El nuevo beicon elaborado por la compañía británica Finnebrogue.

El nuevo beicon elaborado por la compañía británica Finnebrogue.

Ciencia Cáncer

Llega el primer bacon 'sano', sin aditivos y con tecnología 'made in Spain'

Una empresa irlandesa ha creado un producto que no contiene nitritos ni otro tipo de conservantes alimentarios. 

En 2015, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que la carne procesada, como el bacon, podía resultar cancerígena, según las conclusiones de un estudio realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC). Una de las razones para el aumento del riesgo podría encontrarse, según la OMS, en los nitritos que contiene este tipo de carne y que, al interaccionar con el cuerpo humano, formarían compuestos cancerígenos que dañan el ADN, las nitrosaminas.

Ahora, el fabricante de alimentos de Irlanda del Norte Finnebrogue afirma haber logrado producir un bacon "sin aditivos ni conservantes", el cual no contendría nitritos, otros tipos de conservantes alimentarios, ni alérgenos, según apunta el diario británico The Guardian.

Tras el anuncio de la OMS sobre la carne procesada, las ventas de bacon y otras carnes procesadas cayeron un 11% sólo en Reino Unido. Los nitritos, concretamente el Nitrito de Potasio (E249) y el Nitrito de Sodio (E250) fueron los objetivos de la revisión por parte de la Comisión Europea en 2016, a la cual se le pidió sopesar la opción de reducir o prohibir dichos aditivos, que se utilizan para prevenir infecciones bacterianas y potenciar el sabor de los alimentos.

Curiosamente, el pasado 15 de junio de 2017, la Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea (EFSA) confirmaba que los niveles de estos nitritos eran seguros, pero su informe no parece haber sido suficiente para contrarrestar las conclusiones de la IARC y la OMS, que afirman que consumir 50 gramos de carne procesada al día aumenta el riesgo de padecer cáncer de colon hasta un 18%, un riesgo que aumenta de forma directamente proporcional a la cantidad de carne consumida gracias a la adición de dichos nitritos.

Ya en 2009 la EFSA había establecido unos límites para estos compuestos asegurando que se lograba un equilibrio para que no fuesen peligrosos para la salud. El informe de 2017 reafirma los mismos criterios de la EFSA de hace ocho años, puntualizando, eso sí, que un exceso en niños con una dieta rica en alimentos ricos en nitritos y nitratos podría conllevar riesgos. Asimismo, ambos organismos afirman que el conocimiento acerca de estos compuestos aún es limitado, por lo que no se aventuran a asegurar que el consumo de nitritos y nitratos sea totalmente seguro.

Un bacon sin nitritos, con química española

Según la empresa Finnebrogue, su bacon contiene aromas de frutas y extractos de especias mediterráneas naturales gracias a la ayuda de un químico español, que ha ayudado a desarrollar esta nueva tecnología alimentaria.

Si bien es cierto que actualmente muchas empresas han empezado a ofrecer "bacon libre de nitritos", la compañía irlandesa asegura ser la primera en elaborar un tipo de bacon con el mismo aspecto, sabor y vida útil que el tradicional, pero sin conservantes añadidos.

Según Chris Elliott, autor principal de la investigación sobre el escándalo de la carne de caballo y presidente del Instituto Mundial de Seguridad Alimentaria en la Universidad Queen (Belfast), la carne roja ha acaparado la atención en el asunto de los procesados y su riesgo cancerígeno en los últimos años. Pero opina que el producto fabricado por Finnebrogue puede evitar todos los riesgos asociados a los nitritos.

Cabe destacar que, precisamente en Reino Unido, el consumo de bacon es destacable por su cantidad. De media, los británicos consumen unos 159.000 kilogramos de bacon al año, lo que conlleva el gasto de unos 916 millones de libras (unos 1.033 millones de euros). A partir del 10 de enero de 2018, este tipo de bacon "desnudo" libre de aditivos se venderá en Waitrose, Sainsbury, Morrisons y Tesco.