Comienza el año y con ello, muchos se proponen dejar de fumar como propósito para los próximos 12 meses. Pero ¿debemos preocuparnos por nuestra dieta al dejar de fumar? ¿Es cierto que se engorda al dejarlo?

¿Por qué mucha gente engorda al dejar de fumar?

Noticias relacionadas

No todo el mundo engorda al dejar de fumar. De hecho los que lo hacen no suelen ganar más de dos o tres kilos. Normalmente se debe a lo siguiente:
– La nicotina aumenta la actividad metabólica. Con cada dosis de nicotina nuestro cuerpo responde con adrenalina, lo cual hace al hígado segregar glucógeno y los niveles de azúcar se elevan ligeramente. Si no fumamos, nada de esto pasa, por lo tanto nuestro metabolismo trabaja menos y consume menos calorías que cuando éramos fumadores.
– La nicotina actúa como interruptor de la sensación de hambre, afectando a la segregación de dopamina y serotonina. Después de cada cigarro la sensación de hambre desaparece durante un rato.
– ¡Picoteamos más! Además Como bien sabréis, al dejar de fumar se tiende al picoteo para sustituir los cigarrillos que antes se consumían y mantener ocupadas las manos, cosa que parece una tontería pero que es de las más difíciles de superar para los que intentan dejarlo.

¿Y que podemos cambiar para dejarlo?

comida-sana

Mantendrás las manos y la mente ocupadas durante un rato.
– Sigue una dieta sana.  No se trata de hacer una dieta estricta sino de aprovechar para mejorar nuestros hábitos alimentarios, lo cual nos beneficiará a la hora de dejar de fumar no sólo por no ganar peso sino también porque nos notaremos mucho más sanos y eso nos ayudará a mantener una actitud positiva.
– Come mucha fruta y verdura. Devuélvele a tu cuerpo todas las vitaminas que le debes después de tanto tiempo fumando. Sobre todo vitamina C.
– Para picotear, ten preparada fruta como snack. También hortalizas (zanahorias, pepinos…), y evita los frutos secos ya que aunque no lo parezca ¡son super calóricos!
– Lávate los dientes muy a menudo. Tener un aliento siempre fresco es una de las ventajas de dejar de fumar y esto te hará notar los efectos de inmediato y te animará a seguir adelante. Lleva siempre un cepillo encima o deja uno en el trabajo.
– Toma proteínas al mediodía. Después de comer puede que te sientas más cansado o somnoliento que de costumbre. Si te pasa esto cambia el menú de la comida por platos ricos en proteínas (carne, huevos, pescado, legumbres…) Te mantendrán alerta.
– Mascar chicle también te ayudará a mantenerte concentrado.
– Evita la cafeína por la tarde-noche. Tu cuerpo estará más despierto y puede que te cueste dormir. Un vaso de leche caliente ayuda a indicar al cerebro que es la hora de acostarse.
– ¡Muévete! Sé lo más activo que puedas. Como tus pulmones se irán recuperando comenzarás a soportar mejor el ejercicio físico y lo disfrutarás más. Te sentirás mucho más sano y agusto con tu cuerpo y mejorará tu autoestima.

 

Sobre todo hay que mantenerse siempre positivos y recordar que fumar es malísimo para nuestro organismo y que ganar un par de kilos no es ninguna tragedia si tenemos en cuenta los beneficios que nos va a aportar el dejarlo.

Espero que estos consejos os ayuden. Suerte amigos y ¡ánimo! Yo también estoy dejándolo :-S

Fuente: WLR, Softpedia,