Desde hace algún tiempo, me he aficionado a buscar y atesorar recetas de galletas que se puedan hacer cuando no tengamos mucho tiempo, ricas pero sin reposos ni grandes elaboraciones, y con ingredientes básicos de nuestra despensa.

Ingredientes

  • Azúcar, 150 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente, 150 g
  • Harina de repostería, 400 g
  • Impulsor, 10 g
  • Limón, 1
  • Huevos, 2
  • Sal, una pizca

Guarda muy cerca esta receta de galletas de limón fáciles, porque además es una masa tan fácil de manejar que a los peques les encantará jugar con distintas formas como si de plastilina se tratara.

01: Mezclar mantequilla y azúcar

En un bol grande mezclamos con las varillas la ralladura de limón, el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente, que esté blandita. Si no has podido sacarla de la nevera media hora antes puedes meterla en el micro unos segundos, pero no mucho, unos 15 segundos, para que se ablande pero que no se derrita.

02: Añadir los huevos y la harina

Añadimos el zumo de limón, los huevos y una pizca de sal, mezclamos con las varillas y a continuación le añadimos la harina tamizada y el impulsor químico, podemos usar un tamizador o simplemente un colador, y seguimos batiendo un poquito más.

03: Dar forma a las galletas

Quedará una masa muy manejable, podemos hacer bolitas con las manos, o darles forma de rosquilla, pero a nosotros nos gusta simplemente hacer montoncitos con la ayuda de una cuchara, me encanta el aspecto rústico de estas galletas tan sencillas. 

Para poder ofrecer unas ricas galletas surtidas simplemente hemos elegido un par de opciones. A petición popular a la última hornada le hemos añadido unos trocitos de chocolate y ha sido todo un acierto. A las galletas con forma de rosquilla les hemos añadimos por encima unos granitos de sal y también nos ha encantado el toque que le dan.

04: Hornear las galletas de limón fáciles

Precalentamos el horno a 180ºC.

Las colocamos en la bandeja del horno forrada con papel de hornear, un poquito separadas para que no se peguen, pues crecerán un poco. Con esta cantidad de masa hemos hecho 36 galletas, en 3 hornadas de 12 galletas.

Las metemos en el horno precalentado a 180º C, con la bandeja colocada a media altura, durante 15 minutos cada hornada, o hasta que se doren ligeramente. Las dejamos enfriar sobre una rejilla.

05: Servir

Estas galletas sencillas y rápidas son perfectas para llevar al cole, ofrecer en la merienda o para regalar. En un cestito, una lata, una caja de cartón, o una bolsita y ya tienes un detalle perfecto que encantará a todos.

Contenido patrocinado

Outbrain