El Jefe es un restaurante que nace de la pasión por viajar y en el que es posible descubrir o rememorar experiencias gastronómicas tanto nacionales como internacionales.

Noticias relacionadas

Los hermanos Alberto y José Ramón Dompablo son los creadores y gestores de este restaurante con un concepto único ubicado en el madrileño barrio de Chamberí con el que, de la mano de un equipo de profesionales de múltiples nacionalidades, han logrado dar forma al reto de combinar en una sola carta múltiples platos internacionales junto a una selección de sus recetas favoritas de España y carnes de Ávila de la máxima calidad. En todos ellos, prima la selección de producto de máxima calidad, el cual se trabaja con esmero incorporando toques de creatividad en su justa medida. 

Un viaje distinto para cada comensal

Como hay tantas formas de viajar como viajes posibles, en El Jefe, cuyo lema es “Viajamos para cocinar, cocinamos para que tú viajes”, los clientes tienen libertad total para embarcarse en la ruta gastronómica que prefieran y que más se adapte a sus preferencias en cada momento. Es por eso que el espacio se reparte en distintos ambientes: la zona de la entrada con mesas altas, la sala de atmósfera con guiños a la inspiración colonial y la terraza exterior.

La entrada del local está presidida por un auténtico Food Truck habilitado para hacer las veces de barra y tras la que se ubica la cocina visible para el público. En verdad, este es un claro guiño a Chef, la aclamada película de Jon Favreu en la que un prestigioso cocinero de Los Ángeles termina por alcanzar el éxito recorriendo EE. UU. con su camión de comida itinerante.

De hecho, la llamada Street Food o cocina callejera es uno de los pilares del concepto de El Jefe y, por ello, en su carta se dan cita los platos más representativos de distintos países del mundo de esta variante gastronómica como son su Hot Dog Truck (salchicha ahumada sobre ternera avileña, mix de quesos y pepinillo agridulce); el Wok (salteado de verduras y setas con aguja de Duroc, tallarines y fondo casero) o la Lincoln Hawk Burger (200 gr. de jugosísima ternera ecológica de Ávila con cebolla agridulce, sofrito de tomate, rúcula, queso Cheddar y patatas fritas dulces).

Ramón López

Por supuesto, no podía faltar el Sandwich Cubano, el famoso bocadillo originario de la isla caribeña relleno de lomo macerado, lacón, queso Emmental, pepinillo y mostaza, el cual, a su vez, es prácticamente uno de los grandes protagonistas de la película Chef.

De viaje por España y Ávila

Teniendo en cuenta que España es un país con una variada gastronomía que invita a perderse una y mil veces por cada uno de sus rincones disfrutando de productos y recetas fascinantes, la carta de El Jefe también reúne una serie de estos platos tradicionales pero ensalzados con un toque de creatividad, tanto en lo relativo a ingredientes como a los procesos de elaboración.

Ramón López

Así, por ejemplo, la Ventresca de Atún Rojo se marca a la parrilla y se acompaña con una salsa de gazpacho y tomatillos, mientras que la Sepia Salvaje, se cocina a la plancha y se sirve con alioli de ajo asado, espárragos trigueros, chip de ajo y aceite de albahaca. Además, hay recetas que sencillamente resultan adictivas como es el caso de la Panceta a baja temperatura, que alcanza una textura y punto de crujiente inigualable, o la clásica Tortilla “La Jefa”, para muchos, una de las mejores tortillas de patatas que se pueden encontrar en Madrid.

Ramón López

Las carnes de Ávila son especialmente destacables en la propuesta gastronómica de El Jefe, ya que enlazan directamente con la historia personal de sus propietarios, los hermanos Alberto y José Ramón Dompablo, originarios de esta ciudad castellana. Es por ello que, para su carta, seleccionan carnes únicas de esta procedencia (carnes de ternera joven de avileño y limousin ecológica de pastos de altura, un producto que, ya sea en forma de Entrecot o Chuletón de al menos 1 kilo, es la estrella indiscutible de la casa y razón por la que muchos clientes peregrinan hasta este restaurante. 

Parte de su éxito se basa también en el hecho de que en El Jefe han desarrollado su propia técnica para trabajar estas carnes de máxima calidad teniendo en cuenta su peso óptimo (650 g para el Entrecot y 1,5 kg como mínimo para el Chuletón) para que lograr el resultado deseado. Una técnica que respeta la tradición, pero que conecta con las técnicas modernas que proporcionan sus equipos de cocina. Gracias a esto, en el momento de llegar a la mesa, la carne conserva todos sus jugos proporcionando el espectacular sabor en esencia del producto.

Ramón López

En el capítulo de los postres, triunfa entre sus clientes la Torrija de Brioche con crema pastelera casera caramelizada y helado artesano de vainilla. No obstante, son igual de exitosas la cremosísima Cheese Cake con jugo de frutos rojos y, sobre todo, “La Trama”, una composición de chocolate en distintas texturas: brownie líquido, mousse, helado y crujiente.

La carta de cervezas y vinos de El Jefe incluye referencias seleccionadas con esmero que, igualmente, reflejan el conocimiento y la pasión viajera de sus propietarios. Y, para los momentos de tardeo, está también la carta de cócteles, licores y combinados, con lo que El Jefe resulta un enclave versátil y muy dinámico en el que el disfrute tiene cabida a cualquier hora del día.

  • Dirección: Calle Alonso Cano, 103
  • Horarios: Ma-Mi 13:00 - 17:00, 19:00 - 23:00; Ju-Sa 13:00 - 23:00; Do 13:00 - 17:00
  • Precio: 30 - 35 €