El primer reto al que nos enfrentamos cuando preparamos un viaje a Japón es organizar la ruta. Ya sea que queremos viajar por libre o llevarlo organizado desde casa, es importante tener claro qué queremos visitar para organizar nuestra ruta por Japón.

Noticias relacionadas

Japón es un país enorme de casi 380.000 km2, compuesto por miles de islas de las cuales destacan cuatro, siendo Honshū la principal y más visitada. Es un lugar con miles de opciones para visitar, y dependerá de nuestras preferencias como viajero.

Otro factor a tener en cuenta es, por supuesto, el tiempo. No es lo mismo viajar una semana que dos o un mes. Por lo general y basándome en lo que preguntáis los lectores, el viaje típico suele ser de 2 a 3 semanas, y aunque daremos opciones para viajes más cortos y más largos, es lo que utilizaremos de base para organizar la ruta por Japón.

Los imprescindibles de Japón

La vista nocturna de Tokio desde el Ayuntamiento

Cualquier opción es buena, pero sí es recomendable empezar por los básicos imprescindibles si es nuestro primer viaje a Japón. Eso quiere decir que en un primer viaje a Japón no pueden faltar Tokio, Kioto y Osaka (y quizás Nara por cercanía a las dos últimas).

Las calles de Kioto

Tokio es la capital, la ciudad más poblada, multicultural y "loca", donde disfrutaremos como niños sea lo que sea que nos guste. Kioto es una ciudad enorme pero mucho más tradicional, con templos y casas bajas de madera, ideal para conectar con un Japón más tradicional. Y Osaka es una ciudad moderna donde el humo de los puestos callejeros se mezclan con los neones de sus calles.

Las luces nocturnas de Osaka

Con estas tres ciudades ya tendríamos una ruta básica por Japón, y no pueden faltar sea cual sea el tiempo que vamos a pasar en Japón.

Cómo moverse por Japón: JR Pass

Si bien es cierto que para movernos por Japón podemos alquilar un coche o viajar en autobús, la mejor opción por muchas razones es el tren.

Japón cuenta con una red de trenes muy extensa, puntual, rápida y con una gran frecuencia. Es facilísimo moverse por todo el país usando trenes fiables y rápidos, que nos dejarán en el centro de las ciudades, desde donde podemos movernos fácilmente en transporte público a cualquier punto.

El JR Pass se vende en diversas páginas web y ofrece opciones de 7, 14 y 21 días. Hay que comprarlo con un máximo de tres meses antes de nuestro viaje (y no apuréis más de una semana), nos enviarán por correo postal un ticket y este tenemos que canjearlo en Japón por el JR Pass.

Mañana sale nuestro avión y no tenemos el ticket del JR Pass, nos ha pillado el toro y no hay tiempo, que no cunda el pánico. Tenemos dos opciones: Comprarlo físicamente en la única agencia de viajes que lo vende, Viajes HIS en la calle Chinchilla en Madrid, o comprarlo en algunas oficinas que sí lo venden en Japón (esta es muy arriesgada y nada recomendada porque cambia mucho la disponibilidad).

Una vez canjeado el JR Pass en Japón diremos el día que queremos que empiece a ser válido (no tiene que ser el día del canje, puede ser más adelante). Simplemente tendremos que entrar y salir de la estación mostrando el pase y podremos viajar usando trenes de forma ilimitada.

Es importante saber que el JR Pass no incluye, por lo general, transporte público interno en las ciudades. Aunque hay excepciones como la Yamanote Line en Tokio, que recorre la ciudad de forma circular por los principales destinos turísticos (por eso es buena idea alojarse cerca de una estación de la Yamanote), o el autobús de JR que recorre Kanazawa y también está incluido. Hay que informarse en cada ciudad porque nos podemos llevar sorpresas positivas.

Ruta por Japón en una semana

Si tenemos poco tiempo y queremos conocer lo principal de Japón podemos arreglarnos con una semana. No será el viaje más completo de Japón pero igualmente podemos hacernos una idea de lo más importante y disfrutar de unos días maravillosos.

Templo Fushimi Inari en Kioto

El plan es el siguiente: Llegamos por la mañana a Tokio, canjeamos el JR Pass de 7 días y nos vamos directamente a Kioto (es una paliza pero así optimizamos mejor el tiempo). Esa misma tarde damos un paseo y cenamos en Kioto. Pasaremos allí 3 noches, y dedicaremos un día por la mañana a Nara y por la tarde a Osaka (está todo conectado y cerca en tren, más o menos a media hora). El cuarto día volvemos a Tokio y pasamos allí 3-4 noches. Será imprescindible quedarnos en una estación de la Yamanote Line para movernos rápido y visitar todo lo posible.

Ruta por Japón en dos semanas

Si podemos extender nuestro viaje y quedarnos dos semanas en Japón vamos a poder ver muchas más cosas.

La idea es sencilla, simplemente tenemos que coger la ruta de una semana y añadir uno de los dos destinos que más nos gusten: Hiroshima y Miyajima o Takayama, Ainokura y Kanazawa (que solo por comer en el mejor restaurante de sushi de Japón ya merece la pena). Desgraciadamente en dos semanas no hay tiempo para visitar ambas opciones si mantenemos Tokio, Kioto, Osaka y Nara.

Hiroshima

La opción de Hiroshima es más histórica, y aunque esta ciudad no aporte nada desde el punto de vista de belleza y entretenimiento (no hay gran cosa que hacer), sí que es una visita impactante y muy interesante, incluyendo su espectacular museo.

El torii de Miyajima

Lo que sí es precioso es coger el ferry (incluido en el JR Pass) y visitar Miyajima, donde además del famoso torii flotante tenemos una isla maravillosa, llena de flora y unos paisajes maravillosos. Merece la pena pernoctar y disfrutarla al anochecer, cuando los turistas desaparecen.

Es posible dentro de esta opción volver a Kioto y desde ahí ir a Takayama, haciendo una visita de día a Shirakawa-go, un precioso pueblo museo que conserva las casas tradicionales japonesas de la montaña.

Pueblo de Shirakawa-go

La opción de Takayama, Ainokura y Kanazawa es para los que prefieran más naturaleza, montaña y un Japón tradicional con los típicos arrozales. Desde Kioto tendríamos que subir directamente a Takayama sin poder visitar Hiroshima, pasar una o dos noches, y a partir de aquí seguir el viaje en bus para visitar en el día Shirakawa-go, seguir desde allí hasta Ainokura o Gokayama y hacer una noche en uno de los pueblos más tranquilos de Japón. Después subiremos hasta Kanazawa y bajaremos desde aquí de vuelta a Tokio en tren rápido (unas 3 horas de viaje).

Ruta por Japón en tres semanas

Y por último llegamos a la opción más completa, ya que nos permitiría combinar las opciones de la ruta de dos semanas uniendo Hiroshima, Miyajima, Takayama, Ainokura y Kanazawa. Un viajazo en toda regla por Japón.

Ruta alpina Tateyama-Kurobe

Pero aún hay más, porque si te gusta la montaña y quieres visitar zonas menos conocidas del típico viaje por Japón, te recomiendo que dejes de lado Hiroshima y optes por la ruta alpina Tateyama-Kurobe, un viaje que atraviesa los alpes japoneses en teleférico, funicular, bus, trolebús y otros tipos de transporte. Compras el ticket y recorres las montañas, pudiendo parar en cualquier punto intermedio para pasear, hacer una ruta o escalar un pico. Las opciones son infinitas y el paisaje espectacular, para todos los gustos y niveles.

Para añadir esta parada a nuestra ruta y encajarla tendremos que ir a Toyama desde Kanazawa y desde allí empezar la ruta alpina. Al terminarla iremos a Matsumoto, donde podemos hacer una o dos noches, bajar para hacer el nakasendo (una ruta no muy larga y fácil paseando) desde Tsumago a Magome, un precioso pueblo donde dormiremos antes de volver a Tokio.

Vistas del Fuji desde Fujikawaguchiko

Ajustando los tiempos podemos hacer Hiroshima antes de ir a Takayama, o podremos visitar y subir el monte Fuji después de Tsumago y Magome. La opción del Fuji es ideal para amantes de la montaña, pero suele hacer mal tiempo y estar siempre nublado, es difícil que lleguemos a verlo o que lo subamos sin lluvia. La ruta no es difícil, pero se suele hacer con noche y hay que tener en cuenta que estaremos a más de 3700 metros de altitud, por lo que es imprescindible estar en buena forma y no tomárselo a broma.