Parece que lavar a mano los platos, vasos, cubiertos y ollas no es un gran esfuerzo ni nada tiene de malo hasta que has conocido lo que es tener un lavavajillas en la cocina. 

Noticias relacionadas

Cuando tienes visita en casa y organizas una comida o cena para 6 o más personas sabes que te lo vas a pasar muy bien, que disfrutarás de una agradable velada y que, cuando todos se vayan, te va a tocar fregar los platos, vasos, cubiertos, fuentes y lo que se ha manchado mientras cocinabas. Pero si cuentas con un lavavajillas en casa, este último punto desaparece. ¡Una preocupación menos!

Si todavía no lo tienes y estás pensado comprar un lavavajillas, puede que te encuentres algo perdido ante la gran oferta del mercado. Nosotros te ayudamos. 

Ventajas de un lavavajillas

Si eres primerizo con este electrodoméstico, tal vez te preguntes antes de comprarlo si realmente va a suponerte una ventaja tenerlo en tu hogar. Pues bien, no será solo una sino muchas más. 

  • Comodidad: Se acabó lavar tantos platos a mano. Solo hay que cargar el lavavajillas, introducir la pastilla de detergente y encenderlo. 
  • Ahorro de energía y agua: Puedes pensar que este punto es imposible pero lo cierto es que seleccionando el programa adecuado en función de la carga, este pequeño electrodoméstico gasta menos de lo que piensas y ayuda a ahorrar agua, porque usa la justa y necesaria, sin derrochar.
  • Mayor limpieza: Esa suciedad que pensamos que no va a salir, desaparece sin problemas dentro del lavavajillas, que deja nuestro menaje reluciente si usamos un detergente de calidad. Incluso se acrecienta la higiene, ya que no usamos el estropajo, que contiene más gérmenes de los que pensamos.
  • Cuidado de la vajilla: Siempre hemos oído que los vasos y las copas se ven dañados cuando se lavan en él, pero lo cierto es que no tiene por qué ser así. Al no lavar a mano, evitamos que ser nosotros mismos quienes rompamos estas delicadas piezas. Al no estar en contacto con los estropajos, tampoco sufren arañazos. Y con un uso correcto del lavavajillas y un buen abrillantador la cristalería no sufrirá. También se pueden usar programas especiales para ello, por ejemplo. 
  • Manos menos dañadas: Aunque no es lo que nos ocupa, hay que mencionar que nuestras manos estarán mejor, ya que el uso de detergentes y el lavar con agua a diario y varias veces estropea nuestra piel. 
  • Sin obras o remodelaciones: Los lavavajillas se suelen situar junto a la lavadora, el fregadero o cerca para usar el desagüe y la toma de agua, de modo que no es necesario hacer obras ni grandes cambios para instalarlo.

En qué fijarte para comprar un lavavajillas

Para que todas esas ventajas se cumplan en tu caso y además hagas una compra con la que estés contento durante mucho tiempo, debes conocer los detalles que hay que valorar para que tu lavavajillas cubra tus necesidades al 100%. 

Si controlas estos detalles, seguro que aciertas:

  • Tamaño: No importa si tienes una cocina pequeña, porque incluso existen modelos compactos. La medida estándar es de 60 cm de ancho y los modelos estrechos miden 45 cm de ancho. El fondo suele tener 55 cm. Por supuesto, esto afecta a su capacidad. 
  • Capacidad: Los lavavajillas se miden por el número de cubiertos para el que tienen capacidad. Menos o igual a seis cubiertos es lo ideal para parejas o pisos para una persona. Entre 6 y 12 cubiertos, para familias de cuatro miembros con mucho que fregar y 12 o más sería lo ideal para familias grandes.
  • Eficiencia energética: Una forma de asegurarnos de ese ahorro energético que mencionábamos es comprobar la calificación del electrodoméstico en cuando a su eficiencia energética. Para que sea óptimo, debe ser A, A+ o A++, aunque te adelantamos que entre estas tres calificaciones no hay grandes diferencias en las facturas de la luz y el agua.
  • Situación: ¿Dónde lo quieres y puedes colocar dentro de tu cocina? Detalle importante para el que tendrás que tener en cuenta el tamaño pero también que necesitan estar conectados al desagüe, la toma de agua y la luz.
  • Interior: Cómo es el interior de este electrodoméstico es más importante de lo que parece. Hay modelos cuyo interior es modulable, de forma que ciertos espacios en sus bandejas pueden ampliarse o incluso regular su altura y así darles un uso diferente.
  • Ruido: La mayoría de los lavavajillas hacen ruido al funcionar, por eso, si vamos a estar trabajando en casa mientras funciona o si después de cenar nos vamos a dormir, dejándolo activo, es un punto a tener muy en cuenta. 
  • Programas: Si vas a lavar mucho cristal, asegúrate de que incluya un programa especial para su cuidado, por ejemplo. Algunos que son muy interesantes son los modos Eco, prelavado o media carga, entre otros. En cuanto a la temperatura, lo normal es que vayan desde los 45º C hasta los 75º C para suciedad difícil.  

Tipos de lavavajillas

Encontramos tres tipos de lavavajillas entre los cuáles deberemos escoger el que más se adapte a lo que estamos buscando para nuestra cocina: 

Lavavajillas integrables

Los lavavajillas integrables o integrados se llaman así porque se colocan dentro de uno de los armarios de tu cocina, de forma que a simple vista parece que no haya un electrodoméstico en su interior. Esto es algo meramente estético, ya que a la hora de comprarlo habrá que vigilar todos los detalles que ya hemos comentado. 

En muchos casos es posible panelar su exterior para personalizarlo y que no desentone con la estética de nuestra cocina. 

Integrado y para familias numerosas

Foto: Bosch SMV51E40EU

El modelo Bosch SMV51E40EU es un lavavajillas totalmente integrado en color blanco. El ruido no será un problema ya que su motor es "EcoSilence". Por no hablar del gran tamaño que tiene: 13 cubiertos. También se puede regular la altura de su cesta superior. Por tanto, para familias grandes y para lavar también ollas o grandes fuentes es una buena opción. 

Entre sus programas destaca la posibilidad de programarlo para que se ponga en marcha más tarde (de 3 a 9 horas). También cuenta con lavado eco, normal e intensivo, modo rápido y prelavado. Han pensado en nuestras cristalerías también, por lo que hay una función "Glassprotec". 

En cuanto a las medidas, son 81,5 de alto, 59,8 cm de ancho y 55 cm de fondo. 

Lavavajillas silencioso y eficiente

Foto: Balay 3VF305NA

El Balay 3VF305NA es integrable y cuenta con capacidad para 13 cubiertos. Está calificado con A++ en cuanto a eficiencia energética. Para mejorar el modelo, incluye un motor 'ExtraSilencio' para minimizar el nivel de ruido. 

Cuenta con diferentes programas de lavado entre los que destacan el llamado "1 hora", que garantiza que ese será el tiempo que tardará el aparato en tener lista la vajilla (siempre que la suciedad no esté reseca o demasiado incrustada). También cuenta con prelavado, modo económico e intensivo. 

Sus medidas se ajustan a las estándar: 60 cm de ancho, 55 cm de fondo y 81,5 cm de alto.

Este mismo modelo también se encuentra disponible un poco más estrecho, con 45 cm de ancho y capacidad para 9 servicios, aunque el motor no es silencioso. Es el Balay 3VT304NA.

Lavavajillas independientes

O lavaplatos de libre instalación. Solo tenemos que pensar el hueco en el que queremos situar nuestro electrodoméstico y conectarlo a la luz, además de disponer de una toma de agua y del desagüe.  

Lavavajillas estrecho e independiente

Foto: Electrolux ESF4513LOX

El lavavajillas independiente Electrolux ESF4513LOX es un modelo estrecho, ya que su capacidad es de 9 cubiertos. Su frontal es de acero inoxidable, lo que dará un toque moderno a cualquier cocina. Está calificado como A+ en la escala de eficiencia energética. 

Permite el lavado con media carga y además en su pantalla integrada muestra el tiempo restante de lavado. También cuenta con la posibilidad de programar su funcionamiento. 

Sus medidas son 44,6 cm de ancho, 61,5 cm de profundidad y 85 cm de alto. 

Lavavajillas eficiente y de gran capacidad

Foto: Teka LP8 820

El Teka LP8 820 tiene capacidad para 12 cubiertos. Su puerta es de acero inoxidable y cuenta con una calificación de A++ en cuanto a eficiente energética

Está equipado con el sistema de seguridad Aquastop y antidesbordamiento, para evitar desbordamientos en casa. 

Entre sus funciones de lavado incluye la mitad de carga y otras seis funciones más junto al programa Eco. 

Sus medidas son 59,8 cm de ancho, 61 cm de profundo y 84,5 cm de alto. 

Lavavajillas compacto

En este caso se trata de lavavajillas más pequeños que pueden ser colocados con facilidad hasta en las cocinas más pequeñas, ya sea empotrado o sobre una encimera. 

Lo que necesitarás sí o sí es conectarlo con el desagüe, con una toma de agua y a la luz.

Lavavajillas compacto empotrado

En caso de que busques una solución que ocupe poco espacio y que puedas colocar en una columna o en el interior de un mueble, un lavavajillas compacto empotrado es perfecto para ello. 

Un completo lavavajillas empotrado

Foto: Klarstein Amazonia 6 Nera

El Klarstein Amazonia 6 Nera puede colocarse dentro de un mueble o columna y ocupa poquísimo espacio. Su capacidad es de 6 cubiertos y pertenece a la clase de eficiencia energética A+

Es de fácil manejo y cuenta con diferentes programas como el intensivo, eco/estándar, programa cristal, programa de 90 minutos, rápido, prelavado. Además tiene la función AquaStop para evitar fugas de agua. 

Sus medidas son 55 cm de ancho, 49 cm de fondo y 43,5 cm de alto. 

Lavavajillas compacto de sobremesa

En este caso se trata de un electrodoméstico que puedes situar sobre una encimera, sin necesidad de situarlo en el interior de tus muebles de cocina. Igualmente ocupa poco y es una buena solución para parejas o personas que viven solas. 

Lavavajillas compacto y silecioso

Foto: Balay 3VK301BC

El modelo Balay 3VK301BC puede instalarse donde lo necesites dentro de tu cocina. Tiene capacidad para 6 servicios y está calificado con una A en cuanto a eficiencia energética. 

Podrás emplear cuatro programas diferentes: Eco, intensivo, normal y rápido. Incluye motor extrasilencioso y la función AquaSafe en caso de que haya algún percance. 

Las medidas de este Balay son 50 cm de ancho, 55,1 cm de profundidad y 45 cm de alto. 

¿Cuánto consume el lavavajillas?

Hemos hecho los cálculos para conocer cuánta luz y agua gasta un lavaplatos en un ciclo estándar. Así sabremos si la compra nos saldrá cara a largo plazo. 

Según las tarifas del Canal de Isabel II para este año, 1 litro de agua nos cuesta 0,001486€, de modo que hemos hecho la cuenta para saber el coste del agua en un ciclo estándar.

También hemos calculado el gasto en luz en base al precio del kilovatio por hora (kWh) que se marca en tarifaluzhora.es entre las 22 y las 23h, que es una hora en la que en muchos hogares se encienden los lavavajillas después de cenar, siendo este precio de 0,109 €/kWh. Sabiendo el consumo energético en ese mismo ciclo estándar hemos podido calcular el coste.

Modelo Eficiencia Nº servicios Tiempo del ciclo Consumo de agua en un ciclo estándar Consumo de energía por ciclo Gasto en agua Gasto en luz  Gasto total (luz + agua)
Bosch SMV51E40EU A 13 195 min. 9,5 l 0,92 kWh 0,01€ 0,10€ 0,11€
Balay 3VF305NA A++ 13 210 min. 9,5 l 0,92 kWh 0,01€ 0,10€ 0,11€
Electrolux ESF4513LOX A+ 9 245 min. 9,9 l 0,77 kWh 0,02€ 0,08€ 0,10€
Teka LP8 820 A++ 12 190 min. 3,08 l 0,91 kWh 0,01€ 0,10€ 0,11€
Klarstein Amazonia 6 Nera A+ 6 180 min. - 0,61 kWh - 0,07€ 0,07€
Balay 3VK301BC A+ 6 225 min. 8 l 0,61 kWh 0,01€ 0,07€ 0,08€

Como se puede observar, no hay grandes diferencias en cuanto al gasto total y tampoco en los gastos de luz y agua por separado. 

Por tanto, podemos concluir que a la hora de comprar un lavavajillas la calificación energética no supone un gran ahorro para nuestros bolsillos a largo plazo. De hecho, los modelos para 13 servicios consumen lo mismo a pesar de tener una calificación A en el caso del modelo Bosch y una A++ el Balay. 

El número de servicios para el que los lavavajillas están pensados sí se nota más en el consumo de luz, ya que los más grandes gastan menos por servicio y a largo plazo la factura saldrá más barata siempre y cuando los lavados se hagan siempre con el lavaplatos a plena carga. 

Lo que vemos es que no compensa es pagar más por un modelo con mayor eficiencia energética.