Te las van a quitar de las manos, ya te lo digo. Son tan minis y tan deliciosas que nadie podrá resistirse a sus encantos. El formato de estas magdalenas de chocolate blanco es perfecto para llevar a la oficina o para el recreo de los niños, y más que perfecto para acompañar  el café, aunque habrá quien diga que no le llena medio diente…. así que pronto tendrás que repetirlas en formato grande o extragrande para que puedan darse un buen homenaje.

Ingredientes para hacer 48 magdalenas

  • Huevos, 3
  • Azúcar, 200 g
  • Aceite de oliva, 125 g
  • Nata, 75 g
  • Esencia de vainilla, 1 cucharadita
  • Harina de repostería, 200 g
  • Almendras molidas, 50 g
  • Impulsor químico, 12 g
  • Chocolate blanco, 1 tableta

01: Mezclar los ingredientes de la masa

Batimos bien los huevos y el azúcar, preferiblemente con varillas eléctricas. Añadimos el aceite y seguimos batiendo. Añadimos la nata y la vainilla, batimos otro poco. Finalmente incorporamos la harina y la levadura a través de un tamiz o colador, y batimos todo junto con las almendras molidas. Cuando tengamos una mezcla totalmente homogénea le añadimos el chocolate blanco cortado en trocitos y mezclamos suavemente con una espátula. Y sin más complicación ya tenemos la masa lista, más fácil no puede ser!

02: Enfriar la mezcla en la nevera

Dejamos enfriar unos 15 minutos la masa en la nevera mientras precalentamos el horno a 220ºC, así conseguiremos un mejor copete en las magdalenas, o en este caso copetito.

03: Colocar moldes en una bandeja para magdalenas y llenar con la masa

minimagdalenas chocolate blanco-2

Colocamos los minimoldes de magdalenas en una bandeja de hornear especial para minimagdalenas, así nos quedarán bien derechitas y subirán mejor, pero en su defecto las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

Con la ayuda de una cuchara, racionador o  sacabolas de helado, utensilio muy recomendable y  casi indispensable  para los amantes de las magdalenas, iremos llenando los moldes con mucho cuidado, sin llegar al borde. Hay que apuntar mejor que con los moldes estándar, pero con el sacabolas te resultará  facilísimo.

04: Espolvorear con azúcar y hornear

Espolvoreamos un poquito de azúcar por encima de cada una, bajamos la temperatura del horno a 200ºC y horneamos durante 13 minutos aproximadamente.

05: Servir

Ya habéis visto que son superfáciles de preparar y con ingredientes ricos ricos, de esos que cuando estás leyendo la receta te das cuenta enseguida que tiene que estar espectacular de rica, y así es.

En casa somos grandes fans de las magdalenas caseras, y espero que os pase como a mi y que guardéis esta receta como un tesoro para repetirla tantas veces como queráis y se las paséis a vuestros amigos e hijos, que dure generaciones y que el mundo vuelva a valorar estas delicias caseras, si, así de convencida estoy de que os van a encantar.