El pastel de patata, bacon y col de hoy es una receta típica de la Cerdanya, Andorra y el Alt Urgell donde recibe el nombre de trinxat. Consiste en formar una especie de torta utilizando ingredientes tan básicos como la col, la patata, el ajo y, en ocasiones, algún tipo de chacina o embutido, como la panceta de cerdo curada.

Ingredientes

  • Repollo, 1/2
  • Patatas medianas, 3
  • Salchichas alemanas Bratwurst, 4
  • Panceta de cerdo curada y adobada, 100 g
  • Ajo, 4 dientes
  • Romero, 1 ramita
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Los pasos a seguir para preparar esta receta son:

01: Limpiar y cortar la col y las patatas

Seleccionamos una buena col, que presente un buen aspecto y cuyas hojas estén bien prietas. Retiramos las hojas más externas del repollo o la col, que son a su vez las de color más oscuro y las más duras, bastas y con sabor más amargo.

A continuación retiramos el tallo, parte que debe desecharse por su excesiva dureza.

Cortamos el repollo a la mitad y posamos cada mitad por la parte plana para cortarlo con mayor facilidad. Cortamos entonces una de las mitades del repollo en una juliana muy fina y la otra mitad la envolvemos en papel film y la reservamos en la nevera para otra receta.

Colocamos las hojas del repollo cortadas en juliana en un escurridor y lavamos muy bien el repollo bajo el grifo con agua fría. Escurrimos perfectamente el repollo, centrifugándolo si fuera necesario para retirar todo el agua de las hojas.

02: Rehogar el repollo y cocerlo con las patatas

Una vez cortado el repollo en juliana vamos a rehogarlo ligeramente antes de cocerlo con la patata, así nuestro pastel tendrá un sabor más intenso y un toque característico distinto.

Ponemos una cazuela ancha y baja al fuego y añadimos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y añadimos el repollo. Lo rehogamos a fuego suave durante 10 minutos para que no coja excesivo color.

Por otro lado, pelamos y troceamos las patatas en trozos irregulares. Cocemos las patatas cortadas en agua con sal y una ramita de romero, para que así la patata se aromatice y tenga otro rollo.

Una vez rehogado el repollo lo añadimos al agua en la que se está cociendo la patata. Seguimos cociendo todo junto unos 20 minutos, o hasta que tanto la patata como el repollo estén perfectamente cocidos. Aunque suelo ser partidario de dar la cocción justa a la mayoría de verduras en este caso necesitamos que ambos ingredientes estén bien cocidos y blandos para luego poder formar el pastel.

Escurrimos la patata y el repollo una vez cocidos.

03: Cortar y dorar la panceta

Cogemos la panceta de cerdo, le quitamos la piel y la cortamos en tiras finas.

Colocamos una sartén a fuego intenso con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Añadimos la panceta y la freímos hasta que esté bien doradita y churruscante. 

Escurrrimos toda la grasa que haya soltado la panceta a un recipiente aparte y echamos la panceta a un bol junto con la patata y la col escurridas.

04: Preparar el pastel chafando todos los ingredientes

Pelamos los ajos, retiramos el germen y los laminamos finamente.

Volvemos a echar un par de cucharadas de la grasa de la panceta a la sartén y freímos los ajos laminados en esa misma grasa hasta que estén bien fritos y hayan comenzado a tostarse sin llegar en ningún caso a quemarse, ya que amargarían. Volcamos el ajo junto con la grasa sobre la patata, el repollo y la panceta.

En este punto podemos optar por dos versiones. Si queremos un pastel l, con un aspecto y textura más rústicos debemos chafar todos los ingredientes con un tenedor, de modo que formemos una especie de masa pero sigan quedando pequeños trozos sin aplastar y la masa no quede uniforme. En cambio, si queremos un pastel cuya textura sea más suave y fina lo que deberemos hacer es aplastar con un pasapurés manual para que la masa quede uniforme y los ingredientes queden bien mezclados e integrados.

Una vez hecho el pastel lo servimos colocándolo y prensándolo en un molde o recipiente con forma redonda para que adquiera esa forma como de tortilla tan característicos. En mi caso he utilizado un simple aro metálico.

05: Servir el pastel de patata, bacon y col

Servimos nuestro pastel de patata, acompañado en mi caso de unas salchichas alemanas muy especiadas.

Resultado final

Este pastel de patata es una receta muy simple que necesita de apenas un puñado de ingredientes, todos ellos muy asequibles, pero que con un par de toques para tunear la receta y darle un toque de sabor diferente puede resultar un plato muy atractivo aún hoy en día.

Pese a que el acompañamiento por excelencia del trinxat original es la panceta, siempre podéis sustituirla por otros ingredientes como la morcilla o la butifarra catalana. Lo único a tener en cuenta es que en este plato la carne debe tener siempre un papel secundario y en ningún caso predominar más que los dos ingredientes principales: la patata y la col.

Otro plato tradicional que poco a poco se va perdiendo generación a generación que vale la pena rescatar y seguir apostando por él. Cocina sencilla y de aprovechamiento que consigue dejarnos un buen sabor de boca.

Contenido patrocinado

Outbrain