El coco es una fruta tropical riquísima con un problema enorme, lo duro que es y lo difícil que resulta abrirlo. Aquí tienes la mejor forma de abrir un coco.

Noticias relacionadas

Recuerdo la primera vez que visité Tailandia, un país donde se consume mucho coco y en el que los comerciantes dedicados a abrirlos y servir el agua de coco se convierten en un espectáculo más parte de la atracción turística.

Tomando el sol en las playas del mar de Andaman uno tiende siempre a refrescarse a la sombra de un cocotero. Error. No quieres quedarse a la sombra de este árbol, y es que según dicen los locales la mayor causa de accidentes de turistas en las playas de Tailandia es por golpes de coco que caen desde el árbol. Y el golpe de un coco directo en la cabeza te puede dejar en el sitio.

Esto demuestra lo durísimo que es un coco y lo difícil que resulta abrirlo cuando queremos comerlo. Pero hay una forma muy fácil de abrir cocos.

Truco para abrir un coco fácilmente

El mejor truco para abrir un coco fácilmente es congelarlo. Si metemos el coco en el congelador durante toda la noche será mucho más fácil de abrir.

El proceso es muy sencillo. Guardamos el coco en el congelador y esperamos una noche entera para que se congele por completo. Golpeamos el coco con golpes secos y contundentes usando la parte no afilada de un cuchillo largo, si tenemos uno de tipo carnicero mejor porque aquí la clave es que pese.  Vamos rotando el coco e irá apareciendo una grieta a lo largo del ecuador de este, hasta que finalmente podremos separarlo en dos mitades de forma muy sencilla.

Una vez se separe el coco en dos veremos que además podemos quitar la carcasa sin problemas y quedarnos solo con el agua de coco congelada y la carne del coco, que podemos usar para comer directamente una vez descongelada o hacer batido o leche de coco. O una tarta de coco fresco.

En este vídeo podemos ver perfectamente la forma de abrir un coco fácilmente.

Coco, la fruta con más calorías

El coco es una frota tropical con origen no del todo conocido. En principio proviene del sur de Asia, pero también hay datos que podrían indicar que en realidad su origen está en América del Sur.

El coco tiene 351 calorías por cada 100 gramos de su parte comestible, de los cuales 36 son grasas, que es la mayor parte de esta fruta. Esto lo convierte en la fruta de mayor aporte calórico. Tiene un gran aporte de magnesio, fósforo, calcio, potasio y fibra. No debemos pensar en el coco como una fruta poco sana, al contrarío, es muy recomendable y nutritiva, pero el coco se ha de tomar siempre con moderación y consultando con nuestro médico si tenemos algún problema debido a su alto aporte calórico y de grasas.

Cuando agitamos un coco tiene que sonar líquido dentro, es el agua de coco (a veces llamada incorrectamente leche de coco), y si no oímos este sonido quiere decir que ese coco está seco y no sirve para el consumo.