Gobierno de España

Estado de alarma... opaco

Amparándose en la excepcionalidad, el Gobierno logra que el control que se ejerce sobre él sea escaso. Toda una merma democrática. 

Números que hablan por sí solos

La dimensión de la tragedia es tal, que las cifras dejan de ser lo más importante, por escandalosas que resulten.

El Gobierno, en su realidad paralela

Los españoles precisan claridad ante un Sánchez que evita comparecer en el Parlamento y un Ejecutivo dividido y autoindulgente.

La curva del Gobierno es la que baja

El Ejecutivo está perdiendo la batalla de la credibilidad no sólo por la envergadura del reto al que se enfrenta, sino también por sus propios errores.

El test que no pasa el Gobierno

Fue Sánchez quien se jactó de haber adquirido material "con todas las garantías", y ha sido él quien se ha empeñado en afrontar esta crisis solo.