Elecciones generales

Garzón aprovecha la debilidad de Iglesias para exigir 12 diputados

La alianza se atasca al final de la negociación. Pero Izquierda Unida y Podemos dan por hecho que el acuerdo saldrá adelante.

Garzón, en el Consejo Político Federal de IU.

Garzón, en el Consejo Político Federal de IU. Efe

  1. IU
  2. Podemos
  3. Alberto Garzón
  4. Pablo Iglesias
  5. 26-J
  6. Elecciones

La debilidad de Pablo Iglesias, el último barómetro de intención de voto y la fortaleza de Alberto Garzón como líder mejor valorado según el CIS han permitido a Izquierda Unida endurecer la recta final de la negociación con Podemos para formar una alianza electoral. El Consejo Político Federal de IU aprobó este sábado una resolución en la que exige una horquilla de entre ocho y 12 diputados electos de la coalición en las próximas elecciones del 26-J. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ofreció 14 puestos de salida -9 diputados y cinco senadores-. Pero la discrepancia está precisamente en qué se considera un puesto de salida.

El acuerdo entre Podemos e IU, que se daba por hecho hace apenas unos días, ha encallado en las últimas horas. La elaboración de las listas y el reparto de poder y equilibrios en el Congreso, que ambos partidos se han empeñado en minimizar, han terminado convirtiéndose en el nudo gordiano de la negociación. Pero fuentes cercanas a la dirección de ambos partidos confirman a EL ESPAÑOL que el "atasco está en previsión de solucionarse".

No hay demasiado margen de maniobra. La fecha límite para inscribir la coalición electoral es el 13 de mayo. Además, Podemos someterá el acuerdo a sus bases los próximos 10 y 11 de mayo. También IU acordó convocar una segunda consulta a su militancia, que se celebrará probablemente en las mismas fechas. El partido de Garzón dejó la puerta abierta a que se vote sobre un texto todavía incompleto. Más de un 84% de las bases de IU aprobaron la semana pasada, con una participación que no llegó al 30%, que se intente la confluencia.    

Un diputado de IU por cada seis

Garzón sorprendió a su llegada al Consejo con una propuesta para desencallar las listas. El candidato de IU pidió al partido morado uno de cada seis diputados electos el 26-J. El cálculo de la horquilla 8-12 escaños toma como referencia la suma de papeletas de ambos partidos el 20-D. Podemos, sin sus confluencias de Cataluña, Valencia y Galicia, obtuvo casi 3,2 millones de sufragios (42 escaños). Izquierda Unida no llegó al millón de votos (2 escaños). Si se aplicase la ley D'Hondt a una coalición, habrían logrado 58 diputados.

La discrepancia es qué se considera un puesto de salida en las listas. Los puestos de salida son escaños prácticamente garantizados en función de lo ocurrido el 20-D y la proyección de las encuestas. Para ilustrar el momento en el que se encuentra la negociación, fuentes de IU citaron el ejemplo de Madrid. Podemos obtuvo ocho escaños e IU sus dos únicos parlamentarios en esta circunscripción. Si hubieran concurrido como una sola candidatura, tendrían 10 pero se quedarían muy cerca del undécimo. Podemos considera que el 11 en la lista de Madrid es un puesto de salida. IU cree que es un escaño dudoso o en disputa.

Garzón pidió tranquilidad para que las dos formaciones concluyan la negociación. Echenique dijo que la oferta de nueve diputados y cinco senadores es la quinta cesión de Podemos en este proceso de diálogo. Varias intervenciones en el Consejo de IU recordaron que el partido está ahora en una buena posición negociadora. El CIS de abril refleja una caída de la intención de voto de Podemos y una subida de IU. La división interna entre los sectores de Iglesias e Íñigo Errejón es un herida todavía abierta. Y, sobre todo, Garzón es una figura política al alza. Por segundo barómetro consecutivo, es el líder mejor valorado.

De hecho, la resolución salida del Consejo de IU, aprobada con 105 votos a favor, 1 en contra y nueve abstenciones, suprimió un párrafo incluido en la propuesta inicial. El documento original calificaba la "distribución de escaños" como un elemento "secundario", que en ningún caso podía obstaculizar la firma de un acuerdo entre las organizaciones.

Garzón, por Madrid

Otro de los debates pendientes de resolver es la posición de Garzón en las listas. El candidato de IU no quiso darle mayor importancia, pero el partido da por hecho que su líder tiene que estar en las listas de Madrid. Si Garzón ocupara el número tres podría desplazar a Errejón a la quinta plaza. Podemos utiliza un sistema de listas cremallera en las que se alternan hombres y mujeres.

El secretario de Organización de IU, Adolfo Barrena, ha explicado que en caso de coalición IU pretende conservar sus siglas (aunque el nombre de la candidatura todavía está encima de la mesa) y que ambos partidos presentarán programas distintos pero con un tronco común. La campaña electoral se realizará por separado, con algunos mitines conjuntos de Garzón e Iglesias. En el Congreso, el grupo de IU estaría integrado en Podemos pero tendría su propia autonomía. Barrena es el encargado de negociar el acuerdo con Echenique.

Al margen de las listas, el Consejo de IU ha debatido una propuesta de ideas programáticas de mínimos para la alianza electoral. El texto, que está abierto al debate con Podemos, incluye algunas medidas como la defensa del derecho a decidir, la creación de una banca pública y la derogación de las reformas laborales del PSOE (2010) y el PP (2012).

Sin mención a la monarquía

Además, se pide la reforma de la ley electoral, eliminar la inmunidad asociada al cargo en lo relativo a delitos de corrupción, la derogación de la Lomce, derogación del artículo 135 de la Constitución sobre el control del déficit y la inclusión de la vivienda como derecho garantizado. Este borrador no hace referencia a la monarquía.

El documento es muy similar al que se presentó a la reunión que mantuvieron los grupos de izquierda en el Congreso (PSOE, Podemos, IU y Compromís) para negociar la investidura de Pedro Sánchez. El intento de acuerdo de izquierdas naufragó tras las exigencias de gobierno de coalición de Podemos y el pacto de 'El Abrazo' que suscribieron el PSOE y Ciudadanos.