PSOE

El PSOE responde a Podemos que prefiere un "Gobierno en solitario"

El Comité Federal del sábado fijará una fecha concreta para el congreso en el que se renovará el PSOE y su Ejecutiva.

César Luena, en una comparecencia reciente en la sede de Ferraz.

César Luena, en una comparecencia reciente en la sede de Ferraz.

  1. César Luena
  2. PSOE
  3. Pedro Sánchez
  4. Investidura

Pedro Sánchez sigue a la expectativa. Lejos de aceptar el inicio inmediato de negociaciones propuesto por Pablo Iglesias, el PSOE prefiere esperar y concentrarse en preparar la reunión del Comité Federal, este sábado, en la que se determinará el margen de maniobra del candidato. 

En una ruenda de prensa en la sede de Ferraz, el secretario de Organización, César Luena, ha asegurado que pese a la renuncia del presidente del Gobierno al encargo del rey, "es el tiempo de Rajoy" al que llamó "trilero".

Según el número dos del PSOE, Rajoy tiene "dos opciones, solo dos: o va a la investidura o se va de la política española". Hasta que el rey no proponga a Sánchez como candidato, el PSOE no comenzará a negociar, ha dicho. 

Sin embargo, la oferta de Iglesias sí ha merecido un comentario preliminar. "Cuando estamos en un momento tan serio de la política española, las formas son fondo", advirtió. Según él, en Podemos "han cambiado el Juego de tronos por el juego de los cuatro: cuatro grupos, cuatro ministerios". "No está la política para numeritos ni teatrillos", dijo. 

¿El salario mínimo o la vicepresidencia?

Preguntado por el Gobierno de coalición, Luena ha dicho que "por tradición y trayectoria", el PSOE es partidario "de un Gobierno en solitario", aunque según él es demasiado pronto para hablar de cargos. "Queríamos creer que a algunos les interesaba más el salario mínimo o las políticas sociales que ocupar el sillón de la vicepresidencia del Gobierno", ha lamentado. "Las casas nunca, nunca se empiezan por el tejado" y cuando toque poner los cimientos, Sánchez hablará "con todos".

En cualquier caso, preguntado por EL ESPAÑOL, Luena ha dicho que el PSOE no negociará la abstención de grupos que defienden la independencia, como Democràcia i Llibertat o Esquerra Republicana. "No vamos a buscar nunca el apoyo para nada de independentistas", aunque tampoco les dirán "lo que tienen que hacer", ha dicho.

El congreso, entre marzo y junio

Hasta que hable el rey, Sánchez se concentra en preparar el Comité Federal socialista de este sábado, que determina la política de pactos, como ha reconocido Luena. 

El número dos del PSOE ha dicho que de la reunión saldrá una fecha concreta para el congreso del partido en el que se renuevan las estructuras, empezando por la Ejecutiva y el secretario general. Será "entre marzo y junio", en "primavera", y la fecha se negociará durante estos días con los barones del partido. 

La convocatoria del Congreso, que ha de hacerse al menos con 60 días de antelación, pondrá en marcha toda la maquinaria y especulaciones sobre el liderazgo, habida cuenta de la contestación interna a la que Sánchez está sometido. 

Según Luena, no hay motivos para pensar que ese congreso tendrá que aplazarse, pero no lo ha descartado en caso de que el calendario de la formación de Gobierno se interponga. Si las elecciones se repiten, el PSOE celebrará sin duda unas "primarias abiertas a la ciudadanía" para elegir al candidato.