Los jóvenes españoles son los europeos con más satisfacción personal.

Los jóvenes españoles son los europeos con más satisfacción personal. GETTY

Sociedad

Somos los europeos que nos sentimos más satisfechos con la vida que llevamos

La Fundación BBVA examina un amplio conjunto de valores y actitudes en 1.500 adultos de varios países del continente europeo. 

Noticias relacionadas

Los jóvenes españoles de entre 18 a 24 años son la población con mayor satisfacción personal de toda Europa, según se desgrana de El Estudio Europeo de Valores 2019, elaborado por la Fundación BBVA, que examina un amplio conjunto de valores y actitudes en 1.500 adultos de varios países del continente europeo

En general, los españoles son los europeos que más satisfechos están con su vida. Los entrevistados en España sitúan en un 7,6 (en una escala del 0 al 10) su nivel de satisfacción personal en la actualidad, seguidos de los ingleses, con una media de 7,4 puntos y los alemanes, con un 7,2.

Ningún segmento o colectivo social queda fuera de la franja de alto nivel de satisfacción en nuestro país, pero sí es ligeramente más alto entre los más jóvenes (de 18 a 24 años) y la población con mayor nivel de estudios. En este segmento, los españoles sitúan su nivel de satisfacción en 8,1. Mientras que en el resto de países, la media se sitúa en un 7,5. 

Los españoles no solo son los más satisfechos de Europa, sino también los que más libres se sienten a la hora de tomar sus propias decisiones. En este caso, los ciudadanos españoles son los que perciben un mayor nivel de control y libertad de elección sobre su vida (7,4 frente al 6,7 del promedio de resto de países europeos). En base a la edad, los jóvenes con estudios también son los que tienen una mayor percepción de control personal sobre su propia vida. 

¿Qué determina nuestra posición social?

Por otro lado, el estudio también examina cuáles son los factores que más influyen en la posición social alcanzada por el individuo. En este caso, los españoles creen que su posición viene determinada por el esfuerzo personal (55%), la formación y estudios (53%) y los contactos personales (41%). También le dan importancia al contexto económico (31%) y a los contactos políticos (25%).

Frente a esto, los franceses y los alemanes son los europeos que le otorgan mayor influencia a la suerte que a otros factores. 

La confianza interpersonal es otro de los factores que se estudian en este informe. Si bien, en este caso, los españoles se sitúan en la media (5,2), teniendo solo por debajo al país galo, con 4,9 puntos sobre diez. Por contra, los niveles más altos de confianza se obtienen en Alemania (6,2) y en Reino Unido (5,8)

Otro aspecto significativo en este área es que la confianza en la mayoría de las personas tanto en España como en la media de los otros países europeos se incrementa a media que aumenta el nivel de estudios

¿Confiamos en los demás?

¿Confiamos en los demás? El informe desgrana que, en general, los europeos confían más en las personas más cercanas a su entorno. De este modo, la familia es el grupo en el que más confían los españoles (8,8 puntos), seguida de los amigos (7,6). Mientras que, con notable diferencia, los que menos confianza les inspiran son sus vecinos (5,9), seguidos de su jefe (6,4) y sus compañeros de trabajo (6,5). 

Por último, en cuanto a la visión del individuo, los españoles están más atentos a sus propios intereses (65%), y piensan menos en los problemas de los demás (12%). Una tendencia que también se da en el resto de países excepto en Reino Unido, donde un 35% de los encuestados aseguraron que los ingleses pensaban en ayudar a los demás, y pensaban menos en sus propios intereses (38%). 

No obstante, en todos los países, el hecho de mirar exclusivamente en sus intereses es algo que ocurre sobre todo entre la población con menos nivel de estudios. En el caso de los españoles, las personas que terminaron sus estudios con 15 años o menos son los que más miran por si mismos y menos en los demás