Jesús Rodríguez, al que apodan 'Chule', junto a una de las mujeres que residen en la casa que él levantó para personas necesitadas en Málaga.

Jesús Rodríguez, al que apodan 'Chule', junto a una de las mujeres que residen en la casa que él levantó para personas necesitadas en Málaga. Juan Carlos Toro

Reportajes En Málaga

‘Chule’, el actor quinqui de la serie de TVE ‘Malaka’, detenido por secuestro y amenazas: "Sólo medié"

El malagueño Jesús Rodríguez cumplió ocho años de condena por narcotráfico. Ahora, además de intérprete, es activista social.

Noticias relacionadas

De la ficción a la realidad. Y viceversa. Jesús Rodríguez, alias Chule, un activista social malagueño de raza gitana cuya familia controla la barriada La Palmilla, ha sido detenido por secuestro, amenazas y obstrucción a la justicia. Se da la circunstancia de que Chule ha participado como actor en varias series de ficción y largometrajes. La última, la serie que cada semana emite TVE, Malaka, donde interpreta a un delincuente que mantiene una compleja relación con un policía nacional al que interpreta Salva Reina. 

Los hechos por los que Jesús Rodríguez fue detenido ocurrieron el 8 de agosto de 2019. Malaka se estrenó un mes después, el 9 de septiembre. Ese día, según el propio Chule, uno de sus hermanos le recriminó a un vecino de La Palmilla, en Málaga, que condujera de forma temeraria por el barrio. El roce entre ambos fue in crescendo ya que el dueño del vehículo fue interceptado. Finalmente, presentó una denuncia ante la Policía Nacional. 

Tras conocer la denuncia, varios miembros del clan familiar de Los Charros, al que pertenece Jesús Rodríguez, recibieron en casa de Chule al conductor del coche. Según el abogado de Jesús Rodríguez, intentaron convencerle de que retirara la denuncia. “Los ánimos se caldearon y se levantaron la voz, nada más. Una simple discusión, nada de un secuestro”, explica el letrado Roberto Rodríguez. “Si no fuera por Chule, esto no tendría interés mediático”.

EL ESPAÑOL también se puso en contacto con Jesús Rodríguez. “Yo sólo fui a mediar. Nada más. Fue mi hermano quien recriminó su forma de conducir a esa persona. Yo ni estaba en ese momento”, explica por teléfono. “Prefiero que la Justicia hable y callarme yo”, dice antes de colgar.

Las versiones sobre lo que ocurrió en la casa de Chule son contradictorias. Mientras los detenidos reiteraron a los investigadores que únicamente pidieron al hombre zanjar el conflicto de forma amistosa para evitar verse en los juzgados, el denunciante explicó que sintió miedo y que se vio amenazado. 

Los actores Salva Reina y Jesús Rodríguez en la serie 'Malaka', que TVE estrenó a principios de septiembre.

Los actores Salva Reina y Jesús Rodríguez en la serie 'Malaka', que TVE estrenó a principios de septiembre. TVE

Jesús Rodríguez ya ha declarado ante el juez. Explicó que él y sus familiares trataron de solucionar la disputa de forma amistosa y sin esperar al desarrollo judicial. El juez decidió dejarlo en libertad con cargos. “De un roce a un secuestro dista mucho”, insiste su abogado. “Estamos muy tranquilos en que esto quedará en nada”.

Chule es gitano, expresidiario y miembro del clan de Los Charros, una de las dos grandes familias de La Palmilla, enemistada con Los Romualdo por el control del tráfico de drogas en el barrio. Pero él y algunos de sus hermanos son versos sueltos. El exconvicto ahora metido a actor pasó ocho años en prisión por narcotráfico. Al salir, decidió ayudar a los más necesitados.

En 2005, Chule ocupó una finca deshabitada a las afueras de su barrio y la convirtió en 'La Casa de la Buena Vida', donde tienen techo y comida prostitutas, toxicómanos, alcohólicos y personas sin hogar que buscan salir de sus problemas y recomenzar en la vida. 

Jesús Rodríguez, además de en la serie Malaka, recientemente ha interpretado un papel en la película 50 kilos de nosotros, donde un robo de cincuenta kilos de droga acaba con el asesinato de un miembro de un clan gitano.

[Más información: 'La ciudad de los 'juguetes rotos' en el corazón de la Costa del Sol']