Cuando he tenido un mal día o sencillamente me apetece desconectar y echarme unas risas, mi remedio perfecto es ver Nailed it! el concurso de la plataforma de contenidos Netflix que nos enseña los mayores postres fail de la televisión. 

Noticias relacionadas

El programa consiste precisamente en eso. En intentar recrear postres de esos que son tan bonitos y cuidados que da pena comérselos. Tartas de unicornio, galletas con forma de muñeca, cake pops de todos los colores, etc. Lo que pasa es que quienes tienen que copiar esos postres son pasteleros amateur, y claro, los resultados siempre son un auténtico desastre por más que se esfuercen en hacerlo bien. 

También hay que reconocer que los jueces y presentadores son otro de los puntos fuertes de Nailed it! Nicole Byers es la presentadora principal y cada vez que abre la boca es imposible no reírse con ella. Por su parte, el chef y experto pastelero Jacques Torres es quien lleva el peso gastronómico, aunque según pasan los episodios se va soltando cada vez más y sus chascarrillos también son geniales. En cada capítulo les acompaña un invitado que hace las veces de tercer juez.  

Cada programa se divide en dos pruebas. La primera más sencilla y la segunda suele ser reproducir una tarta espectacular. Quien mejor lo haga -dentro de lo malo- gana 10.000$. 

Los mejores postres fail de Nailed it!

Y estos son algunos de los postres catastróficos que se han podido ver y con los que más me he reído, tanto de las tres temporadas con las que cuenta el programa como de su especial navideño.  

La tarta de boda inclinada

Imagen: Nailed it! 1x01

Decir que la pobre tarta de boda salió inclinada es quedarse corto. Haría llorar a los novios aunque no sé si de la risa. Hay que reconocer que el reto no era sencillo, ya que se trata de una creación de Sylvia Weinstock, una celebridad haciendo tartas nupciales en EE.UU. Pero la concursante no dio una: ni el color, ni las flores, ni la estructura. 

Los donuts psicodélicos

Imagen: Nailed it! 1x02

El reto parecía fácil. Hacer donuts y decorarlos con diferentes motivos de piratas. En el caso de la concursante que hizo esta "maravilla", lo que debería haber sido un pirata con cara de pocos amigos se convierte en una masa violácea con pedazos de fondant negro. "Psicodélicos lobos de mar" como ella misma los bautiza. 

La tarta Rapunzel malvada

Justo en el mismo capítulo de los donuts, cuando pensaba que la cosa no podía ir a peor, aparece esta delicia. El reto consistía en hacer una tarta que fuera la torre en la que la princesa Rapunzel fue encerrada. Viendo el resultado, normal que la dejaran allí sin poder salir. "No quiero reírme pero tu princesa es aterradora. No creo que nadie vaya a rescatarla" exclama Nicole entre carcajadas. Habré visto este momento 10 veces y me sigo riendo. 

El beso aterrador

Imagen: Nailed it! 1x05

En este caso el programa estaba dedicado a la repostería de inspiración japonesa. Por eso la primera prueba consistía en hacer "tartas de emojis". Un bizcocho con forma circular cubierto con fondant para hacer la cara en cuestión. La concursante tenía que recrear el emoji del beso con corazón y el resultado no puede dar más miedo. ¿Qué salió mal? Absolutamente todo. 

¿Galleta o chapapote?

Imagen: Nailed it! 2x04

En el cuarto episodio de la segunda temporada llega otro de esos momentos que se te quedan grabados. Los concursantes deben hacer galletas y decorarlas con motivos de diferentes festividades. Mi postre fail favorito de esta ocasión son las galletas de San Patricio. ¿Cómo un dulce tan bonito puede salir tan mal? El glaseado negro lo invade todo y el arco iris desaparece. Tanto que parece directamente un pegote de chapapote sobre la galleta. Fascinante y horripilante a partes iguales.

La casita venida a menos

Imagen: Nailed it! 2x04

En la segunda parte del mismo episodio todo sale aún peor aunque ya parecía imposible. Aunque debo decir que no me extraña. Los concursantes casi se desmayan al ver la casita (por no decir mansión) de pan de jengibre decorada con motivos navideños que debían reproducir en 2 horas. De entre todos los resultados, mi favorito es el del pobre concursante que presenta una "cabaña de soltero con el jardín descuidado" como dice el jurado. 

Los postres navideños más desastrosos de Nailed it! Holiday

El especial navideño de 2018 merece una mención a parte. Si no habéis visto nunca el programa os recomendaría que empecéis por él porque cada episodio, sin excepción, me ha hecho reír a carcajada limpia. Estos son mis momentos favoritos: 

Los Reyes Magos son cake pops

Imagen: Nailed it! Holiday 1x01

El primer episodio del especial navideño empieza fuerte. Primer reto: Cake pops con forma de figuras del belén. La Virgen, el Niño Jesús, San José, los diferentes animales y...los Reyes Magos, que llegan como si realmente llevasen días cruzando el desierto. Ni siquiera tienen la esfera para al menos poder decir que se trata de cake pop. Ahora bien, estos Reyes Magos me hicieron tan feliz como cualquier 6 de enero.

El pavo navideño mutante

Imagen: Nailed it! Holiday 1x04

Los trampantojos dulces me encantan pero en este caso creo que declinaría la invitación a probarlo. No solo parece un pavo mutante que vaya a salir corriendo en cualquier momento, sino que el pastel que lo forma está realmente crudo. Igualmente, me parece una de las tartas más chulas de todo el concurso y que más mérito tiene hacer. 

Mi postre fail favorito de todos

Imagen: Nailed it! Holiday 1x05

Superar la tarta Rapunzel con cara de malvada era complicado pero no imposible viendo el nivelazo de los concursantes. Y ese momento llegó gracias a la prueba en la que había que reproducir una galleta con forma de adorable muñeca de trapo. El resultado da muchísima risa a la par que provoca miedo. "Se nota el trabajo pero me dará pesadillas", reconoce el juez invitado. Y yo coincido. 

Así que ya lo sabéis: Cuando os lancéis en casa a preparar un postre, no importa lo mal que quede porque, gracias a vuestro desastre, podéis hacer reír a muchísima gente. Lanzaros a las redes sociales y colgad vuestro postre fail. Además, tal y como dicen en el concurso, lo importante es que esté rico.