Platanomelón es uno de las marcas de juguetes sexuales más importante de nuestro país.

Platanomelón es uno de las marcas de juguetes sexuales más importante de nuestro país.

Reportajes

Las 'millennials' españolas emprendedoras que revolucionan la sexualidad con estos succionadores

Platanomelón.com es una de las webs más punteras en cuanto a juguetes eróticos se refiere. ¿El preferido? El succionador de clítoris Satisfyer Pro 2.

Noticias relacionadas

Lo complicado y lo difícil ya no atrae. En este siglo, los millennials y los jóvenes de las generaciones zetas se han decantado por todo aquello que no implique un alto grado de elaboración, dedicación y dificultad. Enamorados de todo lo fast -como la comida, ropa- no es de extrañar que el succionador de clítoris -más concretamente el Satisfyer Pro 2 o el Womanizer- haya causado furor entre los más jóvenes. Porque en tan solo dos minutos se puede alcanzar el clímax. “Se trata de un juguete sexual innovador, potente y versátil”, apuntan a EL ESPAÑOL desde Platanomelón, una de las webs más punteras en productos eróticos.

Este juguete se ha convertido en un imprescindible para las más jóvenes. Porque sí, antes del Satisfyer Pro 2 claro que había vida, pero un poco menos satisfactoria. “Al activarlo se generan intensas ondas de presión que, sin tocarlo, provocan el efecto de succión”, explican desde la marca. Gracias a su buena publicidad a través de redes sociales y medios de comunicación, se ha convertido en un verdadero boom. Y en esto tuvo algo que ver Platanomelón, una marca de juguetes eróticos que ha hecho tambalear todos los estereotipos y ha roto los tabúes en torno a la sexualidad. Una visión joven, nueva e innovadora.

Una marca joven e innovadora

Anna, la co-fundadora.

Anna, la co-fundadora.

Platanomelón.com es la primera marca de juguetes eróticos DVNB -o lo que es lo mismo: Digital Vertical Native Brand-. Formado por un grupo de gente joven con ilusión y ganas de dar un giro de 180 grados a todo aquello relacionado con la sexualidad, nació hace cinco años. Anna Boldú es la mujer que dirige los mandos de esta nave -que apunta alto-. Licenciada y con un máster en ESADE, está especializada en marketing estratégico, branding e innovación. Además, ha coordinado equipos de innovación en marcas archiconocidas como Bacardi o Martini.

También, dentro del grupo de trabajo se encuentra Mónica Branni. Se trata de la sexóloga de Platanomelón, licenciada en Psicología y con un máster en Sexología Clínica y Salud Sexual. Pero lo que más destaca de la marca es toda la comunidad, donde se acumulan miles de usuarios en redes sociales -más de un millón-. A cargo de las plataformas sociales se encuentra Kathy Martínez, content manager y host de su canal de YouTube. Porque ahí también triunfan. Gracias a su tono divertido, informal, pero divulgativo, intenta transmitir la información necesaria para poder conocer la sexualidad de forma completa.

Mónica, a la izquierda, y Kathy, situada en el lado derecho.

Pero es a través de su cuenta de Instagram donde más engagement generan. “Al ser un e-commerce, no hay duda que nuestro canal principal es la web. Y como tal, no podíamos no estar en redes sociales. Actualmente acumulamos más de 1 millón de seguidores en todas nuestras redes”, apuntan. Son los influencers los encargados de dar a conocer a el proyecto “para que todo el mundo se sume a esta revolución sexual y, muchas veces son estas mismas personas las que nos contactan para colaborar”.

La marca apuesta por “democratizar la felicidad y el bienestar de las personas a través de fomentar la autoestima y mejorar la complicidad con la pareja”. Su objetivo es claro: cambiar el mundo -o al menos intentarlo- a través de “la innovación” y de los productos “de calidad y a precios asequibles”. Porque su página web está repleta de todo -en cuanto a juguetes sexuales se refiere- lo que te puedes imaginar. Aunque muchos de ellos pueden llegar a sorprender enormemente. Un total de 180 juguetes sexuales; partiendo desde los más clásicos -como los vibradores-, pasando por caramelos para el sexo oral y terminando por el famoso Satisfyer -en todas sus versiones-.

Lucas, el juguete más vendido

Aunque parezca lo contrario -debido a la fama que le precede-, el Satisfyer no es el que más triunfa en la página web. “No a todos nos gusta lo mismo, aunque en el caso de las mujeres los vibradores conejitos siguen siendo los más vendidos”, explican desde Platanomelon. Estos estimulan dos de las zonas más sensibles y con más potencial de los genitales femeninos: la zona o punto G y el clítoris. Más concretamente, Lucas -porque sí, en la página web cada juguete tiene nombre propio- es el que más levanta pasiones. El otro bestseller es el anillo vibrador para pene Todo Mío que potencia las erecciones.

Todo mío, a la derecha y Lucas, situado a la izquierda.

Todo mío, a la derecha y Lucas, situado a la izquierda.

Porque aunque la mayoría de las usuarias de Platanomelón son mujeres, también encuentran hombres entre sus compradores. “El contexto social actual influye muchísimo. Aunque aún queda mucho por hacer, cada vez se habla más de sexualidad y se le da protagonismo al placer. Y, en consecuencia hay menos pudor y más libertad a la hora de probar cosas nuevas, como los juguetes eróticos”, apuntan desde la marca. Y esas barreras son las que están intentando romper. Y más a través de su perfil de Instagram, donde cuentan con más de 200 mil seguidores. Una página donde buscan “generar debates y romper con los tabúes y prejuicios vigentes en torno al sexo”.

"Si los apiláramos se alcanzaría 7 veces la Sagrada Familia"

Hasta hace poco para la mujer era impensable buscar el placer más allá del que le proporcionara su pareja. Un 63% de las mujeres de nuestro país busca “un juguete erótico para usar ellas mismas”. Otro 72% busca orgasmos más fuertes e intensos, mientras que un 76% asegura "necesitar la estimulación del clítoris para llegar al orgasmo" y "un 40% son usuarias habituales" de aparatos sexuales. Este estudio, realizado por Platanomelón y elaborado durante tres años, lo explican de forma gráfica y clara: “Si apiláramos todos los juguetes eróticos para clítoris que hemos vendido en 2018 se alcanzaría siete veces la Sagrada Familia de Barcelona".

Un 63% de las mujeres buscan un juguete para usar ellas mismas.

Un 63% de las mujeres buscan un juguete para "usar ellas mismas".

Siguiendo con los hombres, un 62% busca juguetes con el objetivo de encontrar “algo para usar en pareja y darle más placer". Además, "un 38% dice querer probar cosas nuevas y un 43% desea jugar en territorios nuevos". En definitiva, cada vez son más las personas interesadas por conocer su cuerpo y aprender a disfrutar de la sexualidad. Entre ellas, mujeres. “Han sido invisibilizadas durante mucho tiempo, por ello creemos que esa es la explicación de por qué más mujeres que hombres utilizan juguetes sexuales”, apuntan desde la marca. Aunque lo que más atrae, de forma general, es la curiosidad por el producto y el hecho de poder disfrutar de una experiencia totalmente distinta.

Las claves del Satisfyer Pro 2

Y esa originalidad es la que ha traído consigo el Satisfyer Pro 2. El succionador de clítoris está diseñado y desarrollado en Alemania, bajo la marca del mismo nombre. Aun así, en el mercado se pueden encontrar distintos juguetes sexuales con la misma función, pero bajo distintos nombres, como Womanizer. Pero, ¿qué es lo que le hace tan especial? Bueno, es sencillo. El succionador estimula el clítoris sin contacto directo. Es decir, al activarlo se generan intensas ondas de presión que, sin tocarlo, provocan el efecto succión, “como si de un pececito se tratara”. Pero la succión es tal que da la sensación de estimular todo el clítoris (sus 13 cm). “Muchas mujeres afirman que no han sentido nunca nada igual”, explican desde Platanomelón.

Dos succionadores de clítoris, de la marca Satisfyer y Womanizer.

Dos succionadores de clítoris, de la marca Satisfyer y Womanizer.

Además, otra ventaja que proporciona este original producto es que gracias a su sistema se evita la irritación del clítoris, ya que no lo toca directamente. Y esto, hace que sea mucho más agradable seguir estimulándolo. Aunque el Satisfyer Pro 2 Next Generation es el succionador que ha saltado a la fama (por su precio asequible y mejoras funcionales de la versión anterior), hay muchos tipos de succionadores de clítoris y otras marcas más allá de Satisfyer. Algunos ejemplos son el succionadores de lujo como el Luxury High Fashion, el Sona hasta Pulpi, uno de los más económicos del mercado.

Pero, ¿cuál es el público objetivo de este producto? ¿Qué tipos de mujeres se interesan por el succionador de clítoris? A grandes rasgos serán mujeres entre 25 y 35 años. Es decir, aquellas que ya tengan cierta experiencia en el terreno sexual y deseen probar experiencias nuevas. “Todo el mundo puede utilizarlo, pero no lo recomendamos como primer juguete si no hay un conocimiento previo del cuerpo”, apuntan desde la marca. “Por eso recomendamos que los millennials se diviertan descubriendo su sexualidad a solas (sin juguetes ni pareja) para luego poder disfrutarla más”, añaden.

Una ilustración de los juguetes sexuales.

Una ilustración de los juguetes sexuales. Platanomelón

¿Y la fórmula secreta del Satisfyer que ha hecho que cause furor? “Lo que sabemos a ciencia cierta, como marca de juguetes eróticos con experiencia, es que lo que hace atractivo a un juguete erótico, sea cual sea, es que son capaces de regalar sensaciones que con el cuerpo humano son muy difíciles de conseguir o imposibles. Además del efecto sorpresa que provocan los modos de vibración o de succión en este caso”, explican desde Platanomelón.

Porque actualmente, gracias a marcas como Platanomelón, conocer la sexualidad, probar experiencias nuevas y descubrir cada milímetro del cuerpo está al alcance de todos. Los prejuicios, tabúes y suposiciones infundadas se han dejado de lado para abrir las puertas de un mundo nuevo; donde proliferan los succionadores de clítoris, los vibradores y todo aquello donde la imaginación todavía no puede llegar a alcanzar.