pelar-granada-00

pelar-granada-00

Aprende a cocinar

Cómo pelar una granada en un momento y sin esfuerzo

Os contamos cómo pelar una granada y desgranarla en un momento sin esfuerzo y sin que salgan los granos disparados de dos formas distintas.

Noticias relacionadas

Estamos en tiempo de granadas, una de mis frutas favoritas, en el fondo porque comerlas si uno se lo propone puede llegar a ser algo muy entretenido y laborioso. Tanto es así que cuando éramos pequeñas mi hermana y yo solíamos competir para ver quién era capaz de comer más granada sin que se le cayese un grano al suelo… cosas de niñas chicas.

Ahora la verdad es que tiro más por lo práctico y prefiero métodos más eficaces para realizar la tarea. Y como ahora es la época os voy a contar cómo pelar una granada sin esfuerzo alguno y cómo desgranarla en un momento con los dos métodos que me parecen más rápidos.

Cómo pelar una granada sin esfuerzo

Si lo que nos interesa es desgranarla entera porque la vayamos a utilizar en alguna receta como por ejemplo esta ensalada de mango,  granada y frutos secos, la forma más rápida de hacerlo es la siguiente:

  1. Con un cuchillo afilado vamos cortando la piel en sentido horizontal a media altura como si quisiéramos cortar la granada en dos mitades, pero teniendo cuidado de cortar solo la cáscara y de no clavar mucho el cuchillo para no romper ningún grano.
  2. A continuación, sujetamos la base de la granada y hacemos girar la parte superior de manera que debido al movimiento de torsión se acaben separando las dos mitades.
  3. Ahora solo queda sujetar cada una de las mitades sobre un bol amplio y golpearla con una cuchara de madera o similar para que los granos vayan cayendo.

Os dejo un vídeo, para que veáis que el método es más simple que el mecanismo de un chupete.

El segundo método, que es mi favorito cuando lo que me apetece es tomarme una granada de postre de merienda, es algo menos rápido, pero muy eficaz para comerte la granada tranquilamente sin complicarte la vida y sin que salgan los granos disparados.

  1. Con un cuchillo afilado cortamos un círculo de cáscara aproximadamente a dos centímetros de la corona. Al igual que antes hay que tener cuidado de cortar solo la cáscara para no romper los granos.
  2. Con ayuda de las manos retiramos la “tapa” que acabamos de cortar tirando de ella con cuidado.
  3. A continuación cortamos la cáscara siguiendo las telillas que separan los granos.
  4. Finalmente tiramos hacia afuera siguiendo los cortes que acabamos de hacer para separar la granada en gajos.

Os dejo otro vídeo para que veáis que también es facilísimo hacerlo así.

Y ahora que ya hemos visto cómo pelar una granada con mis dos métodos favoritos, ¿me contáis cuál es el vuestro?