Teniendo en cuenta que Andoni Luis Aduriz no es un cocinero de los que se conformen con seguir modas, tendencias o incluso las reglas más básicas, no podíamos esperar que Mugaritz Puntos de Fuga fuese un libro de cocina al uso.

Este segundo libro de Mugaritz es más bien una radiografía que revela cómo el restaurante ha vivido la cocina a lo largo de su historia. Veinte años en los que la creatividad se ha impuesto por encima de todo para llevarles a conquistar a comensales de todo el planeta.

Amante de la provocación, Andoni Luis Aduriz asegura que la comida "es el mejor pretexto para cruzar fronteras y explorar nuevos territorios mientras se transforman ideas en expresiones comestibles".

El libro muestra las reflexiones del chef con las que busca no solo abrir bocas de clientes, sino que, siguiendo la huella de su cocina, estos abran también su mente desterrando cualquier tipo de prejuicio gastronómico.

Por supuesto que no faltan las recetas, pues se incluyen unas 50 recetas que, eso sí, tienen su punto transgresor traspasando los límites de lo convencional. Sirva como ejemplo el Consomé original, un plato elaborado a base de angulas vivas, ajos tostados y semillas.

Me ha llamado la atención el glosario de términos que en su mayoría nada tienen que ver con la cocina pero cuyas definiciones son casi imprescindibles para dedicarse a ella. 

"Error: 1. Necesidad básica. 2. Punto de partida para una nueva posibilidad"

"Ciencia: Llave maestra con la que se abren las puertas del entendimiento"

Mugaritz Puntos de Fuga se completa con la fotografía de Per-Anderss Jörgensen y José Luis López de Zubiria y algunas pequeñas notas que tratan temas como el lujo, el placer, el vicio, la vida o incluso la muerte en la cocina.

El libro está ya a la venta con encuadernación de lujo por un precio de 46.46 euros y estará disponible en formato digital para Kindle por 13.29 el próximo 30 de abril.

Contenido patrocinado

Outbrain