Las flores de cebolla frita o blooming onions, son un aperitivo americano que se hizo popular desde que la cadena de restaurantes Outback Steakhouse la incluyó en su carta allá por el año 1988.

Ingredientes

  • Cebolla, 1 muy grande
  • Harina de trigo, 2 ½ tazas
  • Huevos, 2
  • Pimentón dulce, 2 cucharadas
  • Pimienta de cayena molida o pimentón picante, 1 cucharadita
  • Ajo en polvo, 1 cucharadita
  • Sal, 1 cucharadita
  • Orégano, ½ cucharadita
  • Pimienta recién molida
  • Aceite para freír

Noticias relacionadas

Se trata de un aperitivo similar a los aros de cebolla crujientes, pero cortando la cebolla de una forma muy especial de manera que al freírla queda como si fuese una flor abierta que resulta muy vistosa cuando se trata de un aperitivo para compartir.

Preparación de las Flores de cebolla frita

  1. Pelamos la cebolla, cortamos aproximadamente un centímetro de la parte superior y dejamos la parte de las raíces, apoyamos sobre el corte y damos 4 cortes como si quisiéramos separar la cebolla en cuartos que permanecerán unidos por la parte de la raíz. Seguimos dando cortes intermedios hasta tener un total de 12 o 16 cortes en función de lo grande que sea la cebolla (al final os dejo un vídeo en el que veréis estupendamente cómo se corta la cebolla).
  2. Damos la vuelta a la cebolla y retiramos cualquier trocito que se haya quedado suelto.
  3. En un bol mezclamos la harina con la sal y las especias y en otro bol batimos muy bien los huevos.
  4. Pasamos la flor de cebolla por la mezcla de harina espolvoreando bien para que el interior de los “pétalos” quede bien cubierto.
  5. La pasamos por el huevo y la embadurnamos bien.
  6. La pasamos de nuevo por la mezcla de harina, ayudándonos con las manos para que quede bien cubierta por todas partes.
  7. Metemos la flor de cebolla rebozada en el congelador durante una media hora para que se endurezca el rebozado.
  8. Para freírla ponemos a calentar en un cazo a fuego fuerte una cantidad de aceite suficiente para que la cebolla quede completamente sumergida.
  9. Introducimos la cebolla con los pétalos hacia abajo durante unos 15 segundos, le damos la vuelta con cuidado, bajamos el fuego hasta dejarlo a media potencia y la dejamos que se fría durante unos 6-8 minutos hasta que esté dorada y crujiente.
  10. La sacamos del aceite y la dejamos escurrir, preferiblemente sobre un colador, o sobre papel absorbente.
  11. Servimos acompañada de alguna salsa para dipear como puede ser una mayonesa de miel y mostaza.

A continuación os dejo un vídeo en el que podéis ver todos los pasos a seguir para hacer estas flores de cebolla frita.

Aunque parece que da trabajo, en realidad es menos que si se fríen los aros de cebolla por separado.

Imagen| Wikimedia