NUEVO GOBIERNO

Rivera critica el inmovilismo de PP y PSOE y dice que Ciudadanos estará en la negociación "sí o sí"

El líder de Ciudadanos reconoce la dificultad de sentar en la misma mesa a PP y PSOE y cree que lo que no terminan de entender es que no se puede gobernar sin asumir que "esto ha cambiado". 

Albert Rivera en la rueda de prensa tras presidir la reunión de la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos

Albert Rivera en la rueda de prensa tras presidir la reunión de la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos Efe

Después de que Mariano Rajoy manifestara al Rey su intención de no acudir a la investidura ante la falta de apoyos y de que un posible pacto de izquierdas liderado por el PSOE y Podemos pareciera más cerca, el PP y Ciudadanos han abierto una nueva vía en busca de alguna fórmula para poder arrancar la legislatura Los líderes de ambas formaciones hablaron ayer por teléfono y acordaron iniciar negociaciones después de que Felipe VI concluya la segunda ronda de contactos con los líderes políticos en busca de candidato a la presidencia del Gobierno. Albert Rivera tiende la mano al PP y también se muestra abierto al diálogo con el PSOE, pero insiste en que no apoyará un gobierno en el que participen Podemos y grupos independentistas.

En una entrevista en esradio, el líder de Ciudadanos ha revelado que "de momento no se ha explorado nada". "Va a ser muy complicado sentar en la mesa a PSOE y PP y Ciudadanos aquí tiene un papel importante". Rivera considera que, pese a todas las discrepancias, hay espacio para el entendimiento si hay voluntad política. Eso sí, "hay líneas rojas que son la unión de los españoles y la Constitución". "Queremos que quien gobierne España defienda la unión, la economía de mercado y la sociedad de bienestar". 

Sobre la conversación con Rajoy, ha dicho que fue una "llamada breve". "Me sorprendía que el candidato a la investidura y el ganador de las elecciones no hubiera iniciado ningún contacto", ha reconocido Rivera. "Ayer se produjo esa llamada. Soy partidario hablar primero de reformas que de personas. Propuse al PP abrir un grupo de trabajo para explorar en qué estamos de acuerdo y tengo la intención de hacer lo mismo con el PSOE. Si no quieren sentarse juntos, Ciudadanos hará lo que tiene que hacer". Rivera insiste en las prioridades: "Primero hablemos de reformas y cambios. Los intereses de los españoles por delante de nombres y siglas".

Rivera, contra la idea de "o Rajoy o el caos"

Sobre Podemos, ha dicho que le "sorprendió negativamente que las únicas peticiones que trajo al Congreso fuese su grupo parlamentario y su dinero". Pero también ha criticado duramente la estrategia seguida por Rajoy. "Me parece una irresponsabilidad que el presidente que quiere presentarse a las elecciones reniegue o rechace ir a la investidura con sus votantes detrás. Excusarse en que Sánchez tiene un acuerdo con Iglesias creo que es falso. No puede ser una excusa para que el que ha ganado las elecciones no se presente en el Congreso". Rivera arremete así contra la "táctica de Rajoy" de "o yo o el caos". "España ha perdido el miedo y esa idea de que o gobierna Rajoy o esto se hunde", sostiene Rivera.

"Es evidente que PSOE y Podemos juegan a buscar un bloqueo que nos lleve a unas nuevas elecciones. Pero lo que es bueno para un partido no es bueno para España". "Quien piense que unas nuevas elecciones van a cambiar la voluntad de los españoles, se equivoca", ha sentenciado.

Sentarse con PP y PSOE para que cambien

Rivera apuesta por la modernización de la democracia española frente a la ruptura de la soberanía nacional. "Estoy de acuerdo en que se pueda abrir una ponencia nacional pero hay más cosas: pacto nacional por la educación, separación de poderes efectiva...". Ha asegurado además que "Ciudadanos se sienta con PP y PSOE para que cambien, no para repartir sillas y que todo siga igual. Para eso no nació Ciudadanos". "Hemos demostrado que se pueden conseguir cambios sin ser consejero o vicesecretario", presume. De cara a la nueva legislatura, "empezaremos a hablar con los dos partidos para ver qué quieren".

Lo que es fundamental es el principio de lealtad, ha dicho. "Estamos dispuestos a hablar, no a intercambiar cromos y sillas. Convencerles de que lo que necesita España son reformas como un pacto nacional por la educación para que nadie meta la zarpa va a ser difícil", lamenta Rivera. 

El problema no es tanto el sí o el no, "el problema es el acuerdo". "Lo que no acaban de entender los dos partidos es que no se puede gobernar España hoy si los dos grandes partidos asumen que esto ha cambiado. No se puede gobernar dando la espalda a la otra mitad". Rivera no quiere hacer aritmética: "De momento lo que tenemos es dos partidos que no se quieren sentar en la misma mesa, otro que quiere cuatro grupos... por tanto no podemos suponer porque no hay nada". 

Dos partidos enrocados

"Yo no estoy planteando un acuerdo PP-PSOE, o PP-PSOE-C's, sino un acuerdo donde un partido no se queda de rositas. No vamos a poner en marcha una legislatura que dure un cuarto de hora. Creo que se va a poner en marcha un debate de investidura y una negociación que Ciudadanos sí o sí va a llevar a cabo. Estos partidos tienen que asumir el cambio de etapa y acabar formando un gobierno que ejecute eso. Lo que pasa es que la pelota aún no se ha puesto en marcha y esos partidos están enrocados en posiciones personales". 

Preguntado por si ha tenido contacto con Susana Díaz, Rivera ha respondido que no, puesto que sus interlocutores son en este momento Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. "Me parece que lo leal es que Ciudadanos hable con el presidente del Gobierno en funciones y el secretario general del PSOE".