Gorka Izagirre se elaboran 5 vinos: el joven blanco Gorka Izagirre, los vinos criados con lías y barrica, G22, 42 by Eneko Atxa, el vendimia tardía Arima (‘Alma’), y por último ‘AMA’, una edición limitada que solo saldrá al mercado en años especiales. Vinos gastronómicos, complejos, redondos y muy equilibrados.

Contenido patrocinado

Outbrain