Cortar hierbas aromáticas frescas parece una tarea fácil pero cuando uno se pone manos a la obra resulta no serlo tanto. Muchas veces se quedan pegadas al cuchillo o prácticamente deshechas y adheridas a la tabla y uno se pregunta cómo narices hacen los cocineros de la tele que lo pican todo en un momento y les queda perfecto.

Noticias relacionadas

La verdad es que no hay grandes trucos para cortar hierbas aromáticas y tampoco son necesarios instrumentos específicos como puede le cuchillo de media luna o las tijeras con varias hojas que venden para estos menesteres, de hecho yo personalmente no soy nada fan de estas porque más que cortar, destrozan las hierbas. Soy más de usar el cuchillo de toda la vida y, si usamos un cuchillo bien afilado y hacemos un movimiento de vaivén deslizando el cuchillo en cada corte y evitando aplastar conseguiremos un resultado maravilloso.

Cómo cortar hierbas aromáticas frescas

Dependiendo del tipo de hierba, usaremos una técnica u otra.

Método 1: Cortar hierbas aromáticas de hojas pequeñas tipo perejil, cilantro,..

Lo primero que haremos es arrancar las hojitas de los tallos con ayuda de las manos. Yo suelo congelar los tallos para aprovecharlos en caldos y similares.

Una vez tengamos las hojitas arrancadas hacemos un montoncito y vamos haciendo varias pasadas con el cuchillo cortando en distintas direcciones tal como podéis ver en el vídeo que os dejo a continuación.

Método 2: Cortar hierbas aromáticas con hojas en forma de aguja como el romero

En las hierbas aromáticas como el romero lo que se hace es retirar las hojitas frotando los tallos con los dedos. Como los tallos son más leñosos que en el caso anterior es fácil hacerlo así, no hay necesidad de ir arrancando hojita por hojita.

Después procederemos como en las anteriores tal como podéis ver en este otro vídeo.

Método 3: Cortar hierbas aromáticas con hojas grandes tipo salvia, albahaca, etc

Es tan sencillo como colocar las hojas una encima de otra, enrollarlas haciendo un pequeño cilindro y cortarlo en rebanadas finas con ayuda de un cuchillo muy bien afilado tal como podéis ver en el vídeo siguiente.

Fuente | PureWow