No es novedad que comer frutas y verduras es una parte esencial en una dieta saludable, pero sus beneficios no se limitan a la salud física. Nuevas investigaciones muestran que el aumento en el consumo de frutas y verduras podría mejorar el bienestar psicológico en tan solo dos semanas.

Noticias relacionadas

En un estudio realizado por el equipo del Dr. Tammlin Conner del departamento de Psicología de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda se observó que a aquellos adultos que tomaron un extra de frutas y verduras durante 14 días experimentaron un aumento de motivación y vitalidad.

Comer más frutas y verduras mejora la salud mental

Según la OMS los adultos debemos consumir al menos 2 piezas de fruta -o dos tazas, si se trata de frutas pequeñas como fresas, cerezas, arándanos… – y unas dos o tres tazas de verduras diarias. Estos alimentos pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades coronarias e incluso algunos tipos de cáncer.

Pero, además, en los últimos años han empezado a aparecer estudios que relacionan el consumo de fruta con la salud mental, tal como se apuntaba en este estudio publicado en 2014. En este nuevo, del que os hablamos hoy, el Dr. Conner intentar profundizar un poco más en el tema.

Comer frutas y verduras aumenta la motivación y la vitalidad

Los investigadores reclutaron para el estudio a 171 estudiantes de edades comprendidas entre los 18 y los 25 años que fueron separados en tres grupos y observados durante dos semanas.

Un grupo siguió con su dieta habitual, otro grupo se servía personalmente dos raciones extra de frutas y verduras (zanahorias, kiwi, manzanas y naranjas) a diario y al tercer grupo se les suministraron vales para obtener esas raciones extra de manera gratuita y se les enviaban mensajes de texto recordándoles que debían comer frutas y verduras en mayor cantidad.

Al principio y al final del estudio, los participantes fueron sometidos a evaluaciones psicológicas para determinar su estado de ánimo, vitalidad, motivación, posibles síntomas de ansiedad o depresión y otros indicadores del estado de salud y bienestar mental.

Los investigadores encontraron que los sujetos del segundo grupo, es decir, los estudiantes que personalmente habían aumentado las raciones de frutas y verduras en el menú durante dos semanas  fueron los más constantes y, además, mostraron un aumento de vitalidad y motivación. En los otros dos grupos apenas se apreciaron cambios.

Pero no te quita el bajón

En lo que no se observaron mejoras fue en los síntomas de ansiedad y/o depresión en ninguno de los grupos. Según los autores esto se debe a que para determinar esto sería necesario prolongar el estudio en el tiempo para conocer los efectos a más largo plazo.