Lucho, Viti y Calvo, los tres futbolistas del Arandina detenidos.

Lucho, Viti y Calvo, los tres futbolistas del Arandina detenidos.

Reportajes

El informe forense del caso Arandina: los tres futbolistas abusaron de la niña de 15 años

La menor ha pedido que el documento figure en las diligencias; Viti, Lucho y Calvo, en prisión provisional.

Las últimas jornadas en Aranda de Duero se han desarrollado bajo un ritmo vertiginoso. Viti (22 años), Lucho (24 años) y Calvo (19 años), los tres futbolistas del Arandina implicados en un caso de unos supuestos abusos sexuales sobre una niña de 15 años, declararon este miércoles en el juzgado y, después, acabaron en prisión provisional, comunicada y sin fianza. El principal fundamento en el que se basa la decisión del juez es la edad de la chica

De acuerdo a este informe -la chica ha pedido que se unan a las diligencias abiertas- la menor de 15 años podría haber sido forzada a mantener relaciones sexuales con alguno de los denunciantes. 

Los hechos ocurrieron hace diez días en el piso que comparten los tres futbolistas de la Arandina, pagado por el propio club de fútbol. Víctor Rodríguez Ramos, Carlos Cuadrado Santos y Raúl Calvo Hernández se incorporaron a principios de esta temporada al equipo y desde entonces residen en un inmueble de la calle San Francisco, en Aranda de Duero.

Viti, Raúl y Lucho, futbolistas detenidos.

Viti, Raúl y Lucho, futbolistas detenidos.

Hasta donde se ha podido saber de la investigación, uno de los tres futbolistas invitó a la chica de 15 años al piso, presumiblemente para mantener relaciones sexuales.

De acuerdo a la denuncia presentada, la menor se encontró en una situación incómoda dentro del inmueble al verse rodeada de Viti, Lucho y Calvo. El atestado policial, según apunta Cadena SER, apunta que los tres futbolistas habrían agarrado las manos y le habrían impedido ir al baño cuando ella lo pedía.

La menor, que desde hace tiempo acude semanalmente a Madrid para recibir tratamiento psicológico, relevó esta información a sus padres pasados unos días. La madre, asesorada por la Fundación ANAR, presentó una denuncia en una comisaría madrileña. 

Los futbolistas del Arandina, en el registro de la calle San Francisco.

Los futbolistas del Arandina, en el registro de la calle San Francisco. Paco Santamaría EFE

Inmediatamente se ordenó la detención de los tres futbolistas. Viti y Lucho se encontraban en la misma vivienda en la que supuestamente tuvieron lugar los hechos. El tercero, Calvo, fue alertado cuando se encontraba en Valladolid y se presentó por iniciativa propia en una comisaría de Aranda de Duero.

Este martes, la Policía registró la vivienda de los tres jugadores del Arandina para encontrar información relacionada con el caso. El dispositivo se desplegó a las 13.00 y concluyó a las 17.30.

La relevancia del informe forense

Este miércoles, Viti, Lucho y Calvo fueron conducidos desde la comisaría en la que permanecían arrestados al Juzgado de Instrucción número 1 de Aranda de Duero, donde presentaron su versión de los hechos.

El juez debía tomar la decisión de dictaminar libertad o prisión para los futbolistas y en qué condiciones. Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León hizo público el dictamen: prisión provisional, comunicada y sin fianza.

El juez tomó la decisión, fundamentalmente, para proteger a la denunciante. Y lo hizo basándose en el contenido del artículo 183 del Código Penal, en el que se establece que toda relación sexual con un menor de 16 años puede ser considerado abuso, con la pena de prisión de dos a seis años.

En este caso, existe una excepción: que la menor consintiera las relaciones y que la otra persona implicada (otras, en este caso) sean "próximas al menor por edad y grado de desarrollo o madurez". El juez tendrá que dirimir este extremo.

En cualquier caso, la chica de 15 años denuncia que se sometió a las peticiones de los tres futbolistas "para evitar males mayores", y que no estaba dispuesta a mantener aquel encuentro sexual.

A todo esto se suma el informe del forense presentado por la acusación; es decir, por la propia menor. En él, se abren las puertas a que existieran los abusos denunciados, que los tres futbolistas la forzasen sexualmente.

Efectivos de la Policía Nacional a las puertas de los juzgados de Aranda de Duero donde declararon los tres jugadores del Arandina.

Efectivos de la Policía Nacional a las puertas de los juzgados de Aranda de Duero donde declararon los tres jugadores del Arandina. Paco Santamaría EFE