Un hombre mira su pene a través de una lupa.

Un hombre mira su pene a través de una lupa. Archivo

Salud Oncología

El peligro de tener un pene torcido: aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer

La enfermedad de Peyronie, responsable de causar deformidades en el miembro viril, podría tener implicaciones desconocidas.

La enfermedad de Peyronie es una formación de tejido cicatricial en el pene. Aunque su causa es desconocida, se sabe que produce la formación de una banda fibrosa que acaba desviando el miembro viril, provocando una curvatura del mismo, la cual puede provocar dolor durante las erecciones y la penetración. Dicha enfermedad no es nueva, pues su nombre se debe al médico francés François Gigot de La Peyronie, cirujano del rey Luis XV de Francia.

Ahora, un gran estudio publicado en Fertility & Sterility y presentado en la American Society for Reproductive Medicine, ha relacionado la forma del pene y el riesgo de padecer cáncer. Se trata de un trabajo en el que se han analizado datos de 1,5 millones de hombres y que ha concluido que la curvatura del pene aumenta de forma significativa la probabilidad de sufrir diversos tipos de cáncer.

La forma del pene y el cáncer

En el trabajo, llevado a cabo por los investigadores de la Facultad de Medicina Baylor, en Texas, se sugiere que aquellos individuos que sufren fibrosis del pene -o enfermedad de Peyronie- tendrían hasta un 40% más de riesgo de sufrir cáncer testicular y cáncer de estómago; asimismo, también habría un 29% más de riesgo de sufrir cáncer de piel.

Cabe destacar que, actualmente, la enfermedad de Peyronie afecta a hasta un 10% de los hombres en todo el mundo, aunque muchos individuos no llegan a saber que la sufren porque jamás consultan por dicho motivo.

Una clave genética

Para llevar a cabo esta investigación los científicos dirigidos por Alexander Pastuszak también analizaron los genes de los pacientes y de sus padres -algunos de los cuales sufrían también fibrosis del pene-, y encontraron asimismo genes que aumentarían el riesgo de acabar sufriendo melanoma, cáncer testicular y cáncer de próstata.

A pesar de tener muchos datos en la mano, Pastuszak afirma que aún es necesario traducir todos sus resultados a la práctica clínica, pues es posible que exista una relación genética entre la enfermedad de Peyronie y estos cánceres.

Por otro lado, Pastuszak comenta que si sus resultados son comprobados, es probable que sea necesario hacer un seguimiento a los pacientes con enfermedad de Peyronie por si acaban desarrollando signos y síntomas de los cánceres anteriormente mencionados.

Actualmente se piensa que aproximadamente uno de cada cien hombres padece la enfermedad que produce una fibrosis y curvatura del pene; sin embargo, en un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Estambul se ha sugerido que dicha enfermedad podría afectar a una mayor proporción de hombres de lo que se piensa, pero el número exacto es difícil de conseguir debido a las pocas consultas que suelen hacerse respecto a este tema por parte de los hombres debido a la situación embarazosa que provoca la dolencia.