Con aspecto de tasca descuidada y abierto solo a la hora de las cenas en uno de los barrios más populares de la capital de España, Lavapiés, Melo's se llenaba cada noche hasta la bandera de aquellos que buscaban disfrutar de unos de los mejores sándwiches de Madrid.

Noticias relacionadas

Y no era para menos, pues este humilde local de origen gallego no tardó en conquistar los estómagos madrileños con sus sándwiches hechos con dos rebanadas de pan gallego de hogaza recién tostado rellenas de lacón asado con abundante queso de tetilla fundido y otros rellenos también con reminiscencias galaicas. Todo un espectáculo para la vista y el paladar que, por su gran tamaño, comenzaron a ser apodados como zapatillas y con ese nombre han alcanzado la fama.

Para completar el menú y que nadie se quedase con hambre, Melo's ofrecía también raciones de pimientos de Padrón, unas croquetas XXL de esas que cuando se prueban se quedan durante largo tiempo en la memoria y las míticas empanadillas de atún. Para beber, como en cualquier buena tasca gallega que se precie, vino blanco de Ribeiro servido en tazas.

Pero, por desgracia, en esta vida todo tiene un final, y el Melo's acaba de bajar la persiana por enfermedad de los propietarios. Este negocio que ha llegado a conseguir un beneficio de 250.000 € anuales se encuentra actualmente cerrado y en traspaso.

Cómo hacer la zapatilla del Melo's en casa

El secreto para preparar en casa un delicioso sándwich de lacón y queso como el del Melo's es usar un buen pan de hogaza gallego que tenga consistencia para soportar el relleno sin deshacerse y un queso muy fundente como los quesos gallegos de tetilla o de Arzúa-Ulloa.

Ingredientes para preparar una zapatilla

  • Rebanadas de pan gallego de hogaza, 2
  • Mantequilla, 1 cucharada
  • Fiambre de lacón asado de buena calidad, unas cuantas lonchas no muy finas, preferiblemente cortadas a cuchillo
  • Lonchas de queso de tetilla o Arzúa-Ulloa.

La preparación es muy sencilla:

Paso 1

Untar las rebanadas de pan con la mitad de la mantequilla por uno de los lados y tostarlas ligeramente en la sartén hasta que empiecen a tomar color. 

Mientras tanto pasar por la plancha las lonchas del fiambre de lacón asado.

Paso 2

Untar el otro lado del pan con el resto de la mantequilla y montar el sandwich en la sartén o en la plancha, colocando sobre la misma una rebanada de pan por el lado que está sin tostar, encima el lacón que hemos pasado por la plancha y las lonchas de queso y lo cerramos con la otra rebanada de manera que el lado tostado quede hacia abajo en contacto con el relleno.

Paso 3

Cocinamos en la plancha a fuego muy bajo durante dos o tres minutos para que el pan se vaya tostando muy despacio y el queso se funda casi por completo. Le damos la vuelta y lo dejamos otros dos o tres minutos para que se tueste la otra rebanada de pan y el queso de termine de fundir por completo. La clave es hacerlo con el fuego al mínimo para que el queso se funda completamente sin que se queme el pan.