Foto por Asier G. Morato.

Ingredientes

  • 100 g de queso cremoso (tipo Philadelphia).
  • 3 huevos.
  • 1 ml (o 1/4 de cucharadita) de bicarbonato de sodio.
  • Sal y (opcionalmente) algunas especias.

Preparación: < 30 min. Dificultad: Fácil Raciones: 8 unidades Coste: Bajo.

Noticias relacionadas

Seguro que llevas todo el día preguntándotelo, ¿puede hacerse un pan sin ningún tipo de harina? Puedes dejar de darle vueltas a la cabeza. Es posible y es de lo más fácil. Y si no te lo crees sigue leyendo, que te voy a enseñar cómo preparar pan nube en casa.

Para preparar pan nube vamos a necesitar:

Cómo preparar pan nube en casa

A diferencia del resto de panes, el pan nube se prepara con sólo tres ingredientes y los pasos a seguir son de lo más sencillos (casi tanto como los de las nubes de huevo). Eso si, si no quieres dejarte el brazo poniendo las claras a punto de nieve lo mejor es que tengas una batidora a mano.

1. Separamos las claras y las batimos a punto de nieve

pan-nube-cloud-bread-1

Para empezar, precalentamos el horno a 150 ºC y separamos las claras de la yema. A continuación ponemos las claras en un bol junto con el bicarbonato de sodio y las batimos a punto de nieve.

2. Mezclamos las yemas con el queso cremoso

pan-nube-cloud-bread-2

Por otro lado, batimos las yemas de huevo junto con el queso cremoso y una pizca de sal hasta que quede homogéneo. También se pueden añadir especias, hierbas y semillas como el romero, la albahaca, el orégano, el cebollino o el sésamo para darle un toque de sabor.

3. Mezclamos todo y horneamos

pan-nube-cloud-bread-3

Por último, mezclamos las claras a punto de nieve con la masa de las yemas hasta que quede de forma homogénea. Después lo colocamos en cucharadas sobre un papel de horno y horneamos durante 20 minutos a 150 ºC.

Cuando estén dorados por fuera estarán listos para salir. Eso si, deja que se enfríen un poco antes de comerlos.

¿Y ahora que hago con el pan nube?

pan-nube-cloud-bread-4

Voy a serte sincero, los cloud bread por sí solos son como un jardín sin flores. Están bien como snack rápido, pero piden a gritos algo de alegría y color. De ahí que en el segundo os haya recomendado añadirle alguna que otra especie.

Aunque no es lo único, con un poco de embutido y algo de queso podéis haceros un estupendo bocadillo, que para eso es un pan. Eso por no mencionar que la combinación de orégano y albahaca viene de cine para hacer una mini pizza con algo de tomate y mozzarella.