Ya han pasado cuatro años desde que Tiradito & Pisco Bar abrió sus puertas en la capital y se convirtió en uno de los restaurantes peruanos más queridos y solicitados por los amantes de esta auténtica y deliciosa cocina. Elaboraciones exquisitas, tradicionales, potentes y sabrosas que siempre fue un placer acompañar de un pisco u otro cóctel de autor, tan bien elaborados detrás de su colorida barra.

Noticias relacionadas

Tras estos años de evolución e innovación, Tiradito se embarca en una nueva aventura acercando a Madrid las tabernas, mesones y cantinas peruanas más auténticas, un cambio de rumbo y una propuesta gastronómica que retorna a sus orígenes, a los sabores naturales y originarios del Perú. Una ruta donde el chef Omar Malpartida (/M, Chambí, Astrolabius y Luma) acompañado de su equipo nos proponen viajar, a través de sus platos, por todos los rincones de este fascinante país.

Ficha y detalles del restaurante Tiradito & Pisco Bar

  • Tiradito & Pisco Bar presenta una carta con la que busca hacer un amigable homenaje a las clásicas tabernas peruanas de cocina tradicional, a las picanterías, pequeños negocios humildes y populares que transcienden de las casas, y a las cevicherías, lugares sencillos donde todo gira en torno a la cocina marina.
  • Lo mejor: la panquita, un ceviche a la parrilla de corvina con ají amarillo, cebollino, cilantro, lima y naranja.
  • DirecciónConde Duque, 13. 28015 Madrid
  • Horario: 13:30h a 16:00h y 20:30h a 22:00h. (V y S hasta las 23:00).
  • Reservas: En el teléfono 91 541 78 76
  • Precio medio: 40 euros. Menú del día: 25 euros.
  • Nota: 4/5

Tras cuatro años de innovación y creatividad en su cocina, Tiradito & Pisco Bar vuelve a la tradición gastronómica de tabernas, picanterías y cevicherías peruanas de la mano del chef Omar Malpartida. De esta manera, el restaurante vuelve a las tradiciones culinarias más arraigadas del país con propuestas exquisitas elaboradas a partir de las recetas más auténticas que giran en torno a la cocina marina.

Tiradito - causa escabechada

El restaurante Tiradito & Pisco Bar estrena carta y menú del día

Platos sabrosos y llenos de sabores son el resultado de la nueva propuesta de Tiradito. Una carta en la que el producto peruano de importación se fusiona con el producto español de proximidad para crear combinaciones excelentes en las que la cocina de Perú y sus técnicas están más que presentes, sin olvidar la gastronomía mediterránea.

Para comenzar, proponen opciones tan sugerentes como las empanaditas rellenas de guiso de de ají de gallina, parmesano y aceituna botija, -un buen ejemplo de esta fusión de gastronomías y sabores-; los patacones con chorizo picante gallego y solomillo de ternera; el tamal criollo de maíz choclo, cilantro, criolla, salsa de seco y torreznos; o las tortitas de camarones con su tartar, aceite de hierba buena, lima, cilantro y panca ahumada.

Tiradito - tortita camarones

Las cevicherías

Pasamos a la sección de cevichería, donde quedan representados a la perfección los sabores más auténticos del Perú. Elaboraciones tan emblemáticas como un ceviche mixto, preparado con la pesca del día, gambón, chipirón, chanquete crujiente, zarandaja y leche de tigre de rocoto; el tiradito charapa, también elaborado con pescado del día, leche de tigre de cocona, palmito encurtido, ají charapita y plátano macho asado; o las causas escabechadas, receta tradicional con escabeche de berberechos, cogollo y mahonesa de panca ahumada, pueden encontrarse junto a otras propuestas más originales como el pulpo al olivo, braseado al AOVE con alioli de aceituna botija, aguacate y maíz choclo; el apatarashcado de merluza, con caldo de sudado, hoja de bijao, yuquita frita, tomate y cebolla a la brasa; o el ceviche de choros, de mejillón, cebolla, tortilla de maíz, puré de boniato, AOVE y leche de tigre de ají amarillo.

Tiradito - choros

Las picanterías y la cocina criolla

El homenaje continúa a las picanterías, sección donde encontramos por ejemplo un rocoto relleno al horno, un guiso de ternera con chicha de jora, vino tinto, gratín de patata y queso, y chupe de huacatay; la suculenta puca picante con panceta crujiente de Ayacucho; o el pollo canga a la brasa con palmito rostizado y col fermentada, típico de los asaditos de la selva.

Como representación de la cocina criolla está el anticucho de corazón de ternera, ají panca, salsa ocopa, huacatay, patatas y maíz choclo; la panquita, un ceviche caliente a la parrilla elaborado con corvina, ají amarillo, cebollino, cilantro, lima y naranja; o el lomo saltado y el arroz chaufa, entre las propuestas con influencias de otras culturas.

Tiradito - lomo

El capítulo de dulces en la carta de Tiradito & Pisco Bar

La cara más golosa de Tiradito se representa con algunos clásicos de la repostería más tradicional de Perú, tan dulces como irresistibles. Entre ellos se pueden degustar los picarones de la abuela, unos buñuelos de boniato y calabaza bañados en miel de higos; el arroz con leche con panela, canela y granizado de chicha morada, que le aporta un contraste fresco y algo ácido; o los alfajores de convento, rellenos de dulce de leche y acompañados de helado de vainilla y macedonia de frutas.

Tiradito - arroz con leche y granizado de chicha morada

La oferta se completa con un recién estrenado menú del día (25 euros), disponible de miércoles a viernes a la hora de comer, y que incluye cuatro pases: una tapa, un entrante, un fondo y un postre. Esta propuesta cambia cada semana ofreciendo una cocina de temporada donde se elaboran ricos platos con el mejor producto del mercado. Ideal para acudir a Tiradito a menudo y seguir disfrutando en cada visita con platos que aún no hemos probado.

Y su Pisco Bar…

Tiradito - cóctel

No se puede hablar de Tiradito sin mencionar su Pisco Bar. Omar sabe de sobre lo bien que combinan los cócteles con la gastronomía peruana, y lo mucho que en España nos gusta disfrutar de las cocinas del mundo acompañándolas también de sus cartas líquidas más auténticas y originales. Así, su pequeña pero llamativa y graciosa barra hace de bar. Un rincón perfecto para tomarse un delicioso pisco sentados en sus taburetes antes de sentarnos a la mesa, o donde alargar la visita con un combinado o un cóctel de autor de excepción. Entre ellos no faltan el Chicha Sour, el Uvachado, el Mojadito o el Emoliente de Verano. Todos con presentaciones tan llamativas como atractivas, a las que será muy difícil resistirse.