Tiempo: > 11 h  Dificultad: 5/5  Coste: < 4 €

Ingredientes

  • Tomates con pedúnculo, 500 g
  • Salsa de soja, 30 ml
  • Jengibre fresco, 10 g
  • Agua, 1.5 l
  • Azúcar blanquilla, 320 g
  • Azúcar moreno
  • Sal en escamas
  • Aceite de oliva virgen extra

Noticias relacionadas

Por cambiar un poco de tercio hoy, aprovechando que es domingo y aún sabiendo que no seréis muchos los que os lancéis corriendo a preparar esta receta de tomates semisecos de Alberto Chicote, me animo a compartirla con vosotros porque creo que, aunque solo sea por curiosidad, mola ver cómo son las recetas de los platos de alta cocina pues muchas veces nos ayudan a comprender que realmente esos platos valen lo que cuestan. La mayoría de las veces, algo que en el plato puede parecer muy simple lleva detrás un proceso largo y laborioso.

Preparación de los Tomates semisecos de Alberto Chicote

  1. Escaldamos los tomates en agua hirviendo durante 5 segundos y los pasamos a un bol con agua helada para cortar la cocción.
  2. Retiramos la piel con cuidado de no romper el pedúnculo.
  3. En una cacerola ponemos el agua, el jengibre pelado y rallado, la salsa de soja y el azúcar blanquilla. Calentamos hasta que  hierva a borbotones.
  4. Sumergimos los tomates en el jarabe hirviendo y, cuando rompa a hervir de nuevo,  los sacamos.
  5. Cuando todos hayan hervido, los ponemos en una fuente que resista el calor y los cubrimos con el jarabe hirviendo. Nos aseguramos de que están bien sumergidos, los tapamos y dejamos reposar 2 horas.
  6. Pasado ese tiempo, escurrimos los tomates y los colocamos sobre una rejilla o un colador grande para que puedan escurrir bien durante dos horas más. Tienen que estar bien separados para que no se queden pegados.
  7. Metemos los tomates en el horno a 100º C durante más o menos 5 horas. La carne exterior se arrugará pero sin llegar a tostarse.
  8. Sacamos del horno y dejamos que reposen a temperatura ambiente durante 4 horas más. Todo este proceso ha de ser continuo, no se puede romper, pero a partir de aquí ya se pueden conservar en la nevera hasta el momento de utilizarlos.

En el momento de servirlos:

  1. Colocamos los tomates semisecos en una bandeja de horno cubierta de papel de horno.
  2. Rociamos con un hilo de aceite de oliva virgen extra y espolvoreamos ligeramente con azúcar moreno y  sal en escamas.
  3. Horneamos 4 minutos a 185ºC para que caramelice el azúcar, sacamos del horno y dejamos atemperar durante 2 o 3 minutos.

tomates-semisecos-01

Resultado

Estos tomates semisecos de Alberto Chicote, no son una receta cargada de ingredientes difíciles de conseguir, tampoco son ingredientes caros, al contrario, podríamos decir que son ingredientes humildes, pero que se convierten en un bocado increíblemente delicioso gracias al trabajo impecable que hay detrás.

¿Os animáis a intentarlo?

Imágenes | Danny